emergencia

 

Los oscuros secretos de la congregación religiosa del padre Freddy ¡Sería una "secta"!

Contenido Exclusivo
Varias son las víctimas que han denunciado los abusos y acosos sexuales por parte del sacerdote Freddy Martínez Cruz, sin embargo, testigos afirmaron que este hombre cometía otros delitos y era secundado por algunos de sus seguidores.
PUBLICIDAD

Martínez Cruz se ordenó como sacerdote en el año 2000 e inició sus labores religiosas en la iglesia del barrio Cañaveral, un año más tarde, el 19 de agosto del 2001, ofició la primera misa especial para los enfermos, la cual marcó el comienzo de su reconocimiento en la comunidad.

Tras 20 años de carrera sacerdotal, el padre Freddy se volvió famoso por sus misas de sanación y liturgias de liberación (exorcismos), que realizaba en Villarestrepo.

Hoy el religioso permanece privado de su libertada, tras la audiencia de imputación de cargos, realizada el pasado sábado 3 de julio, donde se le acusó de los delitos de acto sexual violento con persona puesta en incapacidad de resistir y acceso carnal con persona puesta en incapacidad de resistir en contra tres mujeres, hechos que se habrían registrado entre 2007 y 2013. 

Sin embargo, la Fiscalía tiene indicios de que podrían ser más las víctimas de abuso por parte del religioso, asimismo, una de las presuntas afectadas aseguró que serían alrededor de 9 mujeres abusadas. 

¿Congregación religiosa o secta? 

 

Esta misma mujer, que prefirió que su nombre fuera reservado, en entrevista exclusiva con El Nuevo Día, contó que el comportamiento del padre Freddy al interior de su grupo sería el de un líder de una secta, teniendo en cuenta el adoctrinamiento que ejerce sobre el círculo cercano. Además de utilizar el nombre de Dios para cometer delitos, manipular a las masas y por “las reglas implícitas que nadie dice, pero que todos conocen: tal como una secta satánica, pero de Dios”. 

Incluso, hizo un símil con ‘La familia Manson’, donde “son más peligrosos sus fanáticos”. Muestra de ello es que, a pesar de que la Arquidiócesis suspendió las facultades ministeriales del padre Fredy, aun así “continúan reuniéndose y haciendo lo mismo, simplemente eliminan el acto litúrgico”.   

Por otro lado, indicó que este grupo sería una banda, integrada por varias personas cercanas al religioso. 

Uno de los nombres que surgió fue el de Jhon Parga, conocido como ‘El Mono’ o simplemente ‘Mono’, quien actualmente sería la mano derecha del padre Freddy y el encargado de hacer los “mandados negativos”

(Le puede interesar: Fuerte testimonio de presunta víctima del padre Freddy, señalado de abuso sexual en Ibagué)

Ella indicó que cuando ingresó a esta comunidad, Parga tenía aproximadamente 16 años, hacía parte del grupo de alabanza y posteriormente se convirtió en acolito, quien desde entonces, y bajo el adoctrinamiento del sacerdote, hace lo que este le ordena.

“Él es una persona que no trabaja, nunca ha trabajado, prácticamente se quedó trabajando al lado de él (padre Freddy) y hay una lealtad infinita, ellos son capaces de morir en su mentira, porque ya están totalmente adoctrinados y lo defienden a capa y espada sobre cualquier cosa”, afirmó.   

Este joven además se encarga de recibir los dineros producto de las misas de sanación y demás eventos organizados por la congregación del sacerdote y, al parecer, recibiría bienes económicos de alta cuantía por la labor que desempeña. 

Jhon Parga

monito

“Él tiene una moto que jamás habría podido comprar, tiene propiedades y hay unos beneficios en la vida de las personas que se dedican a trabajar con él”, indicó. 

Conozca la segunda parte de la entrevista aquí: los presuntos delitos detrás de la "secta" religiosa del padre Fredy: golpizas, amenazas, incendios y daño en bien ajeno

 

 

Redacción Web

Comentarios