Alpujarra decretó emergencia invernal

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Más de mil familias en las 23 veredas del municipio y 950 hectáreas de cultivos han resultado afectadas por las lluvias.

Una Navidad para nada alentadora tendrán que pasar los alpujarreños, por causa de la inclemencia del clima, que no sólo ha inundado sus cultivos y viviendas sino que está a punto de dejarlos completamente aislados del país, debido al colapso del puente sobre la quebrada El Guamito, vía Alpujarra – Dolores, la destrucción del 70 por ciento de la red terciaria y el deterioro del puente de Las Delicias.

La crisis se agudizó el sábado anterior, cuando la comunidad reportó un fuerte ruido sobre la vía, lo que fue verificado por las autoridades, siendo establecida la ruptura de la estructura, lo que obligó a la administración de Víctor Manuel Martínez Castro a declarar la emergencia invernal, mediante decreto número 092.

Esta situación tiene, a los cinco mil 200 habitantes del municipio, incomunicados vía terrestre con Ibagué, de acuerdo con el burgomaestre, quien manifestó que: “Esta vía secundaria destapada, que por las lluvias permanece con encharcamientos, peligrando la pérdida de la banca en en varios tramos, ahora nos deja sin la esperanza de llegar a la capital tolimense, porque está obstruido el tránsito por el desplome del puente que tenía más de 50 años de construido, según informan habitantes de La Arada”.

Debido al cierre, los agricultores han tenido que transportar sus productos de café y víveres para la comercialización en hombros, por un camino alterno de suelos arcillosos, poniendo en peligro su vida. De ahí que la comunidad clame la atención inmediata del Gobierno departamental para la reconstrucción del puente de aproximadamente 13 metros, cuyo costo está por alrededor de los 450 millones de pesos, y el acompañamiento a la Administración municipal con el Ministerio de Defensa, para la instalación de un puente militar provisional.

A lo anterior se suma que la vía alterna Alpujarra - Delicias (Huila) también está a punto de ser cerrada debido a la pérdida de la banca, a causa de las grandes crecientes de la quebrada San Pedro, que la rodea, sobre la vereda Vega Gramal y la grave situación del puente Las Delicias sobre el río Cabrera, que une a los dos departamentos. Al parecer, esta situación viene siendo informada por la Alcaldía desde hace dos años a los gobernadores de Tolima y Huila, en busca de atención inmediata.

“El Invías también hizo un estudio en febrero de este año sobre esta estructura, donde el diagnóstico es crítico y requiere de la reconstrucción, por un valor de mil 200 millones de pesos; la gestión la efectuó la Alcaldía directamente en la oficina de emergencia de Invías, de donde lo reportaron a Colombia Humanitaria, aún sin respuesta. El riesgo de que el puente de Las Delicias también colapse es alto, quedando el municipio aislado totalmente del resto del país”, argumentó el mandatario de Alpujarra.

EL NUEVO DÍA

Comentarios