Rodeados de consumidores y con inseguridad: el panorama de Boquerón denunciado por sus habitantes

Crédito: Archivo / El Nuevo Día.
Manifiestan que el parqueo de tractomulas en la vía les ha traído dolores de cabeza.
PUBLICIDAD

Habitantes del barrio Boquerón se comunicaron con esta redacción para denunciar las condiciones en las que están viviendo, y que al parecer pone en riesgo la salud física y mental de quienes viven en la zona.

La denunciante manifestó que algunos camioneros no respetan el espacio público y los están dejando sin lugares por los que caminar, arriesgando sus vidas en la concurrida vía.

“En esta zona llegan las mulas y se parquean a lado y lado de la vía donde obstaculizan el paso peatonal y hace que las personas que tenemos que cruzar corramos más peligro porque no hay visibilidad para saber si un carro sube o baja. Además, hay un lado donde no hay andén peatonal y uno tiene que caminar por la zanja. Si las mulas se parquean allí nos toca caminar por toda la vía de los carros”, señaló.

Dicha situación también acarreó la llegada de consumidores que están destruyendo el entorno. “Estás mulas atraen a personas que viene a lavar estos carros, pero también se ha incrementado la asistencia de personas consumidoras de drogas y están invadiendo la entrada de un local desocupado, donde se hacen a consumir, hacer sus necesidades fisiológicas y destruir esa propiedad”, relató.

Del mismo modo, señaló a estas personas de hacer “escándalos toda la noche, colocan música de las mulas a alto volumen”, una situación que les quita el sueño y ya fue denunciada a la Policía, pero no han obtenido resultados contundentes.

“Se le solicita también ayuda con el tema de las personas consumidoras de drogas para que no permitan que estén en ese sitio, pero no pasa nada. La solución es la prohibición del parqueo de estos carros. Además, que están incumpliendo con el código nacional de tránsito que dice que es prohibido lavar carros en vía pública. Allí, en esta zona parece que no hay ley para nadie”, finalizó la ciudadana.

Redacción web.

Comentarios