“El agua dulce de Ibagué está en riesgo”, diputado Renzo García: a propósito de celebración alusiva

Crédito: Archivo / el nuevo díaDurante los últimos meses, el precandidato ha dejado entrever su malestar frente a la expedición de los planes parciales.
A propósito del Día Mundial del Agua, el diputado Renzo García, hoy precandidato a la alcaldía de Ibagué, compartió algunas precisiones sobre su incidencia en el municipio, al margen de la urgencia de generar debates sobre la proyección a futuro del servicio de agua potable.
PUBLICIDAD

Hace 31 años el Día Mundial del Agua se instauró a raíz de una resolución emitida por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en donde establecía la fecha del 22 de marzo como un día para fomentar la conciencia y motivar acciones para abordar la crisis mundial del agua y el saneamiento. Desde entonces, la fecha se viene conmemorando año a año. 

Entretanto, para algunos es imprescindible que la discusión del agua se lleve a cabo en Ibagué y el Tolima, máxime si se considera el estado actual de los principales acuíferos que abastecen a las poblaciones, además de las múltiples intermitencias con el servicio tanto en la capital como en los municipios de la región, hecho que ‘tocó’ fibras sensibles entre los ibaguereños durante el 2022. 

Así las cosas, en diálogo con EL NUEVO DÍA, el diputado y ambientalista Renzo García, acotó varias precisiones sobre el tema, ahondando en su impedancia política, además de ser crítico frente a las acciones de las diferentes gobernanzas que han pasado por el Tolima. 

 

Educar sobre el agua

Para el precandidato a la alcaldía de Ibagué por la Alianza Verde, este es un día relevante en términos planetarios porque “nos permite seguir profundizando en el tema de la conciencia ambiental. Incluso en comenzar a cambiar el paradigma y reeducarnos como sociedad civil”.

“Cuando estábamos en la escuela, nos ponían a dibujar una montaña donde los profesores de ciencias naturales nos señalaban los pisos térmicos y nos hablaban que en la parte final de las mismas estaban las ‘nieves perpetuas’. Están desapareciendo los glaciares, se estima que el Nevado Santa Isabel al año 2030 estaría perdiendo por completo su cobertura glaciar. Al 2040 el Nevado del Tolima también podría perder su área nevada y años más adelante el Nevado del Ruiz”, consideró García.

Lo anterior, lo hila con el hecho de que varias disponibilidades hídricas quedarían ‘en veremos’ ante una emergencia ambiental en el sistema de nevados de la región, “se perdería disponibilidad hidrica en las cuencas de los ríos Combeima, Coello y Totare en el caso del Nevado del Tolima”.

“Si a eso le sumamos la mala práctica ambiental de muchas comunidades rurales en las montañas, en los bosques de niebla y páramos, además que sobre el acuífero de Ibagué permitimos actividades petroleras, pues vamos a poner en riego el agua dulce de nuestros hijos y nietos, además de la posible expansión urbana”, precisó el asambleísta.

Y precisó: “La expansión urbana se podría abastecer del acuífero, pero implica un mayor compromiso por parte de Cortolima en términos de balances hídricos, extracción y garantizar la sostenibilidad del mismo”. 

 

El ‘dilema’ de planear un municipio

Para el diputado García, aunado a la falta de planificación del territorio, “en las secretarías de planeación que están autorizando planes parciales y esta ciudad llegará a un colapso porque el agua no va a alcanzar para todos”, lo que en su radiografía se traduce como una ‘bomba de tiempo’. 

“Si se comienzan a sumar la cantidad de planes parciales que se han autorizado desde el 2014 hasta la fecha, estamos hablando de 16 planes parciales que están significando 134 mil nuevas viviendas, que si se multiplican por la composición de los grupos familiares en promedio, se habla de 538 mil personas que implican una ‘nueva Ibagué’”, agregó.

En ese sentido, para el precandidato no se garantizan los servicios públicos que están obligatoriamente condicionados por la ley en el artículo 12 de la ley 388 de 1997 frente a la disponibilidad hídrica a la hora de ejecutar los planes parciales. 

“La politiquería en este país hizo que nuestros derechos se volvieran mercancías y, como tal, no se están garantizando. Nos toca incorporar en el ejercicio de la política el componente filosófico y ético, en donde la política sólo tiene sentido si se hace en la lógica de construir el bienestar general y ayudar a los más desfavorecidos. Ese es el papel del Estado”, añadió.

Y apostilló: “Esto debe cambiar desde su raíz y solamente se puede transformar con un poder ciudadano, popular y de la gente que se puede fortalecer educativamente y enarbolando valores comunitarios, que permitan la dignidad de los ciudadanos y hacer cumplir los derechos de la ciudadanía”.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

 

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios