El enrevesado camino del Sistema Estratégico de Transporte de Ibagué

Crédito: HELMER PARRA / ARCHIVO / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
El gerente del Setp, César Yáñez, se refirió a las obras, operación e implementación del sistema. Por su parte, los transportadores están preocupados por la transición que se les exige a buses eléctricos, también por el desconocimiento sobre quién hará el recaudo.
PUBLICIDAD

En diciembre de 2020 el Consejo de Política Económica y Social (Conpes) aprobó el financiamiento del Sistema Estratégico de Transporte Público (Setp) para Ibagué, con una inversión de $466.573 millones; la nación aporta $309.824 millones y el Municipio $156.749 millones.

Transcurridos nueve meses, el gerente del Setp, César Fabián Yáñez, nombrado hace unas semanas en este cargo pero que como secretario de Movilidad ya estaba encargado de liderar el proceso, le contó a El Nuevo Día sobre la actualidad jurídica, los detalles técnicos y el diseño que hasta ahora se contempla para el proyecto, el cual continúa en construcción.

 

Ad portas de tener Junta Directiva

Antes de nada, el Setp tras varias mesas de trabajo entre el Gobierno nacional y la Alcaldía de Ibagué se encuentra en etapa de inicio. Los ministerios de Transporte y Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación (DNP), harán parte de su Junta Directiva con un miembro cada uno, por parte del Municipio, la completarán el Secretario de Movilidad y otro funcionario designado.

Aproximadamente en 15 días estos delegados se reunirán por primera vez como junta, con un primer fin, elegir al gerente del Setp entre una terna que presenta la Alcaldía.

Después de conformada la Junta Directiva del Setp o Ente Gestor y de realizarse la contratación del personal operativo, empezará la publicación de licitaciones para contratar la implementación del sistema. Sin embargo, en un inicio se licitarán nuevos estudios.

Las licitaciones para ir contratando estudios y construcciones van a ser públicas. En 2021 quedó estipulado que el Municipio aporta $7.000 millones, para el próximo año $12.000 millones.

En este punto, el gerente del Setp, César Fabián Yáñez, manifestó que a diferencia de otros Conpes, en este existe la posibilidad de apropiar recursos a medida que se van necesitando.

Generales.

“La propuesta que había era que nosotros durante cinco años hacíamos unos aportes y luego los hacía la nación, así era muy complejo. Pero en la negociación con el Minhacienda se estructuró lo que quedó en el Conpes.

“Si nosotros planeamos y tenemos para ejecutar más obras durante el año, podemos traernos unos valores presentes que son los aportes del Gobierno nacional”, explicó Yáñez.

Cabe recordar que el Concejo de Ibagué aprobó vigencias futuras a 15 años para la implementación del Setp, de esta manera el Municipio puede disponer de los $156 mil 749 millones los cuales serán diferidos desde el 2021 hasta el 2035, para iniciar con la adecuación del sistema.

Así las cosas, el plazo que da el Gobierno nacional al Municipio para que implemente el Setp sería de aproximadamente 15 años.

“Sabemos que nos quedan dos años de gobierno pero la idea es proyectar y planear la ciudad, de modo que, el gobernante que llegue tenga todas las herramientas para garantizar que el sistema se lleve a cabo”, manifestó el Gerente.

 

El Setp empieza por la semaforización

Respecto a los procesos contractuales la Junta Directiva será la encargada de aprobar los proyectos de la Administración municipal en el marco de la implementación del Setp.

En este sentido, el primer proyecto que espera ejecutar la Alcaldía es la modernización de los semáforos de 52 intersecciones viales de 94 existentes.

“Cuando hablo de modernización lo que queremos atacar rápidamente es los controladores antiguos a los que diariamente tenemos que hacerles algún tipo de arreglo, reemplazándolos por unos modernos de los que podamos tener control a través de un centro de mando.

Generales.

Antonio Fonseca, gerente del Sistema Integrado de Transporte, Sitsa.

“Sabemos que todos los proyectos de semaforización recomiendan fibra óptica pero todavía no queremos causar traumatismo en nuestra ciudad porque se vienen varias obras, por eso queremos aprovechar por ejemplo la construcción del Bulevar La Quinta para integrar ductos y hacer las conexiones” acotó Yáñez.

El funcionario indicó que a estos semáforos se adaptarán cámaras para que sean “autónomos’’ y puedan regular el tráfico. Además, dijo que se plantea la instalación de paneles solares para que el sistema semafórico tenga energía disponible en caso de que falle el suministro tradicional. El proyecto de semaforización costaría $3.600 millones.

 

Se hará estudio de vías

Las vías estructurantes del sistema son la carrera Quinta desde la calle 10 hasta la 137, la avenida Ambalá desde la calle 25 hasta la 109 y la avenida Ferrocarril. Yáñez mencionó que se realizarán estudios y diseños de estas carreteras debido a que en los estudios del Setp solo existen esquemas.

“Cuando construyeron la ciclobanda de la Ferrocarril que hace parte del Setp, lo hicieron sin estudios a detalle. Por eso queremos hacer este proceso y no cometer los errores de otras ciudades, que invirtieron mucho en infraestructura y resulta que el fin del sistema es garantizar el transporte público a los ciudadanos”, añadió el exsecretario de Movilidad.

Estas vías principales que deben contar con una ciclorruta van a ser intervenidas en los puntos en donde están en mal estado, por ejemplo, la paralela del Jordán sería una prioridad. Es decir, se haría la reconstrucción de tramos pero no la intervención total.

“Por consiguiente, queremos optimizar los recursos y que el sistema se implemente rápidamente”, dijo Yáñez.

El primer estudio sería del tramo que comprende desde la calle 43 hasta la 107 por la carrera Quinta; la intención de la Alcaldía es que se empiece a planificar la ciclorrruta desde la calle 80 hasta el centro de la ciudad.

Otro proyecto incluido en el Setp es la peatonalización de la carrera Tercera desde la calle 15 hasta la 19 y que también requiere estudios.

El funcionario destacó que las únicas vías a intervenir son las principales, pero se haría un balance financiero para estudiar la atención de otros puntos, después de que la Secretaría de Infraestructura y la Gobernación del Tolima realicen sus intervenciones en la malla vial.

 

Estaciones y patios

Uno de los proyectos más importantes es el de las estaciones integrales, que van a ser siete. Estos espacios tendrán sistema intermodal, de modo que, quien ingrese en bicicleta pueda acceder al Setp sin inconveniente.

En el sistema también se podrá hacer transbordo, igualmente, las estaciones tendrán carriles de aceleración y desaceleración, para que los vehículos ingresen de manera segura.

Las estaciones estarán ubicadas así: zona sur, centro, carrera 64 con carrera Quinta, calle 99 con carrera Quinta, sector de Santa Ana, Picaleña y glorieta de Mirolindo (en estudio).

También es necesario un estudio predial y de patios talleres, que en total son nueve los definidos en el Setp.

“En las visitas que realizamos a otras ciudades nos encontramos con patios talleres con zona de tanqueo, lavado, mantenimiento y pruebas; queremos tener algo así en la ciudad”, dijo el ingeniero.

 

Flota a gas o eléctrica

Generales.

Antonio Fonseca, gerente del Sistema Integrado de Transporte, Sitsa.

En el estudio del Setp se dice que hay 979 buses opreando, aunque serían menos porque algunos ya han cumplido su vida útil pero los propietarios no han podido hacer la reposición, porque dentro del estudio quedó que tienen que ser vehículos a gas o eléctricos.

“Los transportadores nos solicitaron que fuera un bus Euro V; para este tema le hicimos la consulta al Mintransporte y estamos trabajando en eso. Aquí quiero hacer una invitación a pensar a futuro, debido a que a nivel nacional se viene la tendencia de los buses eléctricos. No es fácil, pero son esfuerzos importantes que el gremio debería hacer, porque repito, es un proyecto de ciudad”, aseveró el gerente del Setp, César Fabián Yáñez.

El sistema se compone de una flota de aproximadamente 637 buses y 30 rutas estructurantes, no obstante, se evalúa el número de vehículos alimentadores. Actualmente el transporte público tiene un cubrimiento del 93% de la ciudad, con el Setp llegaría a un 98 o 100%.

Según el Gerente, los operadores del sistema serán las siete empresas de transporte de Ibagué, “la idea es que formen un solo operador.

“La inversión del cambio de bus la asume el propietario, por eso les estamos ayudando enseñándoles algunos prototipos, la idea es que estas empresas miren las alternativas para obtener la financiación”, agregó el Gerente del Setp.

 

Recaudo a través de fiducia

El Setp operará con un sistema de recaudo, así el conductor no recibe dinero, sino que el usuario pasa una tarjeta para pagar el pasaje.

“El recaudo es por fiducia, el estudio lo establece así. Esa fiducia mediante unas fórmulas se encarga de hacer la repartición de los dineros a cada uno de los transportadores, teniendo en cuenta los kilómetros recorridos, la cantidad de usuarios transportados y la calidad del servicio.

“Queremos contar con los transportadores para la operación del Setp, pero el control de flota y recaudo ya es otro tema que estamos analizando. Porque sino sería lo que ocurre actualmente, el “yo con yo”, pero analicemos cómo está el servicio”, finalizó Yáñez.

 

Transportadores en la incertidumbre

Generales.

Antonio Fonseca, gerente del Sistema Integrado de Transporte, Sitsa.

Los transportadores del servicio urbano colectivo y los propietarios de vehículos están lidiando con la crisis económica más profunda que han sufrido, a raíz de la pandemia que dejó un déficit incalculable.

Hernán Quiñones Ariza, gerente de la Cooperativa Expreso Ibagué, aseguró que para los transportadores es imposible hacer reposición con vehículos a gas o eléctricos, cuyo costo aproximado es de $700 y $800 millones. Asimismo, dijo que el bus Euro VI (Diesel) que exige el Decreto 806 de 2019 de la Alcaldía, también tiene un valor elevado ($600 millones).

Además, el Gerente señaló que hay una baja demanda de usuarios que usan el servicio al pasar de 225.711 en febrero de 2020 a 130.000 en promedio para 2021.

“Estos buses implican inversiones costosas que no dan un retorno económico como corresponde, al mismo tiempo, la banca le ha cerrado las puertas al sector por su baja rentabilidad. Por otra parte, la implementación del Setp no garantiza la permanencia de los inversionistas, lo que ha creado incertidumbre.

“A la administración se le ha planteado revisar los estudios del Setp para que se cambie la tipología vehicular a Euro V que es más barato (costo aproximado $280 millones ) y de bajas emisiones contaminantes, y se adapta como inversión a la disminución de la demanda de pasajeros”, manifestó Quiñones.

Ariza agregó que igualmente se ha solicitado se de aplicación a la Ley 1972 de 2019 que ha fijado una transición al uso de energías renovables para los sistemas de transporte, a partir del 1 de enero de 2030.

“Estos sistemas deberán contar con un mínimo del 20% de la flota nueva correspondiente a tecnologías de cero emisiones, pero aquí la Administración ha querido aplicar la transición de tajo”, enfatizó Hernán Quiñones.

Con relación a la operación del Setp, Quiñones señaló que la duda continúa porque el gremio no percibe claridad en este aspecto. “De acuerdo a las manifestaciones de la Alcaldía este proceso no se va adelantar con las empresas que desde hace 50 años han puesto su esfuerzo y el de los propietarios, al invertir su capital para prestar el servicio”.

En cuanto al recaudo, destacó que según los estudios lo debe hacer un tercero.

“De lo anterior se entiende que no existirá la posibilidad que de manera directa se le entregue el recaudo a los transportadores. Se está a la espera de hechos concretos de buena voluntad para que sean los transportadores históricos a quienes se les dé la oportunidad de organizar el recaudo y que los recursos no se vayan a manos de terceros, como al parecer se tiene pensado”, concluyó el gerente de Expreso Ibagué.

Generales.

La postura de Sitsa

Antonio Fonseca, gerente del Sistema Integrado de Transporte, Sitsa, que reúne a las siete empresas de transporte urbano de la ciudad, se refirió a varios de los puntos polémicos que tiene la implementación del Setp.

Con respecto a la flota eléctrica que requiere el sistema, dijo que el gremio está a la espera de una respuesta del Ministerio de Transporte y el DNP, a quienes solicitaron a través de la Alcaldía la autorización para ingresar vehículos con tipología Euro V.

Fonseca manifestó que el costo de los vehículos a gas y eléctricos es muy elevado, y que teniendo en cuenta la tarifa del servicio la inversión sería inviable.

“Hace dos meses vino una empresa a realizar pruebas con un bus eléctrico, el resultado no fue el mejor, el vehículo no subió la cuesta de Ambalá, imagínese subiendo a Villarrestrepo. Por la topografía de nuestra ciudad es complejo la utilización de ese tipo de buses.

“Consideramos que la migración a tecnologías limpias debe ser paulatina, además, aún no hay infraestructura para atender ese prototipo de flota”, explicó Antonio Fonseca.

Acerca de la operación del Setp, comentó que el Alcalde de Ibagué les ha manifestado que estará a cargo de los transportadores a través de las empresas que actualmente operan en la ciudad.

“Hace 10 años constituimos Sitsa, pero tenemos vagamente la autorización para operar, por tanto, estamos solicitando que se formalice la tarea que venimos haciendo. Esperamos que se nos permita operar el Setp y estamos demostrando que somos capaces”, aclaró Fonseca.

En este sentido, la empresa actualmente está supervisando algunas rutas mediante el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), para lo cual ya cuenta con un centro de control. La flota que agrupa Sitsa en un 90% tiene instalado GPS.

En cuanto a la posibilidad de hacer el recaudo del Setp, el Gerente de Sitsa afirmó: “Tenemos la firme intención de realizar el recaudo electrónico, las normas actuales en materia de los sistemas estratégicos de transporte nos dan esa posibilidad”.

Por otra parte, hizo énfasis en que los transportadores no tienen recursos para reponer sus vehículos, porque el año pasado las empresas dieron cumplimiento al Decreto 685 del Mintransporte. Así que, devolvieron a cada propietario el 85% de los dineros que habían depositado en el Fondo de Reposición.

“Sin embargo, en la actualidad algunos transportadores están interesados en reponer con recursos propios; la flota está envejeciendo y esta es la oportunidad para que se nos permita ingresar los vehículos por combustible Euro V. Es urgente que se resuelva el tema porque los propietarios se están quedando por fuera del negocio”, finalizó Antonio Fonseca.

 

DATO

Las estaciones son sitios de parada que permiten el intercambio o transbordo de pasajeros entre rutas estructurantes, alimentadores y de corregimiento.

 

DATO

El Setp contará con una flota de 637 buses, siete estaciones y nueve patios talleres.

 

DATO

1.184 paraderos tendrá el Setp, ubicados en los carriles preferenciales cada 300 metros (m) y en los mixtos cada 500 m. 


DATO

Según Expreso Ibagué la demanda de usuarios pasó de 225.711 en febrero de 2020 a 130.000 en promedio para 2021.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí:  https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios