Veedores advierten irregularidades en prepliegos de licitación de las piscinas de la calle 42

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Por lo menos seis veedurías denuncian que la licitación restringe la pluralidad de oferentes, además de una confusión en varios archivos que no aportan al proceso de licitación.
PUBLICIDAD

Con la puesta en marcha de la licitación pública para la construcción de la nueva gradería y adecuaciones arquitectónicas para el complejo de piscinas de la Unidad Deportiva de la calle 42, por lo menos seis veedurías dejaron ver su inconformismo con los prepliegos presentados por la Secretaría de Infraestructura, pues advierten que hay una serie de anomalías que no permiten la transparencia en el proceso.

En una misiva denominada prepliegos sospechosos, las veedurías Agua para Ibagué (Vapi), Master Waterpolo, Vecino, Más Tolima, el colectivo En Ibagué Escenarios Deportivos Ya y la liga de natación del Tolima, dieron a conocer varias querellas y no descartan posible direccionamiento del contrato.

La primera inquietud radica en que la Alcaldía no habría involucrado los planos que se construyeron en un proceso de colaboración realizado entre la misma entidad, las veedurías y la liga de natación, los mismos se ceñían a la normativa que exige la Federación Internacional de Natación (Fina) y la Federación Colombiana de Natación (Fecna), que había categorizado el escenario como de tipo internacional.

“Dicha omisión es presagio de entrada del descuido e improvisación en la selección del material a involucrar en esta importante y esperada licitación”, advirtieron las veedurías.

En el mismo sentido, el veedor Ever Antonio Escobar, también dejó expuesta la inquietud en la página de contratación estatal Secop II, sobre la omisión del trabajo conjunto entre las partes, “no fueron subidos como parte conformante y guía para los futuros oferentes, lo cual deja abierta la puerta a improvisaciones y posibles malas ejecuciones, aunque sí aparecen dos elementos de la remodelación para las plataformas de clavado, conteniendo este último los diseños estructurales de la reforma pero con errores de acotación que deben ser corregidos”, reseñó Escobar.

Como respuesta, la Alcaldía señaló que “se aportarán los planos de detalle referente a la adopción de la reglamentación de las normas Fina”, pero indicó que la información de las plataforma de clavados es la pertinente y necesaria para los oferentes.

La veeduría también denunció que existen errores técnicos en el diseño de la cimentación para las graderías en concreto armado, que los planos presentan falencias en el dibujo técnico que debió presentar la compañía consultora y que son la base fundamental de la ejecución de la obra, aunado a esto, estarían pendientes detalles de construcción, metalistería, carpintería y aluminio.

Dentro de las observaciones también se denuncia que en los prepliegos se encontraron tres diseños arquitectónicos diferentes para el mismo escenario, “se ve como extrañamente la parte eléctrica, voz y datos, están diseñados sobre una distribución arquitectónica diferente a la red hidráulica y algunos espacios cambian su funcionalidad, igual pasa con las variaciones en la parte sur en el área de clavados, en unos planos continúa figurando como baños para personas con discapacidad y en otros será área de descanso de deportistas”, indicó Redeport.

No obstante, la Alcaldía aseguró que no existen tres versiones de planos y que los mismos cambian su funcionalidad, pero no la ubicación espacial de la distribución arquitectónica.

 

¿Presupuesto exagerado?

Las veedurías señalaron también que el presupuesto de obra “presenta cantidades para actividades a ejecutar, sacadas de los cabellos, bestialmente exageradas”, que incluso se repiten y no concuerdan con los diseños subidos a la plataforma de contratación estatal.

“Increíblemente los precios unitarios registrados en el presupuesto de obra, son encarecidamente altos y podemos estar ante un presunto detrimento patrimonial, el cual estamos alertando con la debida anticipación, solicitando respetuosamente la inmediata intervención de todos los entes de control, esperando que se pronuncien de inmediato. Esta denuncia es objetiva, concreta, precisa y fácilmente sustentable”, denunció el equipo de veedurías.

 

Las exigencias de experiencia

En cuanto a las exigencias, se cuestionó la experiencia específica que se solicita, pues se exige que los interesados aporten máximo tres certificaciones en donde se haya realizado la construcción, adecuación o remodelación de piscinas de competencia.

Sin embargo, la firma Syco Ingeniería S.A.S. pidió ampliar tal experiencia ya que según las especificaciones técnicas, en ningún momento se hará la construcción de piscina y existen otras áreas a intervenir. Varios interesados pidieron que la solicitud incluyera solo la realización de escenarios deportivos, petición a la que accedió la Alcaldía.

La solicitud también se trasladó a la experiencia que se requería para el personal, al que también se le solicitaba tener proyectos de construcción de piscinas de competencia, la Alcaldía también accedió a cambiar tal ítem y dejar que la experiencia se viera en la construcción de cualquier escenario deportivo.

REDACCIÓN LOCAL.

Comentarios