emergencia

 

Comunidad Nasa We’sx conmemora 25 años de tranquilidad en su territorio

Crédito: Archivo / El Nuevo Día.Para la comunidad nasa, es una tradición conmemorar el 26 de julio como un día histórico en el que se pactó la posibilidad de continuar en su territorio y terminar con las muertes generadas en medio del conflicto armado por el que atravesaba el país.
Contenido Exclusivo
El próximo 26 de julio se celebrarán más de dos décadas de la firma del Acuerdo de Paz con las antiguas guerrillas de las Farc, un hecho que convirtió esta población del sur del Tolima en referente de diálogo y de lo que significa el cumplimiento de compromisos entre dos partes.
PUBLICIDAD

Hace 25 años la comunidad indígena Nasa We’sx firmó un acuerdo de paz con el entonces grupo de las Farc, dicho pacto permitió dar fin a una época marcada por el enfrentamiento armado y la muerte. En ese entonces varios líderes tomaron la iniciativa de buscar un diálogo que trajo tranquilidad al territorio, pero a la vez los puso en la mira del Estado, por haber negociado con un grupo al margen de la ley.

José Bernardo Lago Perdomo, gobernador indígena del cabildo La Nueva Esperanza en Planadas, contó que según narran los Mayores fue un proceso complejo, “un sacrificio, no fue fácil, fue de paciencia y de mucho amor por las comunidades, para llegar a ese acuerdo que permitió que todos viviéramos en paz”.

El 26 de julio de 1996, la historia dio un giro en territorio indígena pues empezó a regir  una serie de reglas que prohibieron por completo las amenazas entre campesinos e indígenas, el porte de armas dentro del resguardo y territorio indígena; al igual que, cualquier tipo de colaboración con personas alzadas en armas, Policía, Ejército o cooperativas de seguridad.

“Fue una paz total, se puede decir que se ha cumplido un 99 % con las antiguas Farc, ellos han respetado mucho este proceso y de igual manera las comunidades indígenas lo han respetado, fue un acuerdo mutuo y prácticamente de corazón.

“Cuando nosotros miramos (al pasado) decimos que (si) hay voluntad de paz, las cosas se ven, pero tiene que haber algo que nazca de corazón, que haga que las personas olvidemos ese conflicto y dejemos ese odio hacia los demás, que vivamos en hermandad como colombianos y comunidades indígenas que somos”, comentó Lago Perdomo.

Gracias a ese perdón, este año se conmemora un aniversario más, por ello, ayer a modo de preámbulo se adelantó en el casco urbano del municipio, el foro denominado Traslape intercultural: Un aprendizaje de Paz, 25 años del Acuerdo, un espacio en el que los Consejeros Mayores narraron parte de lo que vivieron en esa época y de los logros obtenidos desde entonces.

 

Una mirada al pasado

Entre los asistentes al foro estuvo Virgilio López Velazco, gobernador del resguardo Nasa We’sx y uno de los firmantes del Acuerdo, en su intervención agradeció por tener vida y contar hoy con total tranquilidad, “no tengo que temer a ninguno, ni al ejército, ni la guerrilla, ni a los ‘paras’, ni a la policía, ni a la Sijín, a ninguno, ni a la Junta de Acción Comunal o al cabildo, porque Dios me ha enseñado cómo debo de andar, cómo debo respetar y amar a nuestros semejantes”.

Agregó, que cuando se hizo la paz se acordó no volver a trabajar con el ejército, ni con la guerrilla, y que el papel de las comunidades iba a ser neutral, sin guardar resentimientos en contra de ningún actor del conflicto.

“Antes de firmar el acuerdo había zozobra, no se podía andar tranquilo en el trabajo, ni por los caminos, ni bajar al pueblo para conseguir la remesa para nuestros hijos, era un complique”, narró.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCIÓN TOLIMA.

Comentarios