“Concrepav no emite agentes contaminantes”, Cortolima

 SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
“La única contaminación que produce está empresa es visual, pues el humo que se ve no lleva ningún químico”: Rodrigo Hernández, subdirector de Calidad Ambiental de Cortolima.

Habitantes de Flandes que residen en el kilómetro cuatro vía a Espinal, representados por Carlos Alfredo Villapines, hicieron llegar a EL NUEVO DÍA una queja relacionada con la contaminación que presuntamente está generando desde hace más de 15 días la fábrica de asfalto Concrepav. Aseguran que durante todo este tiempo, una columna de humo gris les ha estado afectando la vista y el olfato.

La pregunta de los habitantes aledaños a la zona industrial de este municipio es si la empresa tiene permiso de Cortolima para esas emisiones diarias, pues les extraña que, hasta el momento, ninguna entidad haya hecho presencia para medir tal impacto.

El diagnóstico
El subdirector de Calidad Ambiental de Cortolima, Rodrigo Hernández, informó que Concrepav tiene el permiso ambiental para la fabricación de asfalto. Sin embargo, dijo también que la empresa en este momento está cerrada, porque está haciendo la reparación de los filtros de una manga, proceso que causaría el humo que ve la comunidad.

“Una vez sean hechos estos cambios, la empresa empezará a trabajar, pero Cortolima asegura la sostenibilidad del medio ambiente. Concrepav lleva funcionando más de 15 años, y hasta ahora recibimos quejas por parte de sus habitantes”, explicó.

Y añadió que “las emisiones atmosféricas que se producen no están generando ni han generado daño ambiental; esta columna de humo no tiene químicos. Causan un impacto visual, pero lo que tiene son partículas de polvo, entre otras cosas. Y esto se verá, en el transcurso de esta semana, mientras se hacen los cambios respectivos”.

EL NUEVO DÍA dialogó con Jhon Sanchez, biólogo de la Universidad Nacional y conocedor del asunto, acerca de los efectos adversos o ‘nega­tivos’ que pueden generar estas empresas productoras de ­asfalto.

Según el profesional, “ese material oscuro que ven los flamencos, efectivamente, puede ser un agente no contaminante, como lo asegura Cortolima. Es decir, partículas de polvo, y esto no es nocivo para el medio ambiente. Ante esto, no hay nada que temer, o al menos así se nos ha hecho creer, porque el problema va más allá. ¿Qué pasará cuando empiecen a producir?”, expresó.

“La mayoría, por no decir todas, de las empresas dedicadas a la fabricación de asfalto, tiene un proceso altamente contaminante, que no puede soslayarse más por las entidades ambientales. Se estima que una planta con capacidad para producir 130 toneladas de asfalto emite alrededor de 76 mil kilogramos de contaminantes gaseosos por año.

“Además, las labores de transporte y almacenamiento hacen que se liberen compuestos orgánicos volátiles como formaldehído, exano o fenol, que, si bien no generan efectos contaminantes en el medio ambiente, sí pueden ocasionar efectos adversos para la salubridad pública, como afecciones respiratorias, alta presión arterial, sinusitis y dolor de cabeza, entre otras”, indicó.

Puntualizó que “el llamado de atención es para que instituciones como Cortolima se responsabilicen de tomar en cuenta estos elementos, a la hora de otorgar viabilidades y permisos de funcionamiento para la construcción y funcionamiento de plantas de asfalto. Son instituciones que deberían actuar para que se prohíba la ubicación de las casas, o de cualquier comunidad que se vea afectada, como es el caso de los habitantes de Flandes”.

TRÁMITE DE LICENCIAS
1. Trámite de licencia minera (0898 - 73) y ambiental (1961 - 97), para la explotación de material de arrastre en el río Coello, entre los municipios de Flandes y Coello.

2. Plan de Manejo Ambiental, planta de asfalto en el municipio de Flandes.

3. Interventora ambiental. Licencia (031 /96 y 1691 / 97).

4. Asesoría Jurídica en materia minera y ambiental.

EL ASFALTO
Originalmente sólido o semisólido es mezclado con solventes para hacerlo más líquido, usando, para ello, solventes venenosos como la nafta, el tolueno y el xileno, aparte de otras sustancias químicas usadas como pegamentos que a veces contienen estireno (un tóxico que puede producir daños en el sistema nervioso), asbesto y sílice, los dos últimos relacionados con enfermedades respiratorias.
 

NATALIA RAMÍREZ

Comentarios