Negra Navidad por cuenta del invierno

ARCHIVO – EL NUEVO DÍA
Según el cuerpo de Bomberos Oficial de Honda aún no existe un proyecto de solución de vivienda para las familias afectadas por los estragos de las lluvias.

Cuatrocientas familias de Honda que resultaron damnificadas por el invierno permanecen hacinadas en la avenida de los Estudiantes, una calle de la localidad. Allí han tenido que organizar 'cambuches' para resguardarse y proteger los enseres que pudieron arrebatarle a la creciente del Magdalena.

De acuerdo con la información suministrada por el cuerpo oficial de Bomberos de la 'ciudad de los puentes', las viviendas de estas personas continúan inundadas. De igual forma los afectados están a la espera de ayudas humanitarias y de una reubicación por parte del Gobierno.

“Los barrios más afectados son Bodega Sur, La Magdalena, Pachomario, Panchigua y Caracolí. Las familias de estos sectores se encuentran alojadas en 'cambuches', pero la situación es complicada, porque hay dificultad para cocinar y para obtener agua”, indicó Marco Tulio González Chávez, comandante de Bomberos encargado.

En cuanto al comportamiento del clima, se informó que las lluvias han disminuido en las horas del día pero en la noche persisten las precipitaciones.

“El estado en que quedaron las casas de los damnificados es incierto, ya que estas permanecen inundadas y no hemos podido acceder a ellas para hacer la respectiva evaluación”.

En el Tolima
César Gutiérrez, director del Comité regional de emergencias refirió que a nivel departamental las precipitaciones disminuyeron, sin embargo no se descarta que la temporada invernal se prolongue hasta el próximo año.

Así mismo, se informó que las compuertas de la represa de Betania se cerraron. Mientras que la de Prado no presenta vertimiento.

“Los afectados de Honda armaron carpas cerca a sus casas, porque les da miedo que les roben las pertenencias. Nosotros estamos haciendo acompañamiento y hemos entregado ayudas humanitarias, pero estamos a la espera de que se recuperen los suelos y baje el nivel del Magdalena”.

Entre tanto, el gobernador del Tolima Óscar Barreto Quiroga, se desplazó hasta el municipio para hacerle seguimiento a la emergencia, para ello se reunió en las instalaciones del Centro Zonal del Icbf con los representantes de los cuatro  barrios y con los delegados de los organismos de socorro para escuchar sus inquietudes.

Según la información suministrada por la Gobernación la comunidad se quejó por la forma “irresponsable” con que se manejan los denominados protocolos, por parte de las operadoras de los embalses de Prado y Betania.

“Sin previo aviso y sin tener en cuenta a la comunidad, los habitantes de estos barrios denunciaron el perjuicio que representa para ellos la apertura irresponsable de las compuertas de las represas, con el agravante de que cuando se abren las mismas, ellos se enteran por medios externos y no por voceros oficiales de las empresas que manejan los embalses”, indicó a través de un comunicado el Mandatario Seccional.

De igual forma los hondanos denunciaron que la Alcaldía municipal no ha hecho presencia para atender su situación.

ANA LUCÍA RIVERA Q.

Comentarios