Rifirrafe por proyecto para recursos del complejo acuático

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAEl complejo acuático del Parque Deportivo tendría un valor de unos $25.000 millones.
Mucho ha dado de qué hablar la decisión de la Asamblea de archivar, con ocho votos en contra y siete a favor, el proyecto de ordenanza que buscaba autorizar al gobernador Ricardo Orozco para comprometer vigencias futuras para financiar la construcción del complejo acuático del Parque Deportivo.
PUBLICIDAD

Entre las razones que se arguyeron para hundir la iniciativa y que tanto sorpresa causó en sectores afines al Gobierno departamental, se mencionó que era inconveniente porque no es momento de priorizar el cemento sino la inversión social y también se contó que veedurías han mostrado reparos a los estudios y diseños del escenario deportivo. 

Pero, según contó el diputado Marco Emilio Hincapié, uno de los asambleístas que votó negativo, la razón esencial es de tipo técnico y jurídico. En concreto, señaló que el proyecto carecía de un requisito ineludible que exige la Constitución: un certificado de registro de la deuda expedido, en este caso, por la Contraloría del Tolima. 

“El artículo 364 de la Constitución lo dispone así. Mientras no exista este certificado, no sabemos si el departamento se puede endeudar o no, sobre todo cuando sus rentas cayeron en un -19%. Entonces, no es que estemos en contra del deporte o de los deportistas, porque siempre hemos alzado nuestra voz para que los escenarios deportivos vuelvan, pero el proyecto estaba incompleto”, afirmó Hincapié. 

Aseguró que si hubieran aprobado la iniciativa con un vicio así, los diputados se expondrían a una investigación de la Procuraduría General de la Nacional por incumplir sus funciones e hizo una invitación a la Gobernación para que subsane el error y en las próximas sesiones ordinarias vuelva a presentar el proyecto para su respectivo trámite.

Por otro lado, frente a las quejas por presunta deficiencia en los estudios y diseños que fueron contratados por el anterior Gobierno municipal, Hincapié preguntó por qué la actual Administración los recibió con inconsistencias. 

El asambleísta consideró que se quiere llevar un debate netamente jurídico a uno político. “No podemos estigmatizar el voto negativo, por lo menos a mí me eligió la gente para que los representara, no para que fuera allá a aplaudirle todo al Gobierno, cuando las cosas estén mal, voy a alzar mi voz”, comentó.

“Están perdiendo son los deportistas tolimenses”, Castro

El gerente de Indeportes, Alexander Castro, dijo lamentar la decisión porque supone un revés para el propósito del gobernador Orozco de construir ese complejo y el Coliseo Menor. Para él, algunos asambleístas sí están tomando decisiones con criterios políticos, por lo que les hizo un llamado a trabajar en unidad. 

“Les he pedido a ellos por qué no abstraemos de la conversación política e ideológica el deporte, que es lo que nos permite unirnos como tolimenses. En este caso no pierde el gobernador Ricardo Orozco, no es Alexander Castro, no es el Gobierno departamental, no son los diputados, quienes pierden aquí son los deportistas que todos los días se levantan con amor, entereza, disciplina, amor por la tierra, para entrenar e irnos a representar a las competencias nacionales e internacionales como nos tiene acostumbrados la liga de natación”, afirmó el funcionario. 

Sobre los estudios y diseños, Castro aseguró que estuvieron a cargo del entonces alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y que ahora, consciente de que hay observaciones de veedurías, se deben desarrollar mesas técnicas para realizar los ajustes. 

“He tenido la oportunidad de reunirme con algunos diputados y algunos veedores para escuchar sus apreciaciones al respecto y les he dicho que jurídicamente, financieramente y en cuanto a la estructuración legal y transparente de esos diseños ya existentes, lo que queda es establecer unas mesas técnicas que permitan hacerle aportes y correcciones a esos estudios y diseños o al proyecto, pero no antes se pueden hacer cambios porque sería hablar de unos rediseños totales que ya se pagaron y que ya fueron entregados”, dijo. 

Sobre el argumento de supuesta inconveniencia porque se prioriza la infraestructura por encima de la inversión social, Castro indicó: “Dios Santo, claro que se necesita poner el dinero público a circular en obras para producir empleos y más si se pone el dinero en obras que representan inversión social. Si invertir en el deporte no es inversión social, que me digan qué lo es”. 

Finalmente, señaló que el Gobierno presentará de nuevo la iniciativa y reafirmó el compromiso para construir los escenarios y así “dignificar el deporte y recuperar la confianza en lo público. 

DATO

La Asamblea le aprobó al gobernador Orozco un empréstito por $150.000 millones. Ahora necesita una nueva autorización para comprometer las vigencias futuras. 

 

Redacción Ibagué

Comentarios