El decrecimiento sostenible, a propósito de la ministra de Minas

La ministra de Minas puso a muchos en Colombia a preguntarse qué es el decrecimiento sostenible, por supuesto que en un país en donde el paradigma vigente asume el crecimiento económico como el camino al desarrollo y al progreso la propuesta de que los países desarrollados deben decrecer sosteniblemente para superar los problemas climáticos que vive el planeta no fue bien recibida. 
PUBLICIDAD

Los orígenes de la preocupación del decrecimiento se dan en los límites del crecimiento propuesto por Robert Malthus, revalidado en los años 70 por el informe del club de Roma y las simulaciones del Instituto de Tecnología de Massachusetts. La conclusión del informe de 1972 fue la siguiente: si el actual incremento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y la explotación de los recursos naturales se mantiene sin variación, alcanzará los límites absolutos de crecimiento en la tierra durante los próximos cien años. Sin embargo, los reportes sucesivos se fueron alejando de la preocupación inicial sobre los límites materiales al crecimiento y adoptando una posición más cercana a un crecimiento sostenible, misma que se concreta en el enfoque de desarrollo sostenible y en la agenda 2030 ODS.

La tesis de Sege Latouche fue propuesta en la primera década de este siglo, se trata de un proyecto eminentemente político que critica el imperativo del crecimiento económico, el mundo académico es consciente que muchas de las propuestas allí planteadas necesitan ser discutidas más profundamente. El decrecimiento sostenible desde la economía ecológica se centra en los límites biofísicos del planeta y las restricciones resultantes de la disminución de recursos y la eliminación de desperdicios y plantea un alejamiento del paradigma del crecimiento económico adoptando una visión de decrecimiento sostenible, entendido como una transición democrática y equitativa hacia una economía con menor producción y consumo. El contexto intelectual de la corriente francesa del decrecimiento es fuertemente influenciado por el Marxismo una vez que hay una politización de las cuestiones económicas.

Los cambios propuestos por Latouche son: revaluar los valores en la sociedad, reconceptualizar conceptos como pobreza y riqueza o escasez y abundancia, reestructurar el aparato de producción y las relaciones sociales en función del cambio de valores, redistribuir las riquezas y el acceso al patrimonio natural entre Norte y Sur y dentro de cada sociedad, relocalizar la producción de bienes esenciales, reducir producción y consumo para disminuir su impacto en la biosfera, reutilizar y reciclar, reduciendo el despilfarro y combatiendo la obsolescencia programada.

Las propuestas para lograr un decrecimiento sostenible pueden resumirse en: la necesidad de establecer límites a las emisiones globales de CO2 y reducir los gastos energéticos; la reducción del número de horas trabajadas; encontrar nuevas formas de manejo comunitario y estatal de la propiedad privada; bajo un enfoque local. 

La propuesta de detener el crecimiento de los países más ricos y desarrollados, pero de seguir estimulando el crecimiento de los países más pobres o menos desarrollados es una salida que no ha tenido eco, fundamentalmente porque en los países desarrollados existen poblaciones que no han logrado superar los problemas de pobreza y desempleo. 

JAIME EDUARDO REYES

Comentarios