Joven tolimense en condición de calle asesinado en Sevilla

Crédito: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
El joven, fue la persona asesinada con arma de fuego el pasado jueves 4 de
febrero, en la vereda Manzanillo, de Sevilla.
PUBLICIDAD

En Medicina Legal de Sevilla, Valle del Cauca, permanece el cuerpo de un hombre, que según el estudio dactiloscópico, corresponde a Luis Alberto Gaviria Quiñones, nacido en San Antonio, al sur del Tolima.

Respecto a la víctima, residentes de la zona rural señalaron que llevaba unos meses recorriendo las calles de ese municipio, era habitante de calle y consumidor de alucinógenos. 

Tenía el cabello largo, con cola; en el brazo derecho un tatuaje, estaba barbado y el día de su muerte vestía un buso negro manga larga, jean azul y botas negras amarradas con pedazos de fibra azul. Lo único que sabían los residentes de Manzanillo sobre el muchacho, era que se llamaba Luis Gaviria. 

 

Se enteraron por Facebook

El levantamiento y las pesquisas del asesinato las efectuaron servidores del CTI de la Fiscalía. Como el hombre no portaba documentos de identidad, fue necesario estudiar sus huellas dactilares.  

El viernes, cuando la víctima estaba plenamente identificada, su foto y datos fueron publicados en portales locales con el objetivo de que la familia se comunicara con Medicina Legal y efectuara los trámites para la entrega del cuerpo. 

No obstante, este medio conoció que aunque los parientes del tolimense ya se reportaron, no tienen los recursos suficientes para trasladar el cuerpo al Departamento. 

Por tanto, una de las opciones que estudian, es darle cristiana sepultura en Sevilla o Caicedonia, municipio vecino. 

 

Años sin saber de él  

Este medio conoció que la familia de Luis Alberto Gaviria Quiñones llevaba más de dos años sin tener noticias del muchacho. Al parecer, años atrás se evadió de una base del Ejército, en Putumayo, donde pagaba servicio militar. La adicción a las drogas lo llevó a vivir en la calle. 

 

Hipótesis 

Una de las hipótesis que manejan las autoridades acerca del crimen, es que el tolimense habría sido asesinado porque sería el responsable de varios hurtos a agricultores de la zona, en especial cultivadores de plátano. El asesino, le propinó cuatro disparos en la cabeza.

Redacción judicial

Comentarios