Elecciones 2022

ss

Colombianos se sienten engañados con las propagandas de gatos: no son como los pintan

Crédito: Archivo / El Nuevo Día.
Una encuesta realizada por la consultora Raddar, demostró que 9 de cada 10 colombianos consideran que los gatos que aparecen en publicidad de productos felinos, no representan a los gatos reales.
PUBLICIDAD

Para nadie es un secreto que los gatos son los reyes de las redes sociales. Una escucha digital, arrojó que en el último año en Colombia se generaron más de 4.5 millones de interacciones hablando sobre gatos, siendo más del 50% de los comentarios una exaltación a esta especie.

De acuerdo con Juan Diego Becerra, CEO de la consultora Raddar, el estudio partió de entender que hay una relación fuerte de los colombianos con los gatos. Cada vez es más frecuente que en los hogares haya meninos, sin embargo, los que tienen estas mascotas no ven reflejados sus gatos en los que aparecen en la publicidad.  Según la encuesta, 9 de cada 10 colombianos cree que los gatos en los empaques son modificados digitalmente; 8 de 10 no ha visto publicidad de gatos negros, criollos o con defectos físicos en empaques y la gran mayoría preferirían que la publicidad tuviera gatos como los que ellos tienen en casa. “Lo que pudimos demostrar es que hay una desconexión de los gatos como los perciben sus dueños, a como los muestra la publicidad”.

Aunque está claro que los nativos digitales aman los gatos, hay algo que pulula en el ecosistema digital que no parecieran estar viendo aún las marcas que venden productos para ellos: las personas quieren ver gatos reales, no gatos intervenidos digitalmente o asumiendo poses de porcelana.

“Hay diferencias entre el concepto comercial de un gato y el concepto real de un gato, empezando porque vemos en la publicidad a gatos de raza con un linaje muy marcado, pero realmente son los gatos criollos los que están predominando en nuestras casas. Además hay una desconexión pues en la publicidad no vemos su particular comportamiento, esto crea un imaginario muy distinto al real” explica Wilson Quevedo, médico veterinario del Centro de Salud de Animales de Chapinero Alto en Bogotá.

Según Alejandra Conto, activista de los derechos de los animales y amante de los mininos,la falta de presencia de gatos criollos o comunes no sólo es un tema estético.  “La representación es importante incluso para los animales, tener mayor inclusión gatuna podría ayudar a aumentar la adopción y tenencia responsable de muchos gatos vulnerables”.

 

La encuesta en cifras

La encuesta que realizó la consultora de marketing Raddar incluyó a personas en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla mayores de 18 años que viven en estratos 2 al 6, con una mayor participación de la clase media (72%), arrojando información muy concluyente.

De los entrevistados, el 87% cree que en la publicidad de productos para gatos intervienen las fotos para que se vean perfectos. El 79% dice no haber visto en publicidad de productos para gatos, gatos negros, con defectos físicos o criollos. De estos, el 36% cree que esto se debe a que trasladamos el racismo al reino animal, el 25% dice que se debe a que los gatos de raza son más fotogénicos, mientras que el 56% piensa que, si las marcas usaran gatos comunes en sus empaques, no venderían igual.

Curiosamente, en el mismo ejercicio se le pidió elegir a los participantes entre fotos de gatos comunes y fotos de gatos intervenidas digitalmente, a lo que el 89% escogió los gatos reales. La cifra más contundente se dio cuando el 99% manifestó que preferiría que en los empaques y en la publicidad de productos para felinos, se usaran gatos comunes.

Finalmente, cuando se les preguntó qué es un gato real, la mayoría manifestó que es “como el que tengo en mi casa”.

Sumnistrado / Redacción web.

Comentarios