“Esto no ha terminado, no podemos bajar la guardia”: Sandra Forero

Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍASandra Forero, presidenta del Consejo Gremial.
Entrevista con la presidenta del Consejo Gremial.
PUBLICIDAD

¿Cuál es la situación actual de las empresas colombianas, después de que la mayoría de sectores productivos han entrado en reactivación?

De junio a septiembre, el gobierno dice ‘reiniciamos actividades’ y le da una enorme competencia a los entes territoriales para definir el ritmo en que se abrieran las actividades. El haber entregado esa competencia a los alcaldes generó un ritmo muy heterogéneo que no permitió que realmente se diera un reinicio de actividades. Esa heterogeneidad que se dio en el territorio lo que hizo fue más restrictiva la gradualidad y el impacto económico fue enorme. Siempre digo esto con el cuidado de reiterar que nosotros los representantes de las actividades productivas tenemos como prioridad la salud pública y la salud de nuestros trabajadores. De hecho, fuimos los responsables de garantizar protocolos enormemente estrictos e implementarlos.

Ya en septiembre, se invierten las cosas. Eso ya permite que la vida económica coja un ritmo distinto, a pesar de que por ahí hay uno que otro lunar todavía en algunas ciudades y en algunos municipios, en donde insisten en mantener picos y cédulas y una serie de restricciones que no dejan operar la actividad económica.

 

¿Cómo ve las medidas que ha adoptado el Gobierno en materia de ayudas a las empresas? ¿Contribuyeron a que la crisis fuera menos grave?

Las ayudas han mitigado de manera importante lo que podría ser la destrucción del tejido empresarial. No nos olvidemos que el tejido empresarial colombiano es absolutamente diverso, no es un tejido concentrado, de unas pocas empresas o de unas pocas grandes empresas. El Gobierno ha ido avanzando en la medida que ha ido encontrando fórmulas para llegar a empresas con distintas características. Nosotros valoramos enormemente esos esfuerzos que ha hecho el Gobierno nacional y que ya están en las empresas. Pasamos de las garantías para que existieran créditos para las empresas, al PAEF, que es el subsidio a la nómina y después a las primas. Las garantías para los créditos, ayudan a sostener la empresa y el PAEF el empleo, eso es una combinación que funciona. Uno siempre quisiera más, pero también toca entender que la situación fiscal toca tenerla en cuenta. Toca ver qué otros mecanismos se pueden lograr para la protección del tejido empresarial y para empezar a recuperar empleo porque ahí es donde tenemos el problema más profundo en este momento.

 

Al PAEF le han criticado que solo llegó a un grupo de las empresas más grandes y las microempresas quedaron por fuera. ¿Cree que faltó ampliarlo más?

Aunque hay una gran participación de las microempresas en el PAEF, del 64,6 en cuanto al número de empleadores beneficiados, desde el número de trabajadores beneficiados, la mayor participación la tienen las empresas más grandes, porque tienen más de 500 trabajadores mientras que las microempresas tienen menos de 10 trabajadores. Todo depende de cómo se miren las cifras. Creo que es importante no ser excluyentes, porque la empresa grande también lo está pasando mal y también toca protegerla. Si una empresa grande se destruye, la cantidad de empleos que dependen de esa empresa es enorme. Y también tenemos que proteger la micro. Es que aquí crear empresa no es tan fácil y así sea una empresa de menos de 10 trabajadores es valiosa y es importante.

 

¿Cómo ve la posibilidad de que haya un rebrote? ¿Sería un golpe fuerte para el sector empresarial?

La incertidumbre sigue. Esto no se ha terminado. Entonces tenemos que actuar con infinita responsabilidad. Nosotros desde las actividades económicas no hemos bajado la guardia en la utilización de los protocolos. ¿Qué nos está faltando? Mucha disciplina ciudadana, que el colombiano de a pie entienda que si no se cuida no solo está poniendo en riesgo su vida, sino la protección del empleo, la protección del sustento de los colombianos, de cada uno. Lo positivo es que se está trabajando mucho con data precisa. Saber dónde está la persona contagiada, hacerle todo el cerco epidemiológico y poderlo controlar nos permite que si hay rebrotes, la manera de manejarlo será infinitamente focalizado, no habrá que cerrar ciudades completas. Por eso es tan importante la disciplina y el manejo de la información, porque un cierre en condiciones como las que teníamos antes de septiembre, sería un golpe no para las empresas, sino para el empleo y para el sustento de millones de hogares colombianos.

COLPRENSA

Comentarios