Mala atención a ‘profes’ y fuerza pública, la preocupación que se llevó el Superintendente

Crédito: Hélmer Parra / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Los usuarios de diferentes entidades, le mostraron una radiografía de la atención que están recibiendo actualmente al Superintendente Nacional de Salud, entre las mayores quejas está el traslado de pacientes a otras regiones, la demora en entrega de medicamentos, al igual que, en la asignación de citas con especialistas.
PUBLICIDAD

Tras el diálogo entre veedores y ciudadanía con el superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, quedaron varias preocupaciones, entre ellas el aumento de quejas por parte de los usuarios de Nueva EPS y las continuas dificultades que se deben afrontar para acceder a los servicios de Tolihuila, al igual que Sanidad Militar y de Policía.

Sobre estas últimas entidades, que son las encargadas de atender a los miembros de la fuerza pública, el Superintendente mencionó que el ideal sería tener instituciones fortalecidas con el presupuesto de régimen especial que manejan, “pero por lo que hoy entendí usted (representante de sanidad) está sin red y sin capacidad de responder”, dijo Aristizábal Ángel en una de sus intervenciones.

Ante los reclamos de los usuarios, Aristizábal Ángel indicó que es indispensable que Sanidad Militar y policial cumpla con su razón de ser, que es brindar servicios de salud. Por ello, indicó que procederá a hablar con el Ministro de Salud del tema y adelantar reuniones con los delegados respectivos tanto del Ejército como de la Policía Nacional.  

 

Mayores aportantes reciben pésimo servicio

En cuanto a los docentes, el funcionario señaló que es lamentable que uno de los sectores que más cotiza, es mal atendido, situación que habría quedado reflejada en una encuesta que se hizo recientemente con Tolihuila.

“Hay un gran porcentaje de descontento, estuvimos visitando las 10 territoriales que tiene el magisterio y de verdad es una vergüenza lo que está pasando con los trabajadores”.

Entre las conclusiones está, que el 89 % de los encuestados, manifestaron que hay deficiencia en la atención. A ello se sumaría la falta de interés en participar en las jornadas de acercamiento con la red pública y privada.

“Hoy (jueves) ni siquiera fue a la mesa de conciliación con los hospitales, doctor (Jorge) Bolívar (secretario de Salud Departamental), si ni siquiera asisten a las mesas de conciliación con la ley que los atiende, que podemos esperar”. 

Aristizábal Ángel mencionó que entre las situaciones conocidas, y que son constantemente denunciadas por los docentes, está el traslado de pacientes del Tolima hacia otras regiones, “cuando tenían una red que fue autorizada y que no me vengan con el cuento que ellos no tienen responsabilidad”.

Aclaró que no tiene competencia sobre las Uniones Temporales que se crean, como es el caso de UT Tolihuila, solo sobre las IPS.

 

Los reclamos no paran

Otras quejas transmitidas por los veedores con respecto a las EPS, fue la demora en entrega de medicamentos, retraso en las autorizaciones de las cirugías y las citas, “algo que me preocupa, es que siguen remitiendo pacientes a Bogotá, teniendo capacidad en el departamento, eso no está bien y voy a poner el ‘ojo’ a esas EPS”.

Entre las entidades que están generando una ‘ola’ de reclamos en el Tolima están Nueva EPS, Medimás y Salud Total.

En cuanto al panorama de los hospitales de segundo nivel del departamento, mencionó que ha mejorado el recaudo y sostenibilidad, este sería el caso del Nuevo Hospital la Candelaria de Purificación y el Federico Lleras Acosta de Ibagué, “tenemos que ver el vaso también medio lleno, por eso hay que seguir haciendo el esfuerzo de mantener la red pública sana, pero también hay que quitarle los hospitales públicos a los políticos”, precisó.  

 

¿Qué cifras se lograron conciliar?

Las cuentas de cobro de hospitales y clínicas de la región, previo a las jornadas de conciliación de cartera, ascendían a $181 mil millones. Sin embargo, tras el acercamiento entre la red asistencial y las EPS se lograron acuerdos de pago por $6 mil 629 millones, rubro que beneficiará a 20 hospitales y 21 instituciones prestadoras de servicio de salud.

De otro lado, el Superintendente mencionó que el comportamiento de los actores en el sistema de salud ha sido acertado, como es el caso de las secretarías de Salud de Ibagué y del Tolima, pero la mayor dificultad sin duda, es el flujo de recursos, “por eso desde la Superintendencia, seguimos reforzando ese trabajo con las jornadas de conciliación que las voy seguir haciendo”.

Añadió que continuará tomando decisiones, así signifique la desaparición de entidades y su salida de las regiones, “hoy tenemos 11 EPS liquidadas, 11 EPS que ya no existen porque no veían la salud como un derecho fundamental, no generaban flujo de recursos, no pagaban oportunamente.

“(Además) más de mil sanciones por $156 mil millones hemos tenido que proferir en la Superintendencia Nacional de Salud y con la ley 1949 tengo más de 579 investigaciones y me voy contra los representantes legales”.

Recordó que años atrás, en el país se contaban más de 300 EPS, hoy existen 33, igualmente, existían 8 mil hospitales mientras que ahora la cifra supera los 18 mil. “Hay cosas que corregir, hay muchos desafíos, también es cierto, pero tenemos un país con 70 modalidades de malas prácticas, qué modelo, qué sistema de salud del mundo funciona con tantas malas prácticas, si las logramos corregir tendríamos uno de los mejores sistemas de salud del mundo, ese es mi empeño”, concluyó.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Redacción Tolima.

Comentarios