¿Está su casa libre de bacterias?

Para cuidar y proteger a la familia es importante mantener la casa limpia. Un hogar impecable es pilar para que microorganismos no se alojen y puedan perjudicar la salud de quienes allí habitan. Siga las recomendaciones.

Seguramente ha sentido esa sensación de frescura y limpieza luego de una extenuante jornada de aseo; o al llegar a casa y encuentra todo en perfecto orden. Pero, ¿se ha puesto a pensar si cada espacio de su casa está completamente libre de gérmenes, microbios y bacterias? Estos organismos siempre terminan haciendo de las suyas y se instalan en lugares que usted no imagina, como artículos para el hogar y algunos rincones.

Un estudio de la Universidad de Arizona en Estados Unidos, identificó de la mano de expertos esos espacios donde usted debe tener más precaución pues son lugares donde se instalan dichos microorganismos, como la bacteria E.coli y el estafilococo dorado.

Los expertos recomiendan hacer énfasis en las esponjas con las que lava la loza o paños de limpieza, principalmente por su alto grado de humedad constante. También el inodoro. Pero para su sorpresa en este lugar no se anidan en la taza ni alrededores, sino en la manija con la que se suelta el agua. Recuerde también lavar delicadamente la tabla donde se cortan alimentos, desinfectar el lavaplatos, los pisos de la cocina así como los de la casa y los artículos electrónicos como control remoto, juguetes, entre otros.

Todo esto indica que es la cocina donde más se acumulan bacterias, contrario a lo que se pensaba que era en el baño.

Le indicamos con qué lugares se debe tener mayor precaución y qué rutinas se deben seguir para prevenir la acumulación de ellas y a su vez algunas enfermedades. Siga los tips para que no ponga en riesgo su salud y la de los demás.

 

La voz del experto

Charles Gerba, profesor e investigador del departamento de suelos, agua y medio ambiente. Universidad de Arizona.

 “Los gérmenes nos siguen todo el día y por todas partes. Son unos oportunistas. Para sorpresa de muchos, en nuestros estudios encontramos que es la cocina y no el baño, como muchos piensan, el lugar más cargado de bacterias en el hogar”. El experto indicó de cuáles lugares se trata y cómo prevenir el desarrollo de los microorganismos.

Esponjas y trapos de limpieza

 “Las esponjas y los pañitos de limpiar son los artículos del hogar que ocupan el primero y segundo lugar con más contaminación de gérmenes en el hogar”, especifica el experto. “En estos artículos de uso diario encontramos las bacterias salmonela y E. Cole que son causantes de las diarreas y otros problemas intestinales”.

La humedad y los deshechos de comida que quedan en estos lugares crean un perfecto ambiente de supervivencia y reproducción de las bacterias.

La recomendación es desinfectarlos constantemente, lavarlos cada que se usen con agua y jabón y al final de la jornada con límpido y una buena fregada. Luego déjelos secar al aire libre.

Ojo con el inodoro

 Uno de los lugares preferidos de las bacterias para crear sus nidos. Pero atención a este dato: no es la taza ni sus alrededores donde más frecuenten, sino la manija para soltar el agua.

La recomendación es limpiarla constantemente, lavarse las manos antes y después de usas el sanitario y desinfectar con productos recomendados para esta zona.

Sí, la tabla de alimentos también

 Cuando corta productos como carne, pollo, verduras, entre otros, puede que se hagan ranuras en ella. Este éste es un refugio perfecto para los microbios. Según el estudio allí se encontraron 200 veces más bacterias que ni en el inodoro. Desinfecte la tabla antes y después de usarla. Refriegue muy bien con jabón y una esponja áspera.

También hay que pensar en el lavaplatos

Allí caen todas las sobras. Es un lugar plagado de bacterias. Según Gerba puede estar 200 mil veces más sucio que un inodoro. Limpie los alrededores, la llave y el grifo luego de cada jornada de cocina.

Pisos de la cocina

Al llegar de la calle y entrar a este lugar, la comida que cae en él, así como la grasa y otros elementos. El piso de la cocina es un lugar muy contaminado y hay que desinfectarlo luego de cada uso, es decir: luego del desayuno, almuerzo y al finalizar el día. No solo brillará y se verá como nuevo, sino que también, podrá disfrutar sus jornadas con total tranquilidad.

Limpie sus zapatos

Al hablar de zapatos no solamente se habla de la suela. Allí se pueden reunir hasta 421 mil bacterias E.coli, debido a su contacto constante con restos de materia fecal. Hay que limpiarlos con frecuencia, no subir los pies con ellos a los muebles, mucho menos a la cama. Trate de llegar a la casa, ponerlos en su lugar y calzarse con algunos especiales para estar dentro de ellas.

Artículos electrónicos

Bien se ha sabido que los celulares son uno de los productos con más bacterias, especialmente en zonas como las pantallas. Si el equipo es prestado, seguramente pasará de persona a persona. Así mismo los juguetes de los niños, el control remoto, entre otros. Hay que limpiarlos con constancia.

 

La voz del experto

María Eugenia Ramírez, microbióloga

Según la profesional, para que una persona enferme a causa de gérmenes deben entrar en una cantidad suficiente. Este tipo de microorganismos pueden almacenarse en escuelas, guarderías, en cualquier lugar que tal vez usted no creería, sí, incluso en su casa y los lugares que más frecuenta. “Generalmente ingresan por la boca, la nariz y algunos casos por los ojos. Por eso los padres insisten tanto en que hay que lavarse las manos antes de comer, no pasárselas por los ojos con ellas sucias, al llegar de las calle lavarlas con abundante agua y jabón, etc. Las enfermedades más comunes son las gripas y resfriados, producto de haber aspirado por la nariz los más comunes”.

La experta señala a la salmonella como una de ellas. Estas se pueden presentar en frutas, verduras, huevos crudos, aves, carnes crudas, entre otros. Pueden producir diarrea, vómito y fiebre. También está la Escherichia coli o E.coli, presente en carne cruda o mal cocida, verduras mal lavadas y/o aguas contaminadas. El cólera puede estar en pescado crudo, frutas, verduras, mariscos crudos y agua contaminada. Puede producir vómito, fiebre, diarrea, entre otros síntomas.

 

Tips para no poner en riesgo la salud:

Charles Gerba, microbiólogo

1 Limpiar y desinfectar todo tipo de espacios en la casa. Como por ejemplo colchones, sábanas y cobijas.

2 Lavar sábanas, fundas de almohadas y cojines. En lo posible con agua caliente. Preferiblemente con jabón o champú especial para estas telas.

3 Friegue sus muebles con paños húmedos y desinfectante. Seque al sol.

4 Cambie constantemente las bolsas de las canecas de basura. Lávelas bien con agua, límpido y jabón antes de volver a usar.

5 Lave cada espacio del baño. Refriegue duchas, lavamanos, tocados, pisos y sanitarios. Recuerde hacerlo muy bien en la manija para soltar el agua.

6 Lave antes de usar su cepillo de dientes. Almacénelo guardado bajo una capa protectora.

7 Utilice toallas de papel en la cocina que se puedan tirar. O trapos que pueda lavar constantemente.

8 Guarde las comidas en el refrigerador. En lo posible en bolsas separadas y por productos seleccionados.

9 No basta con pasar un trapo. Lave muy bien la tabla de picar.

10 En el mercado puede conseguir toallas desinfectantes que le ayudarán en cualquier superficie.

 

¿Sabía qué

la tabla para picar alimentos puede estar 200 veces más sucia que un inodoro? Y además que un lavaplatos puede estar 200 mil veces?

JHOAN CALDERÓN BAYONA

Comentarios