Alcalde de Honda apelará su inhabilidad de 11 años

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Al mandatario de la ‘Ciudad de los puentes’, Alonso Montero, se le vio tranquilo luego de ser notificado por la Procuraduría Provincial de la población de su destitución al cargo en fallo de primera instancia.

Según Montero la decisión fue apelada, porque el contrato con la empresa de servicios públicos de Natagaima, Espunat, no cuenta con vicios de ilegalidad, ya que la Gobernación no fue notificada de la desertificación en servicios públicos, y él no podía poner en riesgo la prestación.

Ese fue el origen de la investigación por el ente de control. “Yo respeto ese fallo pero no la comparto, esperaré la segunda instancia”.

Comentó que como Alcalde conocía que el municipio estaba desertificado, pero la Gobernación no lo sabía. Por eso la administración departamental no asumió ese proceso, “de no hacerlo estaba poniendo en riesgo los derechos fundamentales de los hondanos”.

Agregó que la medida es injusta, “eso no se le hace a una persona, además lo que se hizo no afectó nada, ni a nadie y no se ocasionó un detrimento, antes se evitó una hecatombe, el municipio hubiese quedado tres meses sin empresa”.

En la actualidad, el concejo estudia por quinta vez el proyecto para entregarle facultades y así crear una entidad encargada de la operación de este servicio.

Según Montero, la oposición de algunos cabildantes que no le han dado trámite el acuerdo, obedece a temas políticos y a la contienda electoral de este año.

EL NUEVO DÍA

Comentarios