Padres de familia, a la espera de los docentes

SUMINISTRADAS - EL NUEVO DÍA
Con una resolución firmada por parte del alcalde Jorge Eliécer Sierra Alarcón, el Gobierno departamental se comprometió a contratar en una semana a los docentes que hacen falta en la institución educativa Francisco Hurtado de Venadillo.

Así mismo, los padres de familia informaron que, si en una semana la Secretaría de Educación no cumple con la llegada de los profesores de matemáticas e informática, van a volver a planear los cierres de las principales vías, incluyendo de nuevo la que de Ibagué conduce a Honda.

La marcha
Desde las 6 de la mañana y como estaba planeado, se pegaron carteleras en la fachada del colegio (sin sellar las puertas), y allí la mayoría de estudiantes y padres comenzó a pedir el derecho a la educación, exigiendo al gobernador Delgado Peñón que les preste atención.

“Finalmente las vías no fueron bloqueadas porque la Policía ya estaba al tanto de lo que se tenía planeado. Algunos padres comenzaron a lanzar arengas y las autoridades solicitaron un poco más de mesura; como se trataba de una protesta pacífica, esperamos hasta que de la Gobernación se comunicaran con la Alcaldía para levantar el paro”, aseveró el estudiante Luis Carlos Ortiz.

Entre tanto, algunos padres de familia aseguraron que tras la reunión con el mandatario local se dio un plazo de una semana para la contratación.

“Tras la reunión dimos una tregua, porque si los profesores no llegan vamos a tomar medidas, en el documento de la Secretaría de Educación se habla de 10 días de plazo para reemplazar al docente, ya que el que nos dejaron lo trasladaron del corregimiento Junín.

“Es que de momento no ha sido solucionada la problemática, nos envían a un maestro de un corregimiento de Venadillo, pero, igual, necesitamos al maestro de informática”, puntualizó una de las acudientes.

Dato
Otro de los malestares que tienen los protestantes es que la Policía estaba tomado fotos y grabando a los participantes, lo que, por supuesto, no fue bien recibido por la población, que indicó que al término de la reunión comentó al teniente que no querían después problemas de señalamientos contra los estudiantes o padres de familia.

EL NUEVO DÍA

Comentarios