Óscar Barreto reapareció progresista y confirmó distanciamiento con Hurtado

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍAEl exgobernador y senador electo Óscar Barreto aseguró que le gustaría llegar a la Comisión Cuarta, en la que se discuten los temas de presupuesto y control fiscal.
Contenido Exclusivo
En su primera declaración a medios en mucho tiempo, el exgobernador y senador electo mostró un trato benévolo con el candidato Gustavo Petro, dijo ser partidario de reformas estructurales y confirmó la fractura con el alcalde Andrés Hurtado.
PUBLICIDAD

Tras varios años apartado de la discusión en medios sobre la vida política local y nacional, el exgobernador y senador electo Óscar Barreto, del partido Conservador, reapareció ayer en un evento con una mirada más progresista del país y el reconocimiento público de que no le interesa hablar con su antiguo pupilo, el alcalde suspendido Andrés Hurtado.

En su campaña al Senado, el exmandatario conservador fue renuente a hablar en medios sobre disputas electorales, pero en la plaza pública alertó el riesgo que, a su modo de ver, representaba para la democracia colombiana el candidato presidencial Gustavo Petro y la inestabilidad que en diferentes ámbitos podría generar si llegaba a la Casa de Nariño.

Por cosas de la política, Barreto Quiroga suavizó su discurso frente al candidato y adoptó una perspectiva más progresista de los cambios que requiere Colombia. Según afirmó, la oleada de movilizaciones que vivió el país tras un frustrado proyecto de reforma tributaria de Iván Duque exigen a la clase política a tomar medidas que acorten las brechas sociales.

A diferencia de copartidarios azules que siguen la narrativa de amenaza nacional encarnada en Petro, el exgobernador Barreto dijo que le gustan todos los candidatos -sin ninguna clase de excepción-, porque hacen parte del juego de la democracia, y sostuvo que acompañará las acciones que reduzcan desigualdades, independientemente de quién las lidere.

Al ser consultado sobre el temor del sector empresarial frente a la propuesta de Petro, dijo: 

“Creo que hay que dejar el pánico a un lado y más bien ser demócrata, trabajar, luchar y ser respetuoso de las ideas de absolutamente todos. Aquí todos los candidatos han dicho cosas interesantes y unos han dicho unas verdades que no se pueden ocultar y hay que asumirlo”.

Barreto, quien hace parte de la campaña de Federico Gutiérrez a la Presidencia, dijo que prefiere no especular sobre la posibilidad de debilitamiento de la democracia colombiana si Petro gana las elecciones y remarcó que su talante es de respeto, evitando los agravios como forma de practicar la política.

“No tengo ningún problema en sentarme con el que sea. Hablamos, conversamos, explicamos, pero yo no voy a comportarme en el Senado como si fuera una pelea de gallos. El país está mamado de ese tipo de situaciones en el Congreso”, dijo sobre la posibilidad de dialogar con Petro o con el senador electo Ariel Ávila, quien ha sido un duro crítico suyo.

Partidario de reformas

Para el exgobernador, la tarea más apremiante del Congreso entrante será sacar adelante una reforma tributaria progresiva, es decir, que quienes más ingresos y patrimonio tengan sean los que paguen las tarifas más altas, incluyendo al sector financiero.

“Este país requiere una reforma tributaria para que paguen unos riquitos que no pagan. El sistema bancario, por ejemplo, tiene exenciones tributarias y se les ha protegido. Eso hay que modificarlo”, afirmó Barreto, quien además sostuvo que se debe ajustar una mayor carga tributaria a sectores como el de las bebidas azucaradas. “La reforma tributaria hay que hacerla para poner a pagar a los que no han pagado”, agregó. 

Barreto también se mostró crítico del sistema pensional y de la destinación que hacen los fondos a los recursos de los cotizantes.

“No podemos retroalimentar el capitalismo salvaje porque sí, para simplemente apoyar a unos sectores económicos. Eso no puede seguir siendo.

Toca trabajar un poco más en una inclusión y oportunidades de manera transversal. La mayoría de los colombianos no tienen pensiones, esos debates hay que darlos. Me importa un comino si eso lo dice la derecha, la izquierda. El debate es la oportunidad para los colombianos, venga de donde venga la propuesta o el comentario”, comentó. 

Claro distanciamiento con Hurtado

Sin entrar en detalles, Barreto también habló del alcalde Hurtado, su antiguo pupilo. En lo que podría ser interpretado como la confirmación de un distanciamiento, el exmandatario señaló algunos retrasos de la ciudad. 

“Yo no me voy a poner a calificar a nadie para bien o mal, pero que a Ibagué le faltan muchas cosas, por supuesto. La malla vial está llena de huecos por todos lados, el Plan Maestro de Alcantarillado, que vale más de un billón de pesos, no ha avanzado. Esos temas tenemos que trabajarlos. Ibagué es trabajable para que se constituya en ciudades inteligentes del país, pero poco se ha avanzado en ese sentido”, indicó. 

Por otro lado, afirmó que es respetuoso de la decisión que tomó la Procuraduría General de la Nación de suspenderlo por su presunta participación en política y reconoció que no tiene interés de hablar con Hurtado. 

“Hace mucho tiempo (no hablamos) y no me interesa generar ese tipo de diálogos. Cada uno asume su responsabilidad, cada uno va avanzando, cada uno trabaja. Cada uno en su estaca”, sentenció. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

Redacción Política / EL NUEVO DÍA

Comentarios