Llegada de Interaseo a Ambalema generó marcados desacuerdos

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA.Interaseo entró a operar desde el 31 de mayo debido a que el relleno del municipio colapsó y está en una crítica situación financiera, argumentó el Alcalde.
El déficit presupuestal de la Empresa de Servicios Públicos Ambalemuna sería el principal argumento, para permitir que un privado se encargue de la recolección de basuras.
PUBLICIDAD

Desde hace una semana la empresa Interaseo S.A E.S.P. empezó a hacer presencia en Ambalema, como el nuevo encargado del servicio de recolección de basuras y aseo. El cambio tomó por sorpresa a los habitantes, quienes a hoy se siguen preguntando qué tanto subirán las tarifas y por qué la Alcaldía no socializó la decisión previamente.  

Entre las personas que han cuestionado el hecho, está el exalcalde Juan Carlos Chavarro, quien comentó que tras la llegada de Interaseo se suspendió de inmediato las actividades que venía desempeñando la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios del Municipio.

Según Chavarro, el cambio no fue socializado, ni tampoco “hubo ningún acto de la Junta Directiva de la Empresa de Servicios Públicos, que aprobara esta entrada del nuevo operador”, a lo que se sumaría la salida de escena de la empresa pública en cuanto a la prestación del servicio de aseo “sin ton ni son, es decir,  sin causa alguna”.

Pero el exmandatario fue más allá y opinó que lo sucedido sería una “privatización del servicio de aseo, le abrieron todo el camino para que Interaseo entrara, no a competir sino simplemente a prestar el servicio directamente, porque la empresa que lo prestaba (la pública) la cerraron, pararon el carro recolector y sus operarios no siguieron prestando el servicio”, agregó.  

Y aunque Chavarro dijo que pueden llegar empresas en medio de la libre competencia, lo que no se podría haber hecho de la “noche a la mañana” era parar una labor que venía desempeñando la entidad oficial, “y segundo se está incumpliendo un contrato que tiene con los suscriptores y usuarios.

“Le pusieron tapete rojo a Interaseo, le quitaron la competencia y aparte de eso subieron las tarifas y obligaron a la gente a pagar el (servicio) por Celsia, para asegurar el ingreso para Interaseo. Entonces la pregunta que uno le hace a la Alcaldía es por qué estas medidas no las tomaron para beneficiar y favorecer a la Empresa de Servicios Públicos de Ambalema”, comentó el exmandatario.

Asimismo, recordó que en su mandato se utilizó un carro compactador que estaba nuevo, igualmente, la disposición de residuos sólidos se hacía en Girardot, operación que se sostenía con los ingresos de la entidad y algunos convenios de fortalecimiento.

Por su parte, Miguel Antonio Zorro Ospina habitante de Ambalema, dijo que el inconformismo surgió tras el desconocimiento del nuevo valor tarifario, de los horarios, las rutas que tendrá el nuevo operador y la falta de socialización, “es decir, entró un servicio en el cual nosotros como usuarios nunca fuimos informados”, situación que habría generado molestia con la Administración municipal.

El residente agregó que en ocasiones las familias no cuentan con los recursos para pagar el servicio de energía y ahora se le sumará el del aseo en un mismo cobro.

Otro de los interrogantes es saber qué pasará con las personas vinculadas laboralmente para dicho servicio, como el conductor del carro compactador, las 10 mujeres que cumplían el rol de escobitas y los dos auxiliares, pues una semana después de haber llegado la multinacional, los residentes ven cuadrillas integradas por foráneos y ningún ambalemuno.

De la misma forma, Zorro Ospina mencionó que no está en contra de Interaseo, pero lo ideal sería que llegara otra empresa a competir, e incluso que la pública regrese, para que los ciudadanos tengan oportunidad de elegir una tarifa que se ajuste al bolsillo de los suscriptores.

“Entendemos que la Empresa de Servicios Públicos (está en medio de) una crisis financiera, pero para nosotros los usuarios, esas tarifas no se nos debe volver un problema”, expresó.

 

‘No se privatizó, no se liquidó, no se hizo absolutamente nada: Alcalde de Ambalema 

Esta redacción buscó vía telefónica al mandatario Justiniano Chacón y a Lyda Marcela Mendoza, gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Ambalema, pero no fue posible obtener una respuesta. 

Sin embargo, en medio de los cuestionamientos, la Alcaldía transmitió a través de su cuenta de Facebook una reunión adelantada el 2 de junio, espacio en el que entregó varios argumentos por los cuales se adoptó la decisión de entregar a Interaseo el servicio de recolección de basuras.

El alcalde Chacón reconoció que faltó una socialización oportuna y explicó que el cambio se debió a que el estado financiero de la entidad y la problemática que estaba generando el servicio, necesitaba soluciones rápidas.

En cuanto a cifras, mencionó que la entidad tiene un déficit mayor a los $2 mil millones, asimismo, que del 100% que se factura mensualmente, solo se alcanza a recaudar el 25%, igualmente, comentó que en años anteriores a 2020, entre lo pagado por los usuarios se lograba llegar a los $70 millones en ocasiones, mientras que ahora el recurso está entre los $18 y 21 millones.

Además, “la maquinaria, por falta de mantenimiento nos tocó frenarla y se nos llenó el relleno, ya no cabe más basura (…)”.

Y agregó, que para brindar el saneamiento básico a su comunidad “nos tocó tomar una decisión que fue rápida, pero tampoco fue irresponsable, porque si bien es cierto que no podíamos continuar con el proceso en la recolección, también me acerqué donde ellos (Interaseo) porque es el único operador autorizado que tiene el Tolima” y añadió que no está buscando algún interés personal.

Aclaró que el tema fue expuesto ante la Junta de la Empresa pero no se firmó acta porque jurídicamente no es necesario, “no se va a vender la empresa, con $2 mil 500 millones (de déficit), no tiene un solo activo, quién va a comprar una empresa quebrada, tampoco se privatizó, no se liquidó, no se hizo absolutamente nada”.

Igualmente, dio a entender que Interaseo llegó por libre competencia en el mercado del servicio de aseo, “con ellos no tenemos ningún compromiso, si dentro de un mes nos van a cobrar una tarifa alta, tenemos toda la autoridad para decirles por favor váyanse, son los usuarios los que terminan mandando, no yo como presidente de la Junta (…)”.

Mientras que desde la empresa, la gerente Lyda Marcela Mendoza, explicó que recibió la entidad con una reserva de caja de $130 millones y aunque se han hecho pagos, todavía se debe $30 millones a un contador y $10 millones por una póliza de todo riesgo que tenía el carro compactador.

Igualmente, 12 cuentas embargadas, una multa de la Dian por $12 millones, nueve procesos jurídicos andando, deudas con empleados que vienen desde 1996, del mismo modo, dotaciones pendientes entre el 2007 y 2019.

Se estima, según datos conocidos, que la deuda con los empleados asciende a 1.050 millones de pesos y más de $765 millones a proveedores, a lo que se debe sumar una millonaria deuda con Cortolima por tasa retributiva, asimismo, $80 millones a Asorrecio, entre otras acreencias.

 

Dato

El Alcalde de Ambalema comentó que la decisión fue expuesta ante el Concejo y la Junta Directiva de la Empresa de Servicios Públicos. 

 

Cifra

12 cuentas tiene embargadas la Empresa de Servicios Públicos de Ambalema, según la gerencia. 

 

El Nuevo Día

Comentarios