Pollos inyectados con agua afectan industria en Ibagué

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA.Por medio de videos los comerciantes buscan demostrar las irregularidades que denuncian.
Los empresarios avícolas en Ibagué creen que pierden dinero con la llegada de estas empresas, que, además, estarían estafando a los ciudadanos con esas prácticas.
PUBLICIDAD

Las denuncias realizadas por los avicultores en Ibagué, en el que aseguran que productores de otras regiones comercializan en la ciudad con pollos inyectados con agua y congelados, serán escuchadas hoy por el secretario de Gobierno, Carlos Andrés Portela Calderón.

Así lo informó el director de Ventas de Pollos del Campo, Hernando Micán Barragán, quien junto con Miguel Garzón, de Pollos Gar, aseguran que el sector se está quebrando y atrofiando por la venta de este producto  en esas condiciones y que hay poca atención de las autoridades competentes.

“Vienen esos productos de Cundinamarca y Armenia y las entidades estatales no hacen ningún control para facturación, pago de impuestos, revisión de Invima, no hay controles y ahora el sector se ve afectado por los bajos precios que traen esos vendedores”, indicó Hernando Micán.

Según lo conocido, estas empresas inyectan el alimento con agua y lo congelan, venden más económico porque en realidad estarían vendiendo hielo y no un peso y calidad adecuada de las aves.

“Tampoco hay control de Secretaría de Movilidad, porque estas empresas entran como ‘Pedro por su casa’ y hacen su agosto. No pagan aranceles ni impuestos, no facturan y, ninguno en el Departamento controla, entonces tienen quebrado al sector avícola en Ibagué”, añadió Barragán.

No obstante, y a raíz de las denuncias efectuadas desde Editorial Aguasclaras, el industrial informó a esta redacción que hoy sostendrán una reunión con el Secretario de Gobierno y un Concejal, y luego de que sean escuchados, radicará un oficio a esta dependencia para continuar con los procesos.

“Lo que requerimos de la parte gubernamental es que controlen, miren el producto que llega de afuera, lo revisen, si hay facturación, pago de impuestos, porque no hay un mejor manejo que el que nosotros tenemos.

“Esta gente llega a vender sus productos sin controles, vienen llenos de agua, hidratados y congelados y eso es lo que le venden al consumidor, sólo agua, y el consumidor siempre será el perdedor porque es el que consume el producto, además pierde plata con esas compras”, enfatizó Micán.

Finalmente, y según lo informado, a raíz de la pandemia generada por el Covid-19, la llegada de empresas de otras ciudades y con estas prácticas se estaría intensificando y de acuerdo con lo dicho por los avicultores, ellos quedan con poco espacio para trabajar y mantener a sus empleados.

REDACCIÓN ECONOMÍA

Comentarios