Opiniones encontradas en Tolima por el aumento del salario mínimo

Crédito: Hélmer Parra - EL NUEVO DÍA
Mientras las centrales obreras proponen un incremento de $123.000, los centros de pensamiento dicen que debería ser del 3%. Algunos ibaguereños dijeron que sería indignante un aumento de $26.000; trabajadores, gremios y academia de la región, opinaron.
PUBLICIDAD

Este año la negociación del aumento del salario mínimo para 2021 entre sindicatos, empresarios y el Gobierno, será tal vez la más delicada de los últimos años, debido a la crisis económica y laboral que atraviesa el país. Las centrales de trabajadores ya destaparon sus cartas, la diferencia con la propuesta de los empresarios sería significativa.

En esta ocasión, se unieron la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación Democrática de Pensionados (CDP) y la Confederación de Pensionados de Colombia (CPC), para presentar una sola propuesta a la Comisión de Concertación de Políticas Laborales y Salariales.

Efraín Sánchez, vicepresidente de la CUT en el Tolima, comentó: “La propuesta es que el salario mínimo sea $1 millón, más $120 mil de auxilio de transporte. Por otra parte, estamos solicitando al Gobierno que haga un análisis minucioso sobre la renta básica para los mayores de 60 años que no tienen empleo”.

Aunque los gremios aún no definen una propuesta, han reiterado que el aumento debe ser mesurado teniendo en cuenta argumentos técnicos y de política económica.

Los principales centros de pensamiento del país: la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) y Fedesarrollo aseguraron que el incremento del salario básico no debe ser superior a 3%, es decir $26.334 para llegar a $904.137, porque argumentan que una cifra mayor pondría en riesgo la reactivación del empleo.

En este sentido, Sánchez manifestó que un aumento del 3% es una propuesta “miserable”, y debido a que las pretensiones están en orillas opuestas, pronóstico que se va definir por decreto.

Si el aumento del salario mínimo se establece por decreto no alcanza a llegar al 4%. Calcular con los parámetros del PIB en 2021, el índice de productividad y la inflación, es errado, porque en un año de pandemia el balance va a ser pobre.

No vamos a vivir siempre con esos índices, la economía se reactivará. Ahí está equivocado el Gobierno si va a mirar con el espejo retrovisor a los trabajadores”, señaló el dirigente sindical.

La academia

Héctor Javier Castro, director del programa de Economía de la Universidad de Ibagué, explicó que el 2020 va a cerrar con una inflación baja, no producto de políticas económicas monetarias, sino de la deceleración económica como consecuencia del Covid-19.

Si el salario se fija con base en la inflación el incremento será bajo, esa es una relación muy fuerte. Ahora, la mesa de negociación está cargada de unos intereses muy marcados, y si no hay consenso se sancionará nuevamente por decreto como los últimos 10 años”, comentó Castro.

Si bien es cierto que los salarios bajos permitirían generar más puestos de trabajo, advierto que la teoría económica establece que la generación de empleo se da en la medida en que la productividad se incremente. La discusión debe girar en torno así hay un mercado que demanda, si es mejor tecnificar mi negocio o soy intensivo en mano de obra”, aclaró el economista.

Fenalco pide prudencia

La Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco seccional Tolima, en cabeza de su directora Alba García, hizo un llamado a la mesura con el fin de que en la discusión se tengan en cuenta las limitaciones de las empresas en un año atípico.

Tenemos que procurar que se mantengan los empleos y si es el caso se puedan generar nuevos, por eso el aumento del salario debe ser mesurado”.

Por su parte, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco Nacional acotó: “La prioridad del país es facilitar la contratación, con costos altos es difícil recuperar los empleos perdidos, por lo tanto la propuesta de las centrales obreras está totalmente desorbitada aún si fuera un año normal”.

Salario menos de mínimo

Un grupo conformado por 24 exministros, analistas y empresarios, presentaron una hoja de ruta al Gobierno para la reactivación económica que incluye 140 propuestas.

Entre estas, se destaca la de pagar solo el 80% del salario mínimo a los trabajadores que iniciaron en septiembre de 2020 hasta que culmine la emergencia sanitaria.

La pandemia podría ir hasta junio según el impacto de la vacuna y lo que se proyecta, entonces pagar el 80% durante tanto tiempo es hablar de una reforma laboral amañada”, finalizó Efraín Sánchez.

EL NUEVO DÍA

Comentarios