El invierno no cesa y las emergencias continúan

Suministrada - El Nuevo Día
Río Magdalena en alerta
La principal arterial fluvial el país tiene en alerta a los habitantes del municipio de Honda.

Organismos de socorro anunciaron su preocupación por el continuo aumento del nivel de las aguas del Magdalena, por lo que se ha pensado en volver a activar el comité local de emergencias y evitar que se registren nuevamente inundaciones, siendo Honda, uno de los municipios del Tolima que se ha  visto más afectado por la ola invernal.

El comandante del cuerpo de Bomberos de la localidad, César Santana, informó que hasta el momento el nivel del agua llegó a los 8.90 metros, por lo que si llegara a estar por encima de los 9 metros, tendría que declararse la alerta naranja en el municipio y tomar las respectivas medidas de evacuación y emergencia que se requieran.

El Gobierno nacional, en colaboración con el Gobierno departamental, tiene sus ojos puestos en el río Magdalena, ya que son 14 los municipios que podrían verse afectados por las posibles inundaciones.

El director de la Crepad, César Gutiérrez, informó que se tiene en alerta alrededor de 20 familias ribereñas del Magdalena, debido a las inundaciones que se puedan generar, principalmente en Honda.

Villahermosa
De otra parte, el municipio de Villahermosa, enfrenta los estragos que ha provocado el invierno en sus carreteras. “Son muchas las personas que arriesgan sus vidas para pasar por estrechos caminos, como es el caso de las ambulancias, que tienen que transportar a los pacientes hacia otros hospitales del Tolima con graves remisiones”, refirió Javier Bedoya, comandante del cuerpo de Bomberos.

En este momento, hay 42 veredas que se encuentran incomunicadas por el mal estado de las vías y la infraestructura de sus escuelas ya está viéndose afectada por la inclemencia de la segunda ola invernal, que parece no tener clemencia con sus pobladores.  

“No contamos con un botiquín de primeros auxilios, ni siquiera con un radioteléfono que nos permita entablar comunicación ante tantas emergencias invernales”, expresó Bedoya.

Líbano
Aunque algunas ayudas han sido oportunas, en Líbano, las fuertes lluvias siguen afectando considerablemente al municipio. El alcalde, Humberto Santamaría, ratificó que esta situación los tiene preocupados, pues desde hace dos meses no tienen maquinaria que les facilite la apertura de sus carreteras.

Por esta razón están incomunicados varias veredas de la localidad, empeorando la emergencia vial que vive el municipio.

El Nuevo Día

Comentarios