Secreinfraestructura salió al paso de posibles anomalías en prepliegos de piscinas de la 42

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍAJuan Carlos Núñez, secretario de Infraestructura.
El equipo de la Secretaría de Infraestructura indicó que no permitirá que se enlode su trabajo y que las cosas se están haciendo dentro de la legalidad.
PUBLICIDAD

Ante las advertencias de posibles anomalías en los prepliegos para la construcción de la nueva gradería y adecuaciones arquitectónicas para el complejo de piscinas de la Unidad Deportiva de la calle 42 por parte de diferentes veedurías de la ciudad, la Secretaría de Infraestructura salió al paso y defendió el trabajo que se viene haciendo para la ejecución del escenario deportivo.

Frente a la posible omisión de varios documentos, entre ellos los planos que se construyeron en un proceso de colaboración realizado entre la misma entidad, las veedurías y la liga de natación, la cartera de Infraestructura indicó que los mismos han estado involucrados desde el comienzo y hacen parte del presupuesto de la obra.

Asimismo acotó que aunque no se subieron algunos planos de detalle en su momento, teniendo en cuenta que son más de 160 archivos, dicha situación no afecta el trámite contractual que se viene realizando. 

“No era que no estuvieran involucrados, porque en el presupuesto esta, nos presentaron la idea y bajo el liderazgo del ingeniero Juan Carlos (Núñez) y el Alcalde, conformamos e hicimos los estudios y diseños para hacer la rehabilitación adecuación y modificación de la plataforma de clavados que en los estudios y diseños no se tocaban, así como tampoco el acceso de escaleras de gato, se hizo una estructura metálica para dar acceso, eso nos reforzó la posibilidad de tener el escenario para competición en diferentes modalidades pero también para entrenamiento, pero no consideraba algo para que un oferente no se presentara”, reseñó Diego Herrán, director técnico de la Secretaría de Infraestructura. 

A su vez, el titular de la cartera Juan Carlos Núñez, indicó que la Secretaría ha sido una entidad de puertas abiertas y que el reflejo de ello han sido las reuniones desarrolladas desde el año anterior, incluso, una de esas reuniones tuvo lugar el pasado 1 de mayo en donde se dio una explicación del trabajo que se está trazando.

Asimismo, se dejó claro que el escenario puede funcionar para eventos de carácter internacional, pero sólo para algunos tipos de competencia, no todos, y que además brinda la posibilidad de que se desplacen personas con movilidad reducida. 

Frente a la denuncia de errores técnicos en el diseño de la cimentación, el Director aseguró que los documentos geotécnicos están en la plataforma y que no es cierto que existan falencias, si bien reconoció que en el proceso contractual anterior hubo dificultades con el pilotaje y la cimentación, esta vez esa situación se previó.

Sin embargo, la Secretaría le pidió a la veeduría dar claridad a sus observaciones que serían muy generales para advertir o reparar eventuales fallas.

Frente a los detalles de construcción, argumentaron que los mismos sí están vinculados en el proceso, y que tal vez no se vieron, pero que sí se dio respuesta en el Secop II.

Con relación a planos con variaciones en la distribución de espacios, aclararon que, si bien pudieron haber diferencias que ya habían sido subsanadas, lo mismo no cambiaba la posición arquitectónica del proyecto.

Asimismo, advirtieron que existe la preocupación de que algunas veedurías terminen haciendo observaciones como oferentes y no como veedurías técnicas. “Nosotros tenemos un compromiso con la ciudad de garantizar que las personas que se postulan tengan la capacidad financiera e idoneidad técnica para que hagan los escenarios, hemos sido exigentes, hemos acogido observaciones de los interesados a presentarse al proceso, para dar apertura y garantizar pluralidad de oferentes” señaló Herrán. Frente a los direccionamientos, Núñez aseveró, “queremos un oferente que tenga una capacidad operativa amplia, un músculo financiero, que tenga experiencia y trayectoria, no queremos repetir la historia nefasta de hace seis años”.

Y agregó, “Soy respetuoso de las críticas constructivas, pero no podemos permitir que unos procesos importantes como los escenarios deportivos se enloden porque hay intereses particulares, todo está en el marco normativo (...) no se puede empañar la gestión de nuestro equipo. Las veedurías deben entender que tienen un derecho en vigilar, controlar y llamar la atención, pero no pueden convertirse en un oferente más y poner en riesgo un proceso”, puntualizó Núñez.

 

“Tenemos los precios del mercado”

Ante los señalamientos de presupuestos exagerados, la Secretaría indicó que en el valor de las cantidades a ejecutar se tuvo en cuenta aspectos como el desabastecimiento de varios elementos. 

“Dicen que el presupuesto está elevado, pero hay que considerar ciertos aspectos de tema constructivo, el acero de refuerzo, estructural, el tema del cemento y los desabastecimientos, hacen que en un proyecto se tenga que tomar la contingencia para garantizar la ejecución, no considero que los veedores digan que hay sobrecostos entonces ¿con cuántos recursos creen que se maneja el proyecto de la 42?, hemos tomado precios del mercado y eso está valorado por parte del equipo”, puntualizó el titular de la cartera. 

La licitación pública para la intervención en las piscinas de las calle 42, esta avaluada en $13.229 millones.

Redacción Ibagué

Comentarios