“Crear empresa ha sido una bendición y una oportunidad para poder servir”: Nelsy Franco

Crédito: Hélmer Parra – EL NUEVO DÍADurante la pandemia productos como el alcohol antiséptico y glicerinado, jabón para manos, gel antibacterial, entre otros, tomaron fuerza en la empresa.
Nelsy Franco, gerente de Clorquimicos, contó la historia de la conformación de la empresa líder en insumos para el tratamiento de aguas y productos de limpieza en la ciudad y buena parte del departamento, que cuenta con una trayectoria que supera los 24 años.
PUBLICIDAD

Nelsy Franco, natural de Anzoátegui, relató que desde muy pequeña llegó a la capital tolimense, donde echó raíces ya que se formó académicamente, construyó una familia y creó la empresa líder en insumos para el tratamiento de aguas en buena parte del departamento.

Clorquimicos también tiene fuerza en los productos relacionados con aseo y limpieza, e industria en general, lo que le ha permitido posicionarse en sus más de 24 años de existencia. Actualmente la empresa genera 18 empleos directos.

La empresaria se refirió a las claves para crear empresa, las proyecciones de expansión de Clorquimicos y el loable trabajo social que adelanta con la comunidad del sector del Combeima. Asimismo, invitó a los jóvenes a capacitarse y a soñar en grande a la hora de emprender.

 

Preguntas y respuestas

EL NUEVO DÍA: ¿Quién es Nelsy Franco? Cuéntenos de su vida

NELSY FRANCO: Nelsy Franco nació en Lisboa (Anzoátegui). A raíz de la violencia que nos ha perseguido todas estas décadas, a mi familia le tocó salir de allá y llegamos a Ibagué cuando tenía unos cinco o seis años.

 

END: ¿Cómo se formó como empresaria?

NF: Estudié en el Sena, donde me gradué como secretaria auxiliar en ventas. Realicé mis prácticas profesionales y fue así que llegué a la Farmacia Colony. Mi jefe era Silvestre Arias Rico, un hombre muy valioso que me abrió las puertas y me guió durante 21 años en su empresa. Después trabajé en el área de ventas de una multinacional que en 1996 cerró sus puertas en Barranquilla, Bucaramanga e Ibagué.

 

END: ¿En ese momento qué rumbo tomó?

NF: Con la secretaria y el operario que tenía la multinacional tomamos la decisión de crear empresa. A la secretaria, el esposo le facilitó unos recursos y mi hermano había vendido la casa y tenía una plata, me la había dado a mí para guardarla. Fue de ahí que tomamos el capital para comprar la mercancía y arrancar con Clorquimicos.

 

END: Entonces, ¿de esa manera surgió Clorquimicos?

NF: Cuando me despedí de los clientes de la empresa, le comenté a uno de ellos del emprendimiento. Él me habló de un lote en la Sexta con calle 28 y nos lo arrendó.

Realizamos el trasteo de productos y nos dieron una bienvenida ‘espectacular’. Era 1996, el apogeo de las sustancias delicadas, entonces llamaron a la Policía diciendo que estaban descargando mercancía y parecía que era para montar un laboratorio ilícito.

Llegaron aquí, trajeron químicos para revisar la mercancía. No entendía cómo profesionales en su campo me iban a decir que el formol era algo para elaborar ese tipo de sustancias.

 

END: ¿Cómo pudieron aclarar esa situación?

NF: Al otro día nos llegó una correspondencia, en la que decía que podíamos empezar a trabajar, que se había revisado el tema y todo estaba bien. Dimos apertura el primero de octubre de 1996. Así nació Clorquimicos, bajo esas circunstancias que siempre me han parecido muy especiales.

 

END: ¿De dónde surge el nombre de Clorquimicos?

NF: Iniciamos con el nombre de Colquimicos, pero recibimos información de una empresa de Bogotá que tenía ese nombre y nos solicitó el cambio de razón social.

Para no afectar la imagen que ya traíamos, optamos por Clorquimicos, porque lo que íbamos a vender era cloro. Encontramos una empresa en Girardot que utilizó nuestro nombre. La gente nos llamaba a consultar por los precios de allá. Como teníamos el registro de la marca, a ellos se le solicitó que cambiaran el nombre.

 

END: ¿Tuvo alguna dificultad durante el posicionamiento de la empresa?

NF: A los nueve meses mi socia tomó la decisión de retirarse porque económicamente no estaba dando la empresa. Ella tenía temor de que se perdieran los recursos, pues se los debía al esposo. Hasta ese momento habíamos provisto el tema de salarios, salud y todo lo de ley. Hicimos una liquidación, yo dije, supongamos que a ella le prestaron con interés del 10 por ciento, entonces liquidamos eso.

Después, sucede algo extraño, en esos nueve meses había un déficit, pero a los meses siguientes empezó a dar utilidad la empresa. Siempre he reconocido la mano de Dios en todo eso.

 

END: ¿Cuando arrancó con su empresa la proyectó como es hoy en día?

NF: Debo hacer honor a mi apellido. Lo que anhelaba era tener trabajo, poder proveer a mi familia. Porque a mi madrecita le tocó muy duro. Anhelaba poder aportarle a ella primeramente y después a los años me casé y el compromiso también era con mis hijas.

 

END: ¿Cuántos empleos genera Clorquimicos y qué representan sus colaboradores?

NF: Actualmente tenemos una nómina de 18 personas. Prácticamente los considero como parte de mi familia porque comparto con ellos 10 horas diarias. Acá también está mi esposo Héctor. Son ese soporte humano para la empresa, son excelentes seres humanos que Dios ha colocado acá para ayudarnos los unos a los otros.

 

END: ¿Cómo fue el comportamiento de la empresa con la llegada de la pandemia?

NF: Fue una bendición poder servir a muchas empresas y personas en esos momentos. Se aumentó el personal de trabajo, cuando en otros lugares era al contrario, porque la línea principal de Clorquimicos es la desinfección.

A los productos enfocados en acueductos, piscinas y aseo, se adicionó la línea de alcohol antiséptico, alcohol glicerinado, nos fortalecimos en la producción de alcohol de 96 grados, jabón para manos, gel antibacterial y hubo un incremento en la demanda. Fue una bendición atender más público, llegaban pedidos de la ciudad y otros municipios.

 

END: ¿Cómo puede definir a Clorquimicos?

NF: Esta empresa es un hijo más. Le dedico tiempo, le consiento, me sacrifico por su bienestar. Gracias a Clorquimicos podemos llegar y bendecir a muchas personas. Es una inyección de energía y entusiasmo. Es un antídoto porque lo mantiene a uno en movimiento.

Pero también representa un reto porque todos los días debo hacer cambios que sean favorables para el constante mejoramiento. Crear empresa ha sido una bendición y una oportunidad para poder servir.

 

END: ¿Un empresario que admire por sus valores y capacidades?

NF: El empresario que me enseñó todo: don Silvestre Arias Rico. Él era muy especial con nosotros, nos apreciaba mucho y nos hacía crecer con el ejemplo. Sus enseñanzas las tengo muy presentes porque fue mi mentor, ese hombre que me abrió las puertas.

 

END: ¿Cómo visualiza la empresa a mediano plazo?

NF: Desde el año pasado estamos mirando la posibilidad de adicionar otras líneas para complementar la oferta que ya tenemos. Pensamos en el tema agrícola, esa área ya se está estudiando. Además, para piscinas y acueductos se necesita mucha tubería y se está evaluando esa área. Eso nos permitiría llegar a otros clientes y ser más competitivos

 

END: Un mensaje para los jóvenes que deseen emprender

NF: Los muchachos tienen que capacitarse, estudiar y esforzarse. A ellos sí les pido que visionen y sean soñadores, que tengan esa oportunidad de mirar un futuro cercano en el que se proyecten a desarrollar todas sus habilidades. Los muchachos de hoy en día son muy pilos y hay muchas oportunidades de estudiar y capacitarse. Eso les abre puertas.

 

Nelsy propietaria Clorquimicos

 

Trabajo social

END: Cuéntenos un poco del trabajo social que desarrolla

NF: Hace unos 10 años realizamos un trabajo en el Combeima, gracias a Dagober Ramírez que tenía el propósito de llegar a las familias en la parte espiritual. De ahí surgió la idea de trabajar con niños, niñas y madres cabeza de familia.

Confiamos en que Dios nos dé la oportunidad de realizar un proyecto productivo de productos de aseo. Estamos buscando el espacio adecuado. Acompañamos a un promedio de 80 niños y 22 mamitas cabeza de familia.

 

END: ¿En qué consiste ese acompañamiento a esta comunidad?

NF: Tenemos varios jóvenes practicando fútbol, de los cuales he recibido referencias de que lo hacen muy bien. Con otros niños el apoyo es a través de libros, cuadernos y útiles escolares. Durante el resto del año se les proveen mercados u otro tipo de apoyos a sus familias.

Eso sí, lo principal que le ofrecemos a ellos es la oportunidad de conocer de Dios, empezar a caminar con él. Hacerles ese énfasis en los valores, en el respeto para con todos.

 

END: Sin duda, esta es una experiencia gratificante...

NF: He tenido experiencias maravillosas. Recibo expresiones de afecto y cariño que demuestran una transformación en el sector. Todo es posible, solo hay que imprimir más esfuerzo y más trabajo.

 

 

Ámbito familiar

END: ¿Cómo está compuesto su núcleo familiar?

NF: Con Héctor, mi esposo, estoy casada hace 45 años. Mi núcleo lo complementan mis dos hijas: Angélica y Lina. Así como por mis nietos Sebastián y Nicolás, y mis yernos.

 

END: ¿Qué representa la familia para usted?

NF: Mi familia representa ese soporte, ese apoyo, ese aliento para afrontar los retos diarios. Le dan a uno la oportunidad de sentirse amado, abrazado, consentido. El ambiente familiar es excelente, me consienten a cada rato en la casa.

 

END: ¿Qué le gusta hacer en sus ratos libres?

NF: En mis ratos libres estoy con la programación de la Fundación El Edén, con la que trabajamos en el Combeima. Me gusta salir a viajar pero últimamente no se ha podido. Escucho música cristiana y la de Roberto Carlos. Hago sudoku y sopa de letras.

 

END: ¿Tiene mascotas?

NF: Tenemos perritos. Junior que está en tratamiento de cáncer. Está Milagros que la dejaron aquí afuera herida y logramos que se recuperara con la ayuda de Dios, por eso su nombre. En la casa tenemos a Paco y Paca, y mi hija tiene a Odín. Me entretengo con los perritos porque requieren cuidado, comida, baño y demás.

 

DATO

Clorquimicos se especializa en productos para el tratamiento de aguas, es decir insumos y cloro para piscinas, acueductos, aguas residuales, entre otros. La empresa también es fuerte en los productos relacionados con aseo y limpieza, e industria en general.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios