Prohibición de empaques desechables en escenarios públicos, una medida que se debería extender

Desde el 2022, por medio del Acuerdo 0013, en Ibagué se prohibió el empleo de icopor, así como pitillos, vasos, cubiertos y mezcladores plásticos de un solo uso, en la venta de comidas y bebidas dentro de los escenarios deportivos, las instalaciones públicas del municipio, los institutos descentralizados y las instituciones educativas oficiales. Estos empaques deben ser reemplazados por otros que sean biodegradables, reutilizables o elaborados con plásticos reciclados.

La Alcaldía recordó esta disposición ahora que comienza el Festival Folclórico Colombiano y se celebrarán actividades como los días del tamal, la lechona, la achira y la chicha, en los que se espera que miles de ibaguereños y turistas asistan a escenarios como el Panóptico, el parque Murillo Toro, el Parque Deportivo y la plaza de ferias, donde consumirán grandes cantidades de estos productos. La secretaria de Ambiente y Gestión del Riesgo, Jéssica Salcedo, informó que la prohibición rige para los vendedores y empresarios que participarán en las festividades del folclor. 

La iniciativa busca reducir la contaminación en eventos masivos como competencias deportivas, conciertos y otros espectáculos públicos; en los colegios oficiales y entidades municipales. Es decir, que este acuerdo rige todo el año, no solo durante el Festival Folclórico.

Valdría la pena conocer si la disposición se está aplicando con todo su rigor y qué entidad vigila su cumplimiento. Así mismo, sería pertinente extender esta medida a todos los expendios de comidas, pues gran parte de las basuras que se acumulan en las vías públicas corresponden a los empaques de icopor y otros desechables de un solo uso que se emplean en los restaurantes y que no solo son contaminantes, sino que también atraen roedores y cucarachas, plagas que pueden transmitir enfermedades a los humanos.

La Alcaldía informó que está trabajando de forma articulada con los comerciantes en la aplicación de esta regulación. Sin embargo, es recomendable que, adicionalmente, se ubiquen contenedores de basura, en especial en la carrera Quinta; que Interaseo incremente la frecuencia de la recolección de desechos en estos lugares y que los ciudadanos también hagan su parte y no arrojen desperdicios a su paso. Recordemos que todos los años esta vía queda convertida en un muladar después de los desfiles, y en las noches es usada como una cantina al aire libren donde se expende toda clase de licores. Ojalá este año sea diferente.

 

El Nuevo Dia

Comentarios