Defensor del Pueblo habló de las problemáticas en el posconflicto

HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
A su paso por Ibagué, el defensor del Pueblo Nacional, Carlos Alfonso Negret Mosquera, habló de algunas de las problemáticas que se siguen evidenciando en el campo de derechos humanos en medio del posconflicto.

En el caso de asesinatos a líderes sociales, indicó que el Gobierno Nacional ha hecho un esfuerzo, pero “hay que resaltar que a la fecha tenemos más de 286 líderes en todas las zonas, generalmente en zonas rurales”, explicó Negret.

Dicha cifra sería entre el primero de enero de 2016 y el 17 de febrero de este año. En cuanto a los casos en el departamento, “no tengo mayores preocupaciones en el Tolima, deben haber muchos, pero en nuestro informe son seis amenazados y seis asesinados (en los últimos años)”.

 

Proceso de paz con el Eln

Sobre este tema, el Defensor manifestó que es importante que el quinto ciclo salga adelante y que el Eln entienda que el país quiera la paz, “hay que trabajar para que en Colombia no vuelva a haber reclutamiento de niños, no vuelva a haber minas antipersonales, ni confinamiento, pero tenemos que rodear el proceso de paz, porque nadie quiere vivir en guerra en Colombia”, precisó.

Negret manifestó que persistiría el reclutamiento forzado por parte de esta organización alzada en armas, en áreas como el Chocó. Allí, se tendría un registro de casi 16 niños reclutados en los últimos 45 días.

 

El reto de la fuerza pública

Para el Defensor del Pueblo, la dinámica de reincorporación de los miembros de las Farc a la vida civil, en regiones como el Tolima ha permitido que haya una relativa tranquilidad.

Este hecho indiscutiblemente genera el reto de alcanzar que entre la fuerza pública a aquellos lugares en donde lideraba las Farc, del mismo modo, la institucionalidad es decir entidades como la Defensoría, el Icbf o el Sena.

“Tenemos algunas preocupaciones en el Sur, pero las estamos evaluando. Hasta que no tengamos debidamente analizada la zona, no se podrá dar ninguna información”.

En cuanto a las disidencias de las Farc, Negret se refirió al reciente informe entregado por las Fuerzas Militares, razón por la cual hizo un llamado para que regresen al proceso.

“La guerra no es buena para nadie, menos para ellos, como se sabe Planadas fue un sector muy conflictivo y con problemas, no tiene sentido que la juventud que ya había dado un paso, se vuelva nuevamente a la guerra”.

 

Defensores de paz

La visita del Defensor se dio específicamente para posesionar a un grupo de jóvenes que cursan los grados décimo y once como Defensores estudiantiles para la paz regional de 60 colegios públicos de la Capital tolimense.

“Es un nuevo programa de la Defensoría, el Alcalde y Concejo de Ibagué dieron la primera aprobación y esto lo vamos a replicar en todos los municipios del país, para que empecemos desde los colegios a hablar de la defensa de los derechos humanos”, finalizó.

EL NUEVO DÍA

Comentarios