Aumenta seguridad en los alrededores de la cárcel de Picaleña por amotinamiento

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Las autoridades no han descartado la posibilidad de que esta situación obedezca a un plan de fuga de internos en el ámbito nacional.
PUBLICIDAD

El alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, dio un parte de tranquilidad a los residentes de la comuna Nueve de Ibagué, ante los brotes de violencia registrados al interior del Coiba de Picaleña.

“El sábado tuvimos inconvenientes por un amotinamiento al interior de la cárcel. Algunos internos quemaron colchones y sábanas, pero tuvimos el control con todos los guardianes. 

“Nuestra Fuerza Pública estuvo atenta y tenemos también listo al Esmad para neutralizar cualquier alteración en el orden público. El Esmad está listo para garantizarse la tranquilidad a los habitantes de Picaleña, Santa Rita y Villas de Gualará, entre otros barrios”, dijo el mandatario.

Contexto

Al caer la tarde del sábado, internos del bloque Uno y Dos del Coiba de Picaleña, como mecanismo de presión, le prendieron fuego a colchonetas y sábanas para exigir medidas sanitarias ante la emergencia del Covid 19. 

Incluso, piden la casa por cárcel mientras pasa la pandemia en el país. La protesta generó pánico entre los residentes de barrios vecinos como Santa Rita.

Tras visitar el lugar, el personero municipal, Wilson Prada, aseguró que mañana las autoridades entregarán elementos de seguridad, guantes (gel antibacterial y tapabocas) a los reclusos.

Es de recordar, que desde hace unos días, un grupo de mujeres privadas de la libertad, están fabricando tapabocas en tela náutica (lavables) para el consumo interno.

Dicen no tener agua

Algunos internos, quienes prefirieron reservar la identidad, reiteraron que solo tendrían agua unas horas del día. “Vamos a seguir con la protesta hasta que nos pongan atención”, acotaron. Proponen que les den casa por cárcel.

Las autoridades locales aseguraron que en Ibagué no se presentaron fugas ni personas lesionadas.


.

 

Enfrentamientos con familiares

Familiares de los reclusos, que se acercaron a la cárcel Modelo de Bogotá, a averiguar sobre lo ocurrido, protestaron por la falta de información de parte de las autoridades penitenciarias. Sus protestas terminaron en un enfrentamiento con la Policía.

Horas antes, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, había advertido que esta situación podía terminar en enfrentamientos porque no se había dado a los familiares información clara de lo ocurrido.

“Si @INPEC_Colombia, @MinjusticiaCo. @mindefensa no salen a dar la cara y a explicar a familiares de los presos, vamos a terminar en otro motín pero de los familiares angustiados. Podrán ser presos pero son seres humanos y sus familias tienen gran angustia! Respóndales por favor”, manifestó en su cuenta de Twitter.

Intento de fuga y muertos

El Gobierno nacional indicó que los amotinamientos, en algunas cárceles del país, el sábado en la noche fueron identificados como intentos de fuga. Esto dejó 23 muertos en La Modelo de Bogotá, en donde hubo además 83 reclusos heridos, como también 7 guardianes del Inpec quedaron heridos, dos están graves.

La declaración en tal sentido la dio la ministra de Justicia, Margarita Cabello, al término de un consejo de seguridad extraordinario que sesionó con la presencia del ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, el director de la Policía, Óscar Atehortúa y el director del Inpec, general Norberto Mujica.

“Hoy es un día triste y doloroso para el país, debo comentarles que anoche hubo intentos masivos de fuga en La Modelo y motines en varios centros carcelarios más del país. El resultado del intento en La Modelo fueron 23 privados muertos, 83 privados de la libertad heridos de los cuales 32 están centros hospitalarios. Igualmente 7 funcionarios del Inpec están hospitalizados y dos de los cuales permanecen en estado crítico”, indicó la ministra en un reporte oficial.

Precisó que “no hay fugas, aquí hubo un plan criminal de fugas que se frustró”.

Además Cabello descartó que la situación se haya dado porque parte de la población carcelaria tenga la pandemia del coronavirus. “Tampoco hay un problema sanitario que hubiera originado ese plan ni esos motines. Hoy no hay ni un solo contagio ni un privado de la libertad ni personal de custodia que tenga coronavirus o que podía estar aislado por coronavirus”.

Por su parte el general Norberto Mujica, director del Inpec, sostuvo que “la situación está controlada, la rápida acción de nuestro equipo de custodia evitó que este plan de fuga se llevara a cabo”.

Según Mujica se evitó que más de 5.000 privados de la libertad estuvieran fugados. “La situación también impidió el asesinato de parte de nuestro personal del cuerpo de custodia”.

.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios