Por dinero, ganadero habría traicionado, secuestrado, torturado y asesinado a su socio

Crédito: Vanguardia / El Nuevo Día.
El supuesto socio acompañaba a la víctima a cerrar el negocio de la compra de un ganado, pero aprovechó para matarlo.
PUBLICIDAD

Luego de cuatro días de haber sido hallado muerto el ganadero Pablo Sánchez, las autoridades del departamento del Cesar capturaron a quien serían el responsable de su secuestro y asesinato. Efraín Chinchilla Uribe, de 35 años, es sindicado de raptar al ganadero y también de acabar con su vida.

Sánchez, de 64 años fue torturado y asesinado de un tiro de gracia. Desapareció el pasado 22 de agosto en la vereda Las Piñas de Aguachica, cuando se dirigía con un socio a cerrar la compra de un ganado. Lo aterrador del caso es que sería el supuesto socio que acompañaba a Pablo. El hombre aseguró que los interceptaron, que a él lo golpearon y lo dejaron abandonado en la zona rural y luego se llevaron al ganadero.

Las autoridades aseguraron que el hecho se habría dado por robarle dinero y la camioneta en la que se transportaba, “todo apunta a que no sería un secuestro, sino un hurto que terminó en homicidio”, dijo la semana pasada Eduardo Esquivel, secretario de Gobierno del Cesar.

Allí mismo, en la vereda Las Piñas, a orilla de la carretera apareció el cadáver de Pablo Sánchez. Estaba en avanzado estado de descomposición, por lo que se presume que fue asesinado el mismo día de su rapto. Su cuerpo fue trasladado a Medicina Legal de Bucaramanga para realizarse pruebas de ADN. Luego sus familiares le realizaron cristiana sepultura.

No hay consuelo que alivie el dolor de su esposa y sus tres hijos. Nunca tuvieron noticias de él desde el día que desapareció hasta que les confirmaron que había aparecido muerto.

 

El macabro plan del señalado asesino

Según las declaraciones de las autoridades, el ahora capturado “es quien ideó el plan criminal buscando obtener un beneficio económico por parte de la familia del ganadero. En la diligencia de allanamiento se le incautaron seis teléfonos celulares.

“Por lo anterior se le hace saber sus derechos como detenido y posteriormente es trasladado hasta las instalaciones de la URI, donde deberá responder por el delito de secuestro y homicidio agravado.

Unidades adscritas al Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal Gaula en coordinación con la Fiscalía 2 Especializada Barrancabermeja materializaron su captura”, se lee en el comunicado publicado por la Policía del Cesar.

Los agentes irrumpieron la madrugada del lunes en la vivienda en la que se encontraba.

“Una vez ocurrido los hechos que conmocionaron al municipio de Aguachica, fue capturado el presunto responsable quien deberá responder por el delito de secuestro y homicidio agravado.

Aún se desconoce si hacía parte de algún grupo criminal. Fue dejado a disposición de la Fiscalía para su proceso judicial”, indicó el coronel Luis León, comandante de la Policía del Cesar.

Vanguardia / Redacción web.

Comentarios