En Ataco hay alarma por posibles casos de extorsión en zona rural

archivo - el nuevo día
El alcalde de Ataco, Jáder Ochoa, indicó que en su población existe preocupación por la presunta presencia de personas armadas en las veredas Paujil, Berlín, Pomarroso, sectores que limitan con Rioblanco y Planadas.

“La información que hemos obtenido del Ejército es que una persona que desertó de esa misma institución, se llevó dos fusiles y es la que estaría generando este tipo de inconvenientes en el municipio”, explicó el burgomaestre.

Las denuncias reportadas hablan de intimidaciones y extorsiones a habitantes que cuentan con sustento económico, “le piden dinero a cambio de dejarlos quietos”, precisó.

Formalmente, solo se ha recibido una denuncia, pues aun existe el temor entre la comunidad.

 

Medidas de choque

Ante la situación, la Administración municipal está apoyándose con la Policía y el Ejército, esta última autoridad ya tendría identificados los corredores por los que se movilizan los delincuentes y sus identidades, por lo que se espera tener resultados positivos en corto tiempo.

“Se han hecho dos consejos de seguridad, en donde ha sido fundamental la información de la comunidad, porque en sectores como en Casa de Zinc, por ejemplo, hace cerca de cuatro semanas también tuvieron un inconveniente por extorsión con una persona influyente de allá, quien le tocó salir de la región nuevamente”, agregó el mandatario.

Los casos conocidos sucedieron en zonas apartadas que tienen como punto en común, que fueron golpeadas por el conflicto armado, factor que hace que los habitantes sean más sensibles ante cualquier amenaza.

 

En San Antonio

Una situación similar se estaría registrando en esta población del sur, la respuesta de la Policía del Tolima es que se trataría de extorsiones carcelarias, pues al parecer, se logró identificar los centros penitenciarios desde donde se originan.

EL NUEVO DÍA

Comentarios