“Fuimos los primeros en cerrar y seremos los últimos en abrir”: Asobares

El gremio de propietarios de bares le pide al gobierno ayuda para sus trabajadores.
Crédito: TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Los propietarios de bares de Ibagué están preocupados ante la ampliación del periodo de cuarentena y la incertidumbre sobre cuándo se solucione la situación. Le piden al gobierno ayuda para sus empleados y exenciones para sobrellevar la crisis.
PUBLICIDAD

El gremio de propietarios de bares de Ibagué están preocupados ante la ampliación de la cuarentena. Sus mayores preocupación son los pagos de nómina, arriendo y servicios públicos.

Pedro Serrano, miembro de Asobares, aseguró que su gremio ya veía venir la medida que anunció el presidente Duque.

“Con los compañeros de bares de Ibagué hemos venido siguiendo los casos de otros países, dueños de bares de Italia, Alemania y de Italia. Sabemos que nosotros fuimos los primeros en cerrar y seremos los últimos en abrir”, dijo.

Para Serrano, la medida es necesaria porque es una cuestión de salud pública y la emergencia del coronavirus le ha obligado al mundo entero a detenerse, sin embargo, dice que ellos son unos de los más afectados y no están recibiendo la ayuda que necesitan en este momento, no solo para los propietarios sino para sus empleados.

“Lo ideal serían algunos mercados para nuestros empleados, o auxilios económicos para ellos que están tan afectados. Nosotros necesitamos que amplíen aún más el cobro de Industria y Comercio, ni que nos cobren por ahora los servicios públicos”, aseguró.

Para otros dueños de bares, los arriendos son la principal dificultad que tienen para sobrellevar el actual cese de actividades.

“Hemos podido pagar los días que hemos dejado de funcionar, pero inmediatamente nos quedamos sin flujo de caja porque nuestros arriendos son muy caros. Así mismo, los proveedores no dan espera”, dijo Mario Hincapié, propietario de establecimientos nocturnos.

Según afirmó, también hay que tener en cuenta todos los empleos que generan: meseras, guardias, aseadores, barmans, DJs, entre otros más.

“Nosotros tenemos la incertidumbre no solo de no saber cuándo se acabará la cuarentena, sino que no sabemos cuándo las personas van a volver a salir y se normalizará la vida social, que es la que nosotros vivimos”, agregó.

Muchos de los propietarios, debido al temprano cierre de los bares, no han pagado los arriendos de marzo ni tendrán para pagar abril.

Así mismo, como es probable que ni en mayo ni en junio puedan abrir, el panorama es preocupante para este sector de la economía.

“Necesitamos soluciones de fondo. Por ejemplo, ¿qué saca la Cámara de Comercio con aplazarnos la renovación de la matrícula, que vale 80 mil pesos. ¿De qué nos sirve que nos pasen el cobro del impuesto de Industria y Comercio para el 30 de abril si para esa fecha tampoco vamos a estar trabajando?, aseguró.

 

Propuestas de Asobares

Ya Asobares había solicitado que se congelaran los arriendos comerciales por un periodo inicial de tres meses, así como reducir la tarifa del IVA sobre los arriendos del 19% al 5% durante el año 2020.

Así mismo, habían solicitado reducir la tarifa del impuesto predial al 50% y aplazar el pago del otro 50% hasta el 2021.

EL NUEVO DÍA

Comentarios