“Fenalco tiene que ser un actor protagónico en las decisiones de política pública”: Alba García

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
La nueva directora de Fenalco habló de las propuestas con que busca darle un nuevo impulso al sector comercio de la región.

Recuperar la confianza de los agremiados y compenetrar al sector público y privado, son los grandes desafíos que tendrá por delante Alba Lucía García, la nueva directora de Fenalco, quien con tan solo 32 años se convirtió en la primera mujer en dirigir el gremio de gremios seccional Tolima en 74 años de existencia.

Para ella el liderazgo es algo innato, que le inculcaron en su hogar, y los diferentes conocimientos que adquirió trabajando en el Congreso de la República y en los estudios que realizó en el extranjero, son los que quiere aplicar para liderar la renovación de la Federación.

Con la simpatía que ya la caracteriza entre el sector económico de la ciudad, la ejecutiva le contó a EL NUEVO DÍA acerca de su vida, su apuesta para potenciar los gremios económicos y su percepción de la región.

E.N.D.: ¿Quién es Alba Lucía García, hablemos un poco de su vida, dónde creció?

A.L.G.: Soy Alba Lucía García, una ibaguereña de 32 años, vengo de una familia de comerciantes, mi mamá ha tenido una carnicería toda su vida, somos cuatro hijos y todos fuimos criados aprendiendo a manejar el negocio. Estudié en el Santa Teresa.

A los 16 años me fui de la ciudad a estudiar en la capital del país, estudié Derecho en la Universidad Externado de Colombia y luego me enfoqué en trabajar en el sector público y en ampliar mi formación. Soy una mujer bastante expresiva, diría que soy siempre la que arma el plan, líder y una mujer que llega con una serie de conocimientos para aplicar a la región.

E.N.D.: ¿Qué hizo en estos 16 años que estuvo fuera de Ibagué y el Tolima?

A.L.G.: Después de que hice mi carrera y me formé, trabajé seis años en el Congreso de la República, trabajé con Juan Mario Laserna, con quien tuve la oportunidad de aprender y aportar bastante para el departamento estando en Bogotá.

Desde que me fui busqué espacios que me permitieran impactar la ciudadanía y en algún momento retribuir en algo a la región.

Posteriormente trabajé con Rodrigo Lara en la Cámara de Representantes, esto me permitió ver un panorama diferente del que se percibe en el Senado, porque en la Cámara están las diferentes regiones de alguna manera compitiendo por los recursos, tratando de generar su cosmovisión. Estuve un tiempo en la Alcaldía Distrital, y finalmente en el campo ejecutivo laboré en la Aeronáutica Civil.

E.N.D.: ¿Hay algún punto de su vida en dónde nació el gusto por ser líder gremial?

A.L.G.: Había trabajado siempre en el sector público y cuando uno está en este campo se da cuenta que hay unos actores que interactúan y que son protagonistas en las decisiones que se toman, uno de esos son los gremios.

Dar el salto fue muy complicado, yo me voy a estudiar mi doctorado a España, luego me gano una beca para hacer un curso en estudios de desarrollo internacional en Oslo - Noruega y allá confirmo que el desarrollo y el cambio del país está en la región, en los departamentos. Después en una instancia internacional en Washington D. C. entendí que el lobby es un mecanismo invaluable para poder impactar la política pública, y quienes hacen ese cabildeo son los gremios, son ese puente de comunicación entre el ciudadano y el Estado.

¡Ahí digo, esto me parece muy bueno!, me encantaría regresar a Colombia a hacer algo así, con tan buena suerte, las oraciones de mi mamá fueron escuchadas, se abren las convocatorias de la Cámara de Comercio y Fenalco, a las cuales me presento, y terminé siendo electa entre 54 candidatos como la nueva directora de Fenalco.

E.N.D: En el tiempo que lleva como directora, ¿cuál es la evaluación que hace de cómo encontró la Federación en el tema financiero y de gestión?

A.L.G.: Desde esta dirección tratamos de no tener espejo retrovisor, en la asamblea que se dio antes de mi llegada, se presentó un panorama general, hay algunos desafíos de carácter económico que esperamos salir avantes al respecto.

Ahora yo veo la Federación con optimismo, tiene un capital humano increíble con muchísimo talento y compromiso con la entidad y los agremiados, estamos generando sinergias, recorriendo la ciudad, queremos llegar a más municipios del Tolima, entonces el diagnóstico que tengo hoy de Fenalco es que es un gremio que tiene todo el potencial para nuevamente ser el líder del Tolima.

E.N.D.: ¿Cuáles son sus principales propuestas para mejorar la competitividad de los comerciantes?

A.L.G.: En Fenalco estamos convencidos que hay que apostarle a la transformación del comercio porque las relaciones cambiaron, entonces queremos llegar a todos los comerciantes con apropiación digital, para que puedan empezar a montarse en el bus de las tecnologías.

Entre los diferentes sectores que manejamos, somos totalmente democráticos con todos, tenemos 18 macrosectores de la economía, entonces Fenalco reúne al concesionario, a la tienda, al hotel, al restaurante, etc., y eso hace que todas las ideas empiecen a escalar de manera democrática en las mesas de diálogo. Esas mesas las queremos fortalecer para que cada vez sean más democráticas las decisiones.

También tenemos la idea de Fenalco 2.0, una Federación más interactiva, no solo en la parte digital sino en cómo se relaciona con todos los actores, es claro que hay que hacer sinergia con el Gobierno, la academia, los medios de comunicación y la sociedad civil.

Y otra gran apuesta es captar nuevos agremiados, la gente tiene que entender la importancia de la asociatividad, es mucho más fácil cuando hay más manos remando para un mismo lado, y somos unos traductores de esas necesidades.

E.N.D.: ¿Qué percepción tiene de la economía actual de la región?

A.L.G.: Desde Fenalco somos optimistas y creemos que la economía puede mejorar y se va acelerar en este último trimestre. Destacamos del departamento que gran parte de la economía es el comercio, somos muy buenos comerciantes, por ejemplo, somos comerciantes de vivienda, tenemos constructoras que están jalonando, así como el turismo.

E.N.D: ¿Cuál es el mayor reto que tiene como directora de Fenalco?

A.L.G.: Ser la primera mujer que llega a dirigir el gremio ya es un reto importante, por la juventud, el dinamismo y las nuevas concepciones que en algunos momentos parecen un poco salidas del contexto tradicional del comercio. El reto es lograr que con ese dinamismo y sentido de cariño podamos aumentar el número de agremiados, estamos convencidos que entre más grandes seamos, más será la fuerza que une.

E.N.D: Es la primera mujer nombrada como directora de Fenalco Tolima, ¿cree que está abriendo una ventana para las mujeres en este tipo de cargos que siempre han estado en manos de hombres?

A.L.G.: Sí, esto es una ventana para invitar a todas las mujeres de la región a que sigan estimulando el liderazgo, y especialmente en el comercio. Nuestro comercio tiene una gran participación de mujeres, si uno se acerca y ve los pequeños comercios, la panadería, la peluquería, la tienda, en su gran mayoría son atendidas por mujeres, por eso en Fenalco tenemos muchos programas para generarles beneficios.

Uno de mis grandes desafíos es hacer un gran papel al frente de Fenalco para incentivar a más mujeres a que sigan llegando a espacios vitales para el liderazgo.

E.N.D.: Se acercan nuevas elecciones y nuevos mandatos, ¿cuál cree que es la relación que debe tener la Federación con los gobernantes, tanto Gobernación como Alcaldía?

A.L.G.: Primero, el gremio debe ser un actor político más no politizado, es decir, la Federación tiene que ser un actor protagónico en las decisiones de política pública, por eso hemos estado asistiendo a los debates, somos neutrales, pero con el que salga electo queremos trabajar de la mano.

Fenalco cada día impacta más temas de la sociedad civil, no solo el mercado y la economía, sino que estamos llegando a más sectores y espacios, por eso queremos estar ahí, cerca de las personas que lleguen a gobernar.

E.N.D.: ¿Cómo evalúa el papel de los gobiernos salientes?

A.L.G.: Frente a los gobiernos que están saliendo quizás no hubo una relación o diálogo fluido con los gremios, y eso de alguna manera afectó la dinámica como tal del comercio. Cuando yo llego me encuentro con un gobierno Municipal abierto a trabajar, ya hemos hecho mesas para hablar de espacio público y temas de salud. También hay un gobierno Departamental dispuesto a crear y trabajar en equipo. Desde Fenalco hoy podemos decir que se maneja una buena relación con los gobiernos salientes.

E.N.D.: ¿Qué beneficios trae ser parte de Fenalco?

A.L.G.: Ser parte de Fenalco tiene muchos beneficios, algunos puntuales son, primero, las capacitaciones que son específicas y satisfacen las necesidades de los comerciantes porque son demandadas por ellos mismos; segundo, el gremio es un transportador de ideas, sobre todo de una nueva red de millennials y de nuevos comerciantes que están surgiendo pero que de alguna manera aún están lejos de la formalidad. Tercero, Fenalco compra Fenalco, cuando una persona entra al gremio hay beneficios sobre los servicios y productos que ofrecen otros agremiados.

E.N.D.: Los tenderos mueven gran parte de la economía de la ciudad, ¿cómo está el sector?

A.L.G.: El comercio de las tiendas ha sido muy importante para Fenalco, y hemos estado en un proceso de construcción y acompañamiento de esa nueva visión de tienda. Una de las cosas que más caracteriza a Ibagué es que es considerada un ‘buen vividero’, usted va a la tienda y conoce al vecino, sabe qué les gusta, entonces venimos haciendo un acompañamiento para que ese servicio personalizado sea cada vez mejor.

Estamos comprometidos para que ese sector de la economía que sigue siendo tan vital, se transforme, innove y se mantenga como el corazón de los barrios y el comercio.

E.N.D.: ¿Bajo qué valores fue formada?

A.L.G.: En mi familia siempre estuvo presente el respeto, la transparencia, la honestidad, el trabajo arduo, y el liderazgo, y siempre me invitaron a ir más allá, a tener curiosidad, estos valores definen mi personalidad.

E.N.D.: ¿Quién es la persona que más admira?

A.L.G.: Mi mamá. Me parece que es una mujer de admirar, trabajadora, una comerciante súper ‘berraca’ que sacó cuatro hijos adelante. Es una mujer que todos los días siempre me da un mensaje de aliento y esperanza, y que ha estado en las buenas, en las malas y en las peores.

E.N.D.: ¿A qué dedica su tiempo libre, tiene algún hobby?

A.L.G.: Me gusta mucho la lectura, en los espacios que tengo trato de leer un poco, hago algo de ejercicio, y me gusta cocinar, disfruto mi casa en ese aspecto.

E.N.D.: ¿Qué es para usted Ibagué y el Tolima?

A.L.G.: Ibagué y el Tolima son el corazón del país, desde aquí se puede irrigar el desarrollo, el progreso y toda una visión de país.

 

Dato

Actualmente Fenalco tiene 240 agremiados de 18 subsectores de la economía.

EL NUEVO DÍA

Comentarios