“La Coalición” del centro en Ibagué

A los que ven el mundo en blanco y negro, les queda muy, muy difícil aceptar que existen otros colores, incluso, otros matices de ésos mismos colores. O…. se es Judío, o se es Musulmán, o se es Liberal o, se es Conservador, o se rico, o se es pobre, o se es guerrillo o, se es paraco, o se es bruto, o se es inteligente, o se es de Izquierda, o se es de Derecha, mejor dicho, no pueden existir, sino los extremos.
PUBLICIDAD

Pues bien, tal parece que, según los últimos sondeos y, en lo que coinciden todas, absolutamente todas las compañías encuestadoras, es que a los colombianos, lo que más les gusta es el CENTRO, así con mayúsculas. Mejor dicho, que no se sienten identificados con ninguno de los extremos de la política.  No les gusta ni el radicalismo, ni el odio, ni el fundamentalismo (exigencia intransigente, de sometimiento a una doctrina o práctica establecida, según la RAE). Qué vaina !!!  y, todavía hay gente que dice que no se puede ser de centro.  Pues bien, ése concepto del centro no es nuevo, se viene trabajando desde hace mucho tiempo y, a diversos niveles,  incluso geopolíticos. Algunos estudiosos del tema, han desarrollado teorías sobre el “Policentrismo”, o sea sobre el sistema en el que las decisiones se toman de manera conjunta, sobre todo, en el manejo territorial de varias ciudades, sin que alguna de ellas, se sobreponga a las otras. Éste modelo político, social  y económico, ha sido  promovido por la Unión Europea, ofreciendo excelentes resultados a grupos cercanos de ciudades, incluso de diferentes países. Éste es un claro ejemplo de “gobernanza policéntrica”.

En Colombia, los intentos por ocupar el verdadero “centro”, han sido más de oportunismo político que, de un sincero interés en la búsqueda de soluciones a la problemática nacional. Muchos grupos políticos han querido ocupar ése segmento ideológico que, consensualmente debe llegar a acuerdos sobre el manejo del Estado. Lo que sucede es que, como no han tenido inicialmente una auténtica confluencia de carácter centrista, tampoco pueden desarrollar acciones que identifiquen el interés general de los colombianos y, terminan siendo intérpretes de la inclinación muy personal de unos pocos. Como diría el politólogo César Caballero, en reciente entrevista a un  periódico bogotano:  “el país no está polarizado, lo que está es fracturado” y, ésa fragmentación se dá  es, porque existen unas élites a las que les interesa, mantener el país así, lesionado.

Dada la coyuntura anterior y, conscientes de la urgente necesidad de un cambio que, consolide la Democracia en nuestro país, se reunieron básicamente: el Senador Jorge Enrique Robledo, el ex Vicepresidente Humberto de la Calle, el ex Congresista Juan Manuel Galán, el ex Ministro Juan Fernando Cristo y el ex Gobernador Sergio Fajardo y, constituyeron el proyecto político “COALICIÓN DE LA ESPERANZA”, grupo dirigente que unido esencialmente,  bajo las banderas de la lucha anti-corrupción, el anti-clientelismo, el apoyo a lo nacional, el fomento de la educación de calidad y cualidad y el empoderamiento de la juventud colombiana,  acogió a  diferentes vertientes políticas del “abanico” ideológico en nuestro país. Posteriormente, líderes políticos como Berenice Bedoya de la Alianza Social Independiente ASI y John Arley Murillo de Colombia Renaciente, adhirieron a la COALICION, siendo en su configuración,  un claro ejemplo del verdadero CENTRO político en Colombia.

La dirigencia de la COALICION DE LA ESPERANZA, visitará al Tolima,  el próximo Jueves 14 de Octubre y, sostendrá importantes reuniones con la ciudadanía de nuestro Departamento. BIENVENIDOS !!!

HUGO PATARROYO MURILLO

Comentarios