Juan David Aristizábal con Protalento perfila jóvenes para grandes compañías

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
El pereirano y reconocido emprendedor social, en diálogo con EL NUEVO DÍA manifestó que para enfrentar el desempleo juvenil, los gobiernos deben escuchar a los jóvenes e incentivarlos; explicó cómo funciona la plataforma que creó para combatir esta problemática.
PUBLICIDAD

Cambiar el sistema educativo y hackear el desempleo juvenil, son los principales propósitos del reconocido emprendedor social Juan David Aristizábal. Teniendo en cuenta este objetivo, ha creado varias plataformas, con la última, entrena jóvenes con proyección para que se puedan integrar al mercado laboral.

Aristizábal habló con EL NUEVO DÍA sobre las nuevas competencias que tienen que adquirir las personas en un mundo globalizado y en pos pandemia, y dio varias reflexiones de emprendimiento.

EL NUEVO DÍA: ¿Cuéntenos un poco de su historia?

Juan David Aristizábal: Soy un emprendedor inmerso en el mundo de la educación, también soy profesor y he estado vinculado a estos temas desde hace un buen tiempo. Mi familia era cafetera pero lastimosamente quebró en el negocio, y para mí se volvió una obsesión entender qué fue lo que nos pasó, por qué no hicimos algo adicional, y ahí fue donde comencé esta ruta, de trabajar por temas de emprendimiento, educación, con énfasis en el desempleo.

Porque si me preguntan, cuál es el problema que quiero resolver, es alrededor de hackear el desempleo, sobre todo el juvenil. Sobre esta problemática hemos creado varias organizaciones, unas exitosas y otras han fracasado, que han buscado precisamente lograr que cada vez exista más educación y un acceso a poder crear emprendimientos; que le permita a los jóvenes emplearse o conseguir trabajo.

E.N.D.: Creó Protalento, ¿de qué se trata esta plataforma?

J.D.A.: Una de las cosas que está pasando es que las compañías, según una encuesta de una headhunter (reclutador de perfiles) aplicada a empresas del país, el 57% está reportando que no encuentran talento joven con las habilidades que ellos están necesitando. Por el otro lado, existe un 29,7% de desempleo juvenil, ahí uno dice, aquí está pasando algo.

Entonces empezamos a trabajar en una idea para solucionar esos dos problemas, y estudiamos el mundo del fútbol, en donde lo que ha sucedido para lograr tener cada vez más talento, no es ir a buscarlo al mercado laboral, sino buscar jóvenes y ficharlos para que puedan convertirse en personajes extraordinarios.

En nuestro caso, dijimos bueno, qué pasa si vamos y fichamos a jóvenes que se graduaron del colegio, que terminaron un tecnólogo o una ingeniería y que tienen mucho potencial pero no han encontrado ese primer empleo, y cuando me refiero a ficharlos es encontrarlos y perfilarlos para que terminen en las compañías que están buscando talento.

E.N.D.: Y en la práctica, ¿de qué trata esta plataforma?

J.D.A.: Con esa teoría lo que ha sucedido es que nosotros, hoy por ejemplo, tenemos ofertas laborales de varias compañías del país para perfil joven. En este sentido, estamos buscando jóvenes que aunque hoy no tengan el perfil nosotros podamos pagarles tutores, formación técnica, inglés, para que en un máximo de un año puedan tener las capacidades para obtener un empleo formal y de buena calidad en el mundo de la tecnología.

El gran reto que tenemos es detectar esos talentos para acompañarlos y apoyarlos, para que puedan con el proceso de educación necesario llegar a ser contratados.

E.N.D.: Viendo la pertinencia que tiene Protalento, ¿puede ser de ayuda para ciudades como Ibagué que tiene la segunda tasa de desempleo más alta de Colombia?

J.D.A.: Lo que nos hemos dado cuenta sobre la aplicación es que muchos jóvenes de Ibagué y Tolima se están presentando, y nosotros creemos que es una muy buena señal y aún hay más cupos. Estamos buscando 100 jóvenes en este corte para las oportunidades laborales que estamos recibiendo. Ellos pasan por un proceso de selección estricto, donde identificamos si el perfil tiene interés de llegar al mundo de la tecnología, no obstante el entrenamiento lo pueden realizar desde cualquier lugar, porque todo el acompañamiento es virtual.

Y en el plan que tenemos analizamos caso por caso, y si un joven necesita un apoyo adicional, una manutención, le colaboramos, porque queremos que los talentos solo se preocupen por entrenarse.

E.N.D.: ¿Y cuál es el perfil que más buscan esas compañías?

J.D.A.: Los desarrolladores web se están necesitando mucho y las ofertas laborales que hoy tenemos son muy específicas para ese rol. Las capacidades en este campo son muy importantes en el mundo porque se están creando más aplicaciones, videojuegos, todo tiene base de programación, y un joven que le interese esto ahora tiene una gran oportunidad con nosotros.

E.N.D.: En la Reunión Anual del Foro Económico Mundial 2019 usted dijo que había que cambiar el sistema educativo de cara a lo que requiere el mercado, ¿explíquenos esta proposición y cómo hacerlo?

J.D.A.: La propuesta en últimas tenía que ver en algo muy importante que hoy en día, con la creación de Protalento buscamos mostrar, y es que los incentivos en la educación deben estar alineados. Los jóvenes que ingresan a la plataforma no tienen que pagar nada durante el proceso de educación, solamente cuando consiguen un trabajo, empiezan a devolver a un fondo recursos para seguir apoyando más talentos.

Cuando el año pasado estaba de copresidente del Foro Económico propuse algo similar, que los jóvenes no deberían pagar matrícula hasta que no tengan trabajo, y pegaron el grito en el cielo. Pero si la promesa de valor es que van a tener buenos trabajos porque se van a preparar para eso, sería un reto importante, y es lo que intentamos en Protalento, que todo sea por resultados.

E.N.D.: Con el coronavirus todo cambió, ¿a nivel económico qué tiene que hacer esa población ubicada en la base de la pirámide que no encuentra salidas?

J.D.A.: Tienen que buscar cómo se apalancan de la tecnología y no es un tema de costos. En los últimos meses he conocido emprendedores y emprendedoras que con su tienda de ropa se están adaptando al comercio electrónico, a la digitalización, obviamente a su paso y a su forma, y hoy si uno no entra a ese mundo es difícil. Es el reto que tiene el país, por ejemplo, para implementar la facturación electrónica, porque si no logramos que nuestras pymes logren adaptarse va a ser muy costoso recuperarse de la crisis.

E.N.D.: ¿Cuáles son esas nuevas competencias que deben aprender no solo los jóvenes, sino también los mayores en medio de esta pandemia?

J.D.A.: La dividiría en tres. La primera es el espíritu emprendedor, una de las cosas que hablamos con mi familia cuando nos quebramos, fue eso, hubiéramos podido haber creado nuevos productos, por eso es tan importante esa habilidad.

El segundo, yo lo he llamado el reentrenamiento constante, que sería en todos los ámbitos. Si uno no es el candidato ideal para el trabajo que está buscando hay que seguir formándose, adquirir las habilidades para conseguirlo.

Y la tercera tiene que ver con la tecnología, hoy tenemos que saberla usar mucho mejor, por ejemplo, hay que ser un analista de datos pero al mismo tiempo saber interpretarlos.

E.N.D.: Es cofundador de las iniciativas Los Zúper y Todos por la Educación, ¿háblenos un poco del impacto que han tenido?

J.D.A.: Todos por la Educación ha sido uno de esos experimentos sociales que a uno le gustaría que el país entendiera, porque la educación debe movilizar al sector público y privado para que se vuelva una prioridad. Es triste cuando la educación suena mucho en campañas políticas, se firman pactos con candidatos pero a la hora de los presupuestos son mal invertidos o no se invierte lo prometido. No obstante, la idea sigue funcionando haciéndole veeduría a temas específicos.

Y con los Zúper ayudamos a los jóvenes a crear su proyecto de vida, además de Colombia, ya tenemos presencia en México.

E.N.D.: Hablando de temas de país, ¿cree que la apertura total de la economía que realizó el Gobierno Nacional era lo adecuado?

J.D.A.: Nos habíamos demorado mucho en lograr un mecanismo que nos permitiera lograr una apertura adecuada. Pudo haber sido antes, y las señales eran evidentes, porque hay países que no tuvieron una cuarentena tan extensa y la recuperación fue rápida. El reto mayor, ahora es salvar las pymes, y las universidades y las cámaras de comercio tienen que trabajar mucho con estas empresas en los centros de transformación digital.

Después está la cultura ciudadana, en otros lugares con disciplina pudieron continuar sus vidas sin tener cuarentenas prolongadas.

Preguntas y respuestas

E.N.D.: ¿Hay algún hábito que recomendaría para ser más productivo a nivel laboral?

J.D.A.: Hoy en día hay unas plataformas gratuitas para colombianos, y si uno se apalanca en ellas, podría estar aprendiendo habilidades esenciales, pero eso hay que proponérselo.

E.N.D.: ¿Se puede emprender en medio de la pandemia, y algunos consejos para quienes quieren iniciar?

J.D.A.: Diría que no hay preocuparse tanto por la idea, sino por el problema que quiero resolver. Antes de crear un emprendimiento, se tiene que pensar en quién tiene ese problema, cómo lo puedo resolver, y a partir de allí buscar soluciones e ideas.

E.N.D.: ¿Algún libro que recomendaría?

J.D.A.: Todos podemos cambiar el mundo, un libro de mi autoría, que tiene un prólogo de Carlos Raúl Yepes, expresidente de Bancolombia. Se gestó con una obsesión, y es cómo uno puede emprender de dónde esté, sea como empleado de una compañía o no, como papá o mamá, es una guía muy completa.

E.N.D.: ¿A los gobiernos?

J.D.A.: Una de las cosas que son claves es que hay que escuchar más a los jóvenes, porque la tienen clara, y muchas veces no se les tiene en cuenta. Y hay que incentivar a que se formen en estas nuevas habilidades.

EL NUEVO DÍA

Comentarios