Rape pide a los gobernantes continuar trabajando en el plan de abastecimiento

Programas como ‘Cambio Verde’ y ‘Compras Institucionales’ son parte del plan que busca integrar la oferta y demanda, disminuyendo las pérdidas y desperdicios de alimentos y las ineficiencias de la cadena de valor.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
El abastecimiento de alimentos en el centro del país es uno de los grandes compromisos adquiridos por los mandatarios de Bogotá, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Meta y Tolima, ante la situación sanitaria y las medidas de prevención del Covid-19.
PUBLICIDAD

Por dicha razón, la Región Administrativa y de Planeación Especial (Rape), ratificó la importancia de continuar trabajando en la construcción del Plan de Abastecimiento Alimentario de la Región Central 2030, “una de las principales apuestas estratégicas que implementará en conjunto con sus territorios asociados, a través del cual se consolidará un sistema de producción de alimentos eficiente, sostenible y saludable, que favorezca al productor campesino y al consumidor final”.

Asimismo, la asociación extendió una invitación para evitar la especulación sobre el desabastecimiento o agotamiento de los productos básicos de la canasta familiar, “así como el pánico que se puede ocasionar ante esta situación”.

La Rape recordó que en momentos de emergencia como la que atraviesa Colombia, es cuando más se necesita de un plan acorde con las necesidades, “solo en Bogotá el desperdicio de alimentos llega a 1 millón 800 mil toneladas anuales, mientras que en el país, se pierde el 34% de los productos que se cosechan, por ende, es urgente la implementación de este plan, que permita reducir tales cifras”.

Con este proyecto, la Rape pretende mejorar la seguridad alimentaria de los 15 millones de habitantes de la Región Central, que consumen 5,9 millones de toneladas de alimentos al año.

 

El plan de abastecimiento

Previendo estas situaciones de crisis, la entidad destacó los beneficios que se alcanzarían con la puesta en marcha de este plan, como el incremento de la productividad y competitividad del campo, dinamizar los equipamientos del abastecimiento de alimentos, promover el liderazgo logístico, consolidar canales de comercialización, fomentar hábitos de vida saludable y generar valor agregado local con economías de escala.

 

Cifra

34% de los productos que se cosechan en Colombia se pierden anualmente por ineficiencias en la cadena de producción.

EL NUEVO DÍA

Comentarios