Se prevé contratar ‘interventoría’ para evaluar ‘idoneidad’ de avalúos del Igac

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El secretario de Hacienda, Juan Espinosa, indicó que se espera que Fedelonjas colabore en la revisión y ‘calidad’ de los avalúos por parte del Igac.

Preocupación generaron las declaraciones del secretario de Hacienda, Juan Espinosa, ayer al término del debate de control político en el Concejo con respecto al convenio suscrito con el Igac para la actualización catastral y lo que ocurrirá con la aplicación de los resultados en 2019.

Lejos de dar un parte de tranquilidad, se prendieron las alarmas por los costos adicionales que asumiría el Municipio para contratar la revisión y “calidad” de los avalúos realizados por el instituto.

“Nosotros en 2019 solo pondríamos en funcionamiento la actualización catastral si previo se ha dado una revisión y aprobación acerca de la calidad de los avalúos. Este es un trabajo que vamos a realizar. El Alcalde nos dio instrucción de apoyarnos muy seguramente en Fedelonjas, que tiene la experiencia, que sabe del tema y después de hacer una supervisión financiera con respecto a cómo se usaron los dineros del convenio, aunque el objeto tiene que ver con la parte técnica del avalúo, pero sí van a ser importantes para aspectos de liquidación de los valores de ese acuerdo municipal que hoy esta en discusión”, dijo Espinosa.

Seguidamente, el concejal Jorge Bolívar cuestionó fuera del hecho, que se acudirá a un tercero para revisar la idoneidad del material y el uso que se le dará a este concepto si se detectan irregularidades en la base catastral.

“Por ejemplo, si la Lonja dice que los avalúos están mal, ¿cómo van a echar ustedes para atrás el resultado del Igac si ya está comprobado, según dicen ustedes, el Municipio como contratante no puede modificar la resolución generada por el Igac, que es la que entabla los avalúos que se irán a tener en cuenta en 2019. O sea, en caso de haber irregularidades, sabemos que no lo podemos hacer, entonces ¿cómo se va a modificar o cómo se va cambiar lo que quede mal de ese convenio?”, cuestionó Bolívar.

Espinosa dio respuesta haciendo énfasis en el hecho que el Concejo no acató la resolución expedida por el Igac que adoptó la actualización parcial por ir en contra de la Constitución.

“Lo que nosotros debemos tener son las pruebas. Ahí afuera hay unas afirmaciones que hay que concretar con la supervisión, que hay que concretar a través de la interventoría y todo el que quiera participar, pero hasta que no tengamos esa evidencia técnica material, tampoco podemos decir hoy que todo el proceso está viciado”, precisó Espinosa.

 

Los costos

A su turno, el concejal Pedro Mora cuestionó si el Municipio asumirá ese “sobrecosto” al millonario convenio que se firmó con el Igac.

“Todos esos costos adicionales que se van a presentar con lo de la Lonja y demás arandelas, ¿van a cargo de quién, del contrato o es una parte adicional?, porque al Contralor le interesa mucho saber quién va a pagar ese sobrecosto de ese proceso con el Igac que le va a valer al Municipio $9 mil 500 millones”.

Con evasivas, Espinosa respondió que primero se debe saber si la Lonja está dispuesta a realizar esta labor y le ‘tiró la pelota’ al secretario de Planeación, Héctor Cervera, para que contara los detalles del proceso.

“Primero hay que mirar si nos aceptan ser interventores de ese proceso, si hay alguien que se le mide a hacer ese proceso, yo no sé si hay alguien que se quiera meter a ese trabajo y ojalá lo haga. Segundo, una vez revisemos si hay alguien interesado, realizaremos un estudio de precios y conocer cuánto puede costar (...) pero aún no tenemos un resultado material”, concluyó.

EL NUEVO DÍA

Comentarios