Gobernación del Tolima tendría reorganización administrativa

ARCHIVO EL NUEVO DÍA
Un proyecto de modificación que se viene estructurando desde la Administración departamental, será presentado el primero de octubre a la Asamblea para su análisis y aprobación.

La reorganización administrativa de la Gobernación estaría sujeta a los recursos con los que se vaya contando para incorporar funcionarios a la planta de personal, ya que se crearían nuevas secretarías, dependencias y las que hay actualmente sufrirían modificaciones. Este proceso no se haría de manera inmediata, sino gradual, conforme a los recursos con los que se cuente para la realización de los estudios necesarios en el proceso.

En diálogo con EL NUEVO DÍA, el secretario de Hacienda departamental, Ángel María Gómez, manifestó que el proceso se ha venido estudiando en los consejos de Gobierno, del pasado viernes y ayer en la tarde, en los cuales cada uno de los secretarios conoció el proyecto que será presentando ante los diputados.

“Es una propuesta que está plasmada en el Plan de Desarrollo del Gobernador, y una de las secretarías que se crearía es la de Gestión del Riesgo y Medio Ambiente.

“Además se le dictarían unas competencias nuevas a la de Desarrollo Físico y cambiaría su denominación por Infraestructura”, señaló. Pero no sería la única, otra que tendrá modificación es la de Gobierno, que pasaría a llamarse Secretaría del Interior, debido a la nueva normatividad que existe para el manejo de desplazados y atención del  orden público. 

Igualmente, se formaría la Secretaría de Bienestar Social, desde donde se pretende que se desarrollen todos los programas vinculados con la población social, además de una atención especial para la comunidad Lgtbi.

“La Dirección de Planeación también quedaría como Secretaría con dos funciones, una la que viene desempeñando y, otra, con tecnologías y comunicaciones”, comentó. 
Más personal

Gómez indicó que indudablemente al crearse más secretarías aumentaría el número de personal y otros cargos tendrían que transformarse.Se daría el número aproximado de 60 cargos, dependiendo del nivel que se adopte y las competencias de cada uno de los despachos.“Las dependencias que continuarán sufrirán algunos cambios, como es el caso de la Dirección de Contratación que quedará muy ligada al despacho del Gobernador. 

“Las secretarías Administrativa y de Hacienda quedarán con otras funciones”, argumentó el funcionario.Sobre los costos que esto generaría, manifiesta que serán muy limitados y que máximo serían de unos dos mil millones de pesos, que es lo que incrementaría por la contratación de personal.

 

DATO

 Dentro de lo planteado hasta ahora, no se contempla la eliminación de dependencias, sino la reorganización de las existentes.

EL NUEVO DÍA

Comentarios