Triste Nochebuena

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍALas llamas al parecer se iniciaron en la sala de la vivienda.
La familia Sapuy Florido vivió una amarga Navidad a raíz de un incendio estructural que se registró en su vivienda y consumió gran parte de sus enseres.
PUBLICIDAD

Una llamada telefónica de una vecina, alertó a Jhon Sapuy de lo que sucedía en su vivienda. La noticia que cambió la Navidad de esta familia fue devastadora, un incendio consumía su casa a pasos agigantados, y aunque los vecinos intentaban sofocar las llamas la mayor preocupación de la familia fue la integridad de su hijo, quien descansaba en la vivienda.

Por fortuna los tres residentes del inmueble están sanos y salvos, no obstante, todos sus enseres quedaron reducidos en cenizas y perdieron a una mascota.

 

La emergencia 

Una veladora encendida o un cortocircuito son las dos hipótesis que manejan los organismos de socorro sobre la emergencia que fue reportada sobre las 5:30 de la tarde del 24 de diciembre en la calle 25 del barrio Las Ferias.

Este medio dialogó con Jhon Sapuy, propietario del inmueble, quien nos relató los minutos de angustia que él y su familia vivieron. 

“Mi esposa y yo, no estábamos en la casa, fue una vecina la que nos llamó a alertarnos. Lo que más nos preocupaba era mi hijo, porque él estaba descansando de su jornada laboral y estaba durmiendo, pero de manera afortunada está bien, sólo tuvo algunas afectaciones por el humo que inhaló”, relató Jhon.

Por otro lado, este medio conoció que el joven que descansaba en la casa, se despertó al escuchar un fuerte impacto, de inmediato se levantó y logró sacar una moto, de las dos que estaban en la vivienda e ingresó de nuevo al inmueble para rescatar más enseres y a sus mascotas, pero la fuerza de las llamas se apoderaron de la vivienda y le fue imposible salir.

En medio del desespero, el joven logró refugiarse en el patio, junto a uno de sus ‘perritos’, mientras los bomberos lograron rescatarlo, pero de manera infortunada, otra de las mascotas de la familia falleció en la conflagración.

 

La conflagración

Las llamas que al parecer iniciaron en la sala se extendieron por toda la vivienda y aunque hasta el momento es incalculable el valor económico de las cosas que perdieron, la familia con nostalgia recuerda que gran parte de los enseres que tenían los habían adquirido en el último año.

La familia también perdió las máquinas del taller de manualidades de la señora Olga Florido, los regalos de Navidad que tenían para compartir en Nochebuena y el pesebre que en unión familiar habían construido para celebrar estas festividades.

 

Una ‘manito’

La familia Sapuy Florido hoy necesita de la solidaridad de todos los ibaguereños de buen corazón, pues perdieron gran parte de sus enseres y la vivienda quedó con varias afectaciones estructurales. Las personas que se quieran unir a esta causa y brindarle una ‘manito’ a esta familia que afronta una difícil situación se pueden contactar al WhatsApp 301 679 9150 o la línea telefónica 312 444 1897.

 

DATO

Un cortocircuito o una veladora encendida, son algunas de las hipótesis de la conflagración.

Judicial

Redacción judicial

Comentarios