Ibagué “área metropolitana” o “ciudad región”

Para muchos, la cobertura espacial que ha ido alcanzando y el número de personas que actualmente la ocupan, resultan suficientes para darle a esta musical Ibagué, el calificativo de ciudad eje de una región urbana, así su nivel de desenvolvimiento no sea el mejor y el total de sus pobladores no cuente con los servicios necesarios de toda comunidad normal.
PUBLICIDAD

Y es que pese al discurso de la actual administración, continuamos evidenciando un notable atraso frente al desarrollo alcanzado por otras urbes administradas con mayor eficiencia de cara a los tiempos que discurren: bástanos mirar a guisa de ejemplo a Medellín, eficazmente dotada de infraestructura y movilidad en procura de una salida autónoma al mar para su industria; Bucaramanga con excelentes servicios públicos, cuidando con primor su espacio público e incorporando sus comunidades próximas en un área metropolitana; Barranquilla convertida en el eje económico de la costa atlántica, y las varias ciudades del eje cafetero invitando al Tolima a su integrado accionar con miras a su consolidación como el máximo polo de atracción turística del centro del país.

Entre tanto nuestras autoridades municipales, apenas si expiden un tímido POT o Plan de Ordenamiento Territorial, harto menguado en posibilidades para obtener la transformación que la ciudad demanda y ansía, pues solo mira unas modestas y pocas alternativas de cambio, con las cuales Ibagué jamás podrá llegar a consolidarse como ciudad importante y menos como la rectora política y económica de la extensa área geográfica de la cual debería ser eje.

Una superlativa falta de imaginación creativa y acción decidida, para concebirnos bajo esquemas como los de “Área Metropolitana” o “Ciudad Región”, en una conurbación  que si bien no está legalmente constituida si es reconocida por Planeación Nacional, en la que se adviertan y aprovechen las ventajas tanto comparativas como competitivas que al efecto presentamos: una región urbana que engloba una ciudad principal que es punto céntrico de la geografía del país, con comunicación terrestre, identidad cultural e influencia real o sea, núcleo real de la zona o red urbana que conforman Alvarado, Cajamarca, Venadillo, Piedras, Coello e incluso otros como Gualanday, Chicoral, Flandes, Espinal, Melgar, Guamo, Rovira, Mariquita y Honda, todos pertenecientes al Tolima y zonas económicamente productivas, dotadas de un potencial agropecuario, minero, energético y turístico, ineficientemente explotado.

A la cual le bastaría complementar la infraestructura ya existente o la que se encuentra en construcción, con algunas otras obras o acciones de mejoramiento y las necesarias para lograr su racional explotación, tales como la recuperación de la antigua línea férrea a la costa Atlántica, buscando con esta última, nuestra propia salida al mar por el Magdalena medio, en procura de una futura conversión en “Ciudad Región Global”.

¿Que se estará esperando para hacerlo?

MANUEL JOSÉ ÁLVAREZ DIDYME- DÔME

Comentarios