Alcaldía y Fiscalía conocían de robo de hierro en obra del tanque de la zona industrial

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAEn una de las visitas quedó en evidencia la afectación a la estructura que tiene un diámetro de casi 28 metros.
Aunado al abandono e incierto rumbo de las obras del ya conocido tanque de la Fiscalía, se evidenció el robo del hierro que ya pagó el Municipio al consorcio Atria 2015.
PUBLICIDAD

La situación en la inconclusa obra del 2015 que se suscribió con el  contrato 2511 y tuvo como objeto la contratación de las obras para el sistema de abastecimiento de agua potable de la futura zona de expansión de Ibagué: Etapa I, cada vez es más lamentable, luego de que se conociera por denuncias ciudadanas del robo del hierro de la estructura que se construyó por el Consorcio Atria 2015, la cual ya fue pagada por la Alcaldía.

La situación la expuso el concejal Rubén Darío Correa, el diputado Milton Restrepo y la veeduría Agua para Ibagué (Vapi), quienes incluso se trasladaron de forma individual al lugar para constatar el hurto del hierro y  la ausencia de las autoridades para salvaguardar lo poco que se construyó en este espacio en la zona industrial de Ibagué. 

“De manera insólita el Ibal no tenía vigilancia sobre estas obras que le costaron a la ciudad $9.970 millones de pesos desde el 2015, con la intención de que se instalara un tanque de almacenamiento de 10 mil metros cúbicos en inmediaciones de la Fiscalía”, dijo el concejal Correa.

En el mismo sentido el diputado Restrepo aseveró “cuando uno es elegido alcalde hereda la pulpa y el hueso y sin duda da dolor de ciudadano ver no solo una obra inconclusa sino que ha servido para que otro tipo de delincuentes, no de cuello perfumado, pero sí organizados en una bandola, se lleven el acero y otros materiales y lo saquen por el río Combeima a plena luz del día, sin que el Alcalde de Ibagué, ni la fuerza pública,  ni la ciudadana hasta hoy denuncien o tomen acciones”.

Entre tanto Vapi advirtió que en un cálculo estimado se podría creer que se robaron por lo menos un 65% de la estructura y que hasta el viernes antes de hacer la situación de conocimiento público en el lugar no estaba presente ninguna entidad haciendo labores de vigilancia.

En octubre de 2020 la misma veeduría había notificado del abandono en las obras, para ese entonces era la maleza que hacía de las suyas, pero ahora fueron los delincuentes quienes  se llevaron uno a uno los hierros.

Ayer en el lugar una de las personas encargadas del pastoreo de ganado en dicho lote, señaló que la situación no es nueva y que constantemente se veía a personas arrastrando varillas de hierro sobre la vía, pero la situación se volvió más preocupante cuando el lunes se pudo divisar a por lo menos 40 personas en el lugar, asimismo, también se habrían hecho hogares de paso, pues habían restos de ropa, zapatos y botellas.

Tras la denuncia el sábado en la mañana hizo presencia personal de la Alcaldía, que recogió parte de los hierros y  dispuso de un guarda de vigilancia; sin embargo, en ese mismo instante habían hombres con algunas barras de hierro, pese a que se  identificaron, no fueron aprehendidos por no estar en flagrancia.

 

..

 

Atria le avisó a la Alcaldía

Tras la situación, esta redacción se comunicó con el consorcio Atria 2015, quien advirtió que el Municipio e incluso la misma Fiscalía tenían conocimiento desde marzo de la situación que se estaba registrando y a la que se habría hecho caso omiso. 

“Queremos que quede muy claro que nosotros dentro del término legal advertimos esta situación y que la Fiscalía archivó en un plazo maratónico de dos semanas nuestra denuncia, además la Secretaría de Medio Ambiente y Gestión del Riesgo no se ha manifestado ni ha tomado las medidas necesarias para evitar la continuidad de esta situación”, indicó Carlos Espitia, representante legal suplente del consorcio. 

Es una misiva dirigida a la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo con fecha del 9 de marzo, el consorcio advirtió que en una inspección a la estructura de la placa del tanque el día anterior, es decir, el 8 de marzo, se evidenció el robo de hierros de una pulgada. 

En el mismo documento se aclaró que dicha estructura fue totalmente terminada y entregada al Municipio, quien tiene la custodia “se incluyó en el acta de obra No. 5 aprobada por la interventoría, supervisión y pagada por el municipio, estructura que se encontraba lista para poder entrar a fundir el concreto en el momento de la suspensión del contrato”, se lee en el documento.

Jorge Triana, representante legal del consorcio y quien firmó el documento, incluso advirtió el punto exacto del robo y las huellas que se generaron en el lote por el arrastre de los hierros, así como de la labor, que requería un trabajo de varias personas y de varios días. Solo en marzo ya se habían robado una tercera parte de la estructura. 

“Para este hurto han roto las cercas de los linderos y tumbaron el cerramiento que estaba de protección del tanque. Han abierto ya un camino el cual se observa en el registro fotográfico que acompañamos, rastro que se nota tiene ya un tiempo y huellas de uso”, aseveró el contratista solicitando custodiar la obra. 

Y agregó, “es preocupante que estas situaciones estén ocurriendo cuando la estructura de la placa del tanque instalada ya fue recibida y pagada por el municipio, por lo que insistimos que la responsabilidad de custodia, vigilancia y de las alteraciones que se puedan presentar en la instalación de la estructura le corresponden totalmente al Municipio de Ibagué, quien debió asumir esta obligación de cuidado desde el recibo a satisfacción de las obras parciales y mucho más cuando decidió dar unilateralmente por terminado el contrato”. 

Es de resaltar que el contrato suscrito entre la Alcaldía de Ibagué y el consorcio en 2015 se encuentra paralizado desde octubre de 2018 y en 2019 se hizo la terminación del trámite  y se declaró el incumplimiento al contratista, situación que Atria considera ha estado plagada de irregularidades. 

La misma situación también la conocía la Fiscalía General, a la que se le allegó una denuncia por escrito  y se hizo la recepción de la misma el 11 de marzo de este año y por el que se citó al representante legal. 

El mismo 21 de marzo la entidad archivó el proceso y alegó que lo mismo se hizo por la imposibilidad de encontrar o establecer el sujeto activo.


 

¿Qué dice la Alcaldía?

EL NUEVO DÍA se comunicó con el secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo, César Gutiérrez, quien confirmó que se sustrajeron parte de los hierros de la obra, pero señaló que varios permanecían tirados en caminos alternos a la estructura, por lo que se procedió a hacer una recolección de los mismos y ponerlos en custodia.

Asimismo, indicó que en el lugar ya se dispuso de vigilancia privada.

“Lo importante es que en ese momento eso está controlado y ya se harán los análisis de lo que se perdió y cuánto se perdió y seguir el proceso para la recuperación en su totalidad y construcción del tanque”, dijo Gutiérrez. 

El funcionario indicó que sí les habían avisado que debían tener cuidado con la estructura y que se ofició a la Policía para que se hicieran rondas, ya con la denuncia pública se acordonó el lugar. 

También indicó que se hizo un recorrido por algunas chatarrerías para verificar si se hizo la compra de dicho material.


 

Dato:

El consorcio Atria 2015 ha interpuesto tres demandas contra el Municipio para subsanar los perjuicios que le causó la no terminación del contrato y supuestas irregularidades que realizó la Alcaldía. 


 

Dato:

Aunque las obras comprenden suministrar agua a la zona de expansión de Ibagué, el contrato suscrito en 2015 se hizo con la Secretaría de Desarrollo Rural, y en la actualidad dicha obra es responsabilidad de la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo.

 

Dato:

Según el consorcio cada hierro sustraído era de 1 pulgada por 6 metros con un peso de 24 kilogramos cada uno. 

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios