Concejal de Cunday habría sido asesinado por robarlo

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
En Curumaní (Cesar), fueron capturados Ómar Restrepo Perdomo y Bryan David Quintero Castro, presuntos homicidas del concejal por el Partido Verde en Cunday, Jeovanny Oliveros Mayorga, ocurrido la noche del martes 11 de febrero.
PUBLICIDAD

Los sujetos fueron transportados en avión, con apoyo de la Fuerza Aérea, hasta Melgar, donde les imputarían cargos por homicidio agravado, porte ilegal de armas y hurto calificado y agravado.

El caso está a cargo de la Fiscal 11 Seccional de la Unidad de Vida, de la cual, el director seccional de Fiscalía (e) Juan Carlos Pinzón, calificó como “idónea y comprometida” con este relevante caso.

Luis Gabriel Pérez, alcalde de Cunday, dijo que los presuntos homicidas fueron detenidos en medio de los operativos efectuados por la Policía en Cesar, por el anunciado ‘paro armado’ del ELN. “Uno de ellos es del Caquetá, el otro al parecer es de Cunday, pero no vivía allá. Llegaron allá a delinquir y es lo típico porque en el pueblo todos nos conocemos”, señaló el mandatario cundayense.

Pérez exaltó el trabajo de la Policía que, según él, trabajó 24 horas para capturar a los sospechosos, quienes tienen familiares en la zona y consumirían alucinógenos.

“Quiero ratificarlo. Esto fue un asalto, un atraco, aquí no hay ningún problema sistemático de líderes sociales, ni por el ‘paro armado’. Simplemente el concejal era un comerciante prominente del municipio que llevaba para su casa cinco millones de pesos y para robarle, tuvieron que matarlo”, dijo el Alcalde de Cunday.

Por su parte, el coronel Rodolfo Carrero Villamil, comandante de la Policía del Tolima, ratificó que se trató de un hurto y refirió que los detenidos vivían en una vereda ubicada a hora y media de camino y bajaban a Cunday. El gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, confirmó a su vez, que el homicidio fue esclarecido y no se trató de un sicariato.

 

Le robaron el dinero y el celular

El cabildante Jeovanny Oliveros Mayorga la noche del 12 de febrero llegó a su casa y los delincuentes ingresaron por la parte trasera. Lo esperaron para robarle cinco millones de pesos, producto de las ventas en la panadería de la familia. Luego de un consejo de seguridad se estableció que el concejal no tenía amenazas.

 

Dato

Después del homicidio, las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta 20 millones de pesos para dar con el paradero de los dos asesinos.

EL NUEVO DÍA

Comentarios