¿Ibagué estaría en desabastecimiento de alimentos?

Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA En la plaza de La 14 los comerciantes decidieron cerrar más temprano o no abrir sus locales.
Una compleja situación preocupa a los hogares ibaguereños: la comida escasea y los precios suben. Los transportadores afirman que sí dan paso a los fletes pero que el problema radica en especulaciones.
PUBLICIDAD

Cumplida una semana del Paro Nacional, en el que se han manifestado diversos sectores del país, incluyendo los transportadores, uno de los temas que se ha puesto ‘sobre la mesa’ es el desabastecimiento de alimentos que en varias ciudades se viene presentando. 

Desabastecimiento

Ibagué no es la excepción. No obstante, esta redacción salió a las calles y evidenció el panorama y escuchó voces que explican cuál es la situación. Las tiendas se quejan por lo difícil que es conseguir los productos mientras que los vendedores en plazas de mercado, afirman que los precios están por ‘los cielos’ y deben cerrar muy temprano sus locales.

No obstante, el gremio de transportadores que se ubica en Boquerón, una de las entradas más importantes de Ibagué, explica que sí están dejando ingresar los carros que traen comida, pero que no son suficientes los que llegan debido a otras rutas que se mantienen cerradas como La Línea. 

 

¿Qué dicen en las centrales de abasto?

En la plaza de La 14, en pleno Centro de Ibagué, las canastas están vacías casi en su totalidad y gran parte de los locales o puestos cierran sobre las 11 de la mañana, u otros prefieren no abrir. 

“La situación es preocupante, la poca comida que entró ayer a Ibagué no fue suficiente para abastecer a toda la ciudad. Por eso la preocupación ahora es hasta cuándo nos volverá a llegar comida. 

poca comida

Finalmente el más perjudicado será el consumidor que tiene que comprar muy cara la comida. Nosotros logramos traer y distribuir en todos los locales, pero la gente de bajos recursos no tendrá cómo pagar los precios que están muy altos, ellos viven del día a día”, afirmó Jairo Villanueva, comerciante. 

Agregó, que aunque él y varios comerciantes de la central de abastos en el Centro de la ciudad están de acuerdo con el paro porque entienden que salir a las calles y luchar es necesario, también es importante que la comida llegue a los hogares. 

“La comida, ni los campesinos, ni los consumidores tienen la culpa. Esperamos que haya permisividad y llegue la comida; Ibagué es el centro de acopio del Tolima, muchos municipios se llevan lo que pueden y en la ciudad queda poco”, finalizó. 

Así mismo, Luis Albeiro Mora, líder comerciante del centro mayorista de la plaza de La 21 manifestó que ya se siente el desabastecimiento. Pues productos como la papa estaba a 50 mil pesos el bulto, y hoy está a 130 mil pesos. 

“Otros productos como la cebolla cabezona por bultos ahora está en 150 mil pesos, pero la semana pasada estaba a 70 mil pesos. La arroba de arveja está entre 100 y 105 mil pesos. Entonces el tema del paro sí nos ha afectado enormemente (...) De ahí que los precios de venta al consumidor aumenten.

(...) Los pocos carros que logran pasar, porque el cierre de vías es a nivel nacional, cobran unos fletes bastante altos. Siempre nos llega comida de otros municipios del Tolima, de la Sabana de Bogotá, del Valle del Cauca, de Ipiales, Armenia, Boyacá, de muchas regiones (..) ahora muchos no nos están llegando, por ejemplo la papa pastusa o el plátano”.

 

Tiendas de barrio con preocupación

Otro de los sectores que manifiesta su preocupación es el de los tenderos en diferentes barrios de la capital del Departamento. Como Liliana Martínez, que le contó a esta redacción que hace cuatro días no tiene leche en su negocio.

“En este momento mi tienda, que siempre mantiene surtida no tiene papa, no se consigue; tampoco la leche, Colanta no llega hace cuatro días, el tomate es selecto y la arroba de plátano pasó a 47 mil pesos (...) vendemos lo que podemos”.

 

Transportadores afirman que sí dejan entrar comida

Entre las tantas especulaciones que en la ciudadanía se generan, está que debido al paro nacional, que concentra a los transportadores en las entradas de la ciudad, la comida no tiene ninguna posibilidad de llegar a las plazas de mercado y por ende a los hogares.

Al respecto, José Edison Pava, presidente de la Asociación Andina de Transportadores de Carga Liviana, le contó a EL NUEVO DÍA que el balance general de la concentración es positivo, logrando que el panorama a nivel departamental sea tranquilo.

De igual manera, que más transportadores se han unido y dado valor a la lucha que llevan desde el pasado 28 de abril, como el caso de los conductores de volquetas que desde ayer arribaron a Boquerón, puntualmente en el parque de Los Osos.

transportadores

Y que al respecto de la especulación del no paso de la comida, afirmó que es falso. “Nosotros hemos dejado pasar todos los carros con alimentos. Lo que pasa es que muchas personas aprovechan y comienzan a especular con la venta de productos. 

Y eso no lo podemos controlar nosotros. Hacemos un llamado al gobierno local para que dirija un control sobre ello (...) nosotros tenemos la vía despejada. Además, hay que poner esta dinámica en un contexto nacional.

Los cierres son en todo el país, si está bloqueada La Línea pues es difícil que lleguen los alimentos. Todos los puertos están bloqueados, no es porque nosotros aquí en Los Osos no permitamos pasar la comida (...) llegan pocos carros a los que se les da vía muy temprano en la mañana. 

Queremos recordarles a todos que casi todo se transporta vía terrestre y por eso es importante garantizar que el sector pueda trabajar, que razonemos que si el transporte se afecta, se afectará directamente el consumidor”.

El Paro Nacional lleva una semana en jornadas estrictas de concentración, los transportistas piden garantías en su labor. 

Redacción Ibagué

Comentarios