Así es la vida del tolimense que hace radio en Japón y conecta culturas

Crédito: Tomadas de Facebook / Suministradas / EL NUEVO DÍA
Esta es la historia de un viajero, director de radio, esposo, hombre que tiene el corazón tolimense y un cuerpo por el que corre sangre paisa.
PUBLICIDAD

Luis Jaime Jaramillo es el menor de diez hermanos. Tiene 52 años y reside en Kamakura, Japón. Nació en Beltrán, municipio de Cundinamarca y creció en Venadillo, Tolima. Allí cursó sus estudios en la Institución Educativa Francisco Hurtado y se desempeñó como concejal.

Al finalizar el bachillerato, Jaramillo emprendió su aventura hasta la capital del país con el fin de estudiar Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad La Gran Colombia. Para costear la carrera laboraba durante el día y atendía a las obligaciones académicas en la noche.

De hecho, aún recuerda con aprecio uno de sus tantos trabajos: el ser mensajero. “Trabajé con una empresa de importaciones, me tocaba ir al aeropuerto El Dorado para recibir mercancías que venían de Estados Unidos, gestionarlas, nacionalizarlas. Es uno de los que más recuerdo, porque además se aprende mucho”, comenta Jaramillo.

 

El viaje a Japón

Tras finalizar su estadía en Bogotá, logró participar en distintos proyectos de desarrollo urbano en Ibagué, La Dorada e incluso, la Costa Caribe. Es así que tras recorrer varias ciudades y colaborar en temas de interventoría y gerencia, Jaramillo encontró a quien hoy es su esposa.

El amor tocó a su puerta cuando él deseaba vivir nuevas experiencias. Su madre, en un principio, estaba muy triste por la noticia de su partida. Sin embargo, entendió que así es el curso de la vida. En 2000, la pareja se trasladó a Japón. Tiempo después, Jaramillo regresó a Colombia para terminar algunos asuntos pendientes y luego de culminarlos volvió al País del Sol Naciente.

 

Vida en el país asiático

Inicios

El proceso de adaptación a una cultura distinta fue complejo. Aun así, con el paso de los días fue dominando el idioma y entendiendo la sociedad japonesa y el hermetismo que radica en sus relaciones. En los primeros años, el sustento económico provenía de su labor en fábricas de autopartes. Luego, encontró en la radio online un espacio en el cual poner en práctica lo que sabía.

Es así que desde 2004 hasta 2011 estuvo liderando Radio Club Latino, un canal que también le permitió comunicar e informar a las personas tras el terremoto y tsunami que afectó a Japón.

Ante el desastre natural en el que perdieron la vida cerca de 20 mil ciudadanos, Jaramillo no dejó Yokohama y continuó trabajando junto a periodistas peruanos para lograr servir de puente entre las familias que buscaban a sus seres queridos, las embajadas y las personas damnificadas.

Con un par de computadores y desde un pequeño estudio, generaba reportes, desarrollaba entrevistas y conocía testimonios. Una historia que aún recuerda es la de una mujer que se encontraba desaparecida en el área comprometida por el tsunami.

“Todo el mundo la buscaba junto a sus hijas. Una persona que estaba en contacto con nosotros comenzó a comunicarse y a darnos la ubicación de ella y pudimos dar con su paradero y decirle que todo el mundo la estaba buscando”, explica Jaramillo.

 

La calma

Gestión

Después de superar los estragos naturales, Luis Jaime laboró en una radio local llamada Kamakura FM. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que siguiera aprovechando los beneficios de la radio online. Fue así como llegó a Kamakura World Radio, un espacio dedicado al intercambio cultural que busca apoyar las expresiones artísticas.

​​

A partir de las ondas sonoras desarrollan proyectos creativos como es el caso de Koinobori. Esta propuesta pretende acercar a las familias japonesas y latinoamericanas para compartir experiencias culturales. Asimismo, Kamakura tiene un convenio con la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín para que jóvenes japoneses estudien el idioma español. Aunque la pandemia obligó a pausar esta dinámica, Jaramillo espera continuar ejecutando esta iniciativa tras la emergencia.

Actualmente es director de dicha radio online y a la par de la creación de textos y producción de fotografías continúa realizando lo que aprendió en su tierra natal: gestionar. Y en medio de esa labor deleita a los oyentes con las obras de Silva y Villalba. Entona, como debe ser, sus canciones favoritas y por su mente pasan los fines de semana que involucraban el tamal o la lechona.

Al sur, al sur de Japón trabaja Luis Jaramillo, un colombiano que hace más ruido del que cree. Un ciudadano que toma lo mejor de la tierra que lo vio crecer. 

 

Mensaje al Tolima

“Llevar la vida con más balance. Hay que estar más tranquilos, hay problemas económicos, de salud, empleo, pero no hay que dejarse llevar por la zozobra. Es necesario buscar la tranquilidad en la familia. Hacer de esa burbuja social algo balanceado. Los amigos y el entorno familiar de calidad, hacen mejor el entorno”, explica Jaramillo.

 

DATO

Kamakura Worl Radio tiene pensado desarrollar un café propio. Según Luis Jaime la idea es hacer un reality basado en la producción de un café especial a manos de japoneses. Tendría lugar en Colombia, en una finca cafetera.

Nos gustaría apoyar las iniciativas del Tolima y lo tengo como a cualquier momento que se dé la oportunidad. Conozco de algunas marcas de cafes especiales del Tolima que tienen muy buena salida a nivel mundial 

Jaime Jaramillo

Leonardo Silva Tafur

Comentarios