00000

¿Alivio ambiental? Colombia pedirá 400 millones de dólares para el Amazonas

Crédito: Pixabay / Imagen de referencia.
Colombia ha hecho un llamado para crear un bloque latinoamericano que trabaje en la cumbre climática con el fin de lograr cooperación internacional para salvar la selva amazónica.

PUBLICIDAD

Los líderes de las principales potencias de América Latina se reunirán con otros dirigentes internacionales en Egipto, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático de 2022 (COP 27), con el objetivo de obtener una mayor financiación para mitigar el cambio climático.

En el caso de Colombia, la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, ha enfatizado que el mundo debe “invertir colectivamente” en los puntos críticos del planeta, entre los que ha incluido el Amazonas.

Con relación a esta necesidad de financiación, la ministra ha señalado que durante la cumbre harán un llamado a sumar aproximadamente 400 millones de dólares anuales para incidir en la recuperación de este “pulmón” del planeta.

Tanto la ministra como el presidente colombiano, Gustavo Petro, han hecho un llamado para crear un bloque latinoamericano que trabaje en la cumbre climática con el fin de lograr cooperación internacional para salvar la selva amazónica.

“Llamaremos a todos los ministros de ambiente y mandatarios de los países amazónicos para hacer un encuentro en el marco de la COP para formar este bloque amazónico, que tiene una repercusión global. No sólo la cooperación entre nosotros, sino que debemos unirnos como bloque amazónico para que realmente sea un trabajo del mundo para salvar ese gran recurso”, expresó la ministra de Ambiente, Susana Muhamad.

 

Retos de la COP27

 

En este sentido, el representante especial de la presidencia de la COP27, Wael Abulmagd, ha señalado que el tema central de esta cumbre será cómo financiar los proyectos que son positivos para solucionar la emergencia ambiental.

Un objetivo que es compartido por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), que ha puntualizado que, además de una mayor ambición, la región necesita una mayor financiación para transitar hacia “modelos productivos sostenibles”.

“No olvidemos que los países de América Latina y el Caribe están sufriendo de forma especialmente intensa las consecuencias de los desastres naturales, con pérdidas de hasta un 3% del PIB en los últimos años”, ha resaltado la gerente de Acción Climática y Biodiversidad Positiva de CAF, Alicia Montalvo.

Una de las principales críticas que se le ha hecho a las cumbres climáticas es que no se ha pasado del discurso a los hechos y esto ha llevado a que la disminución de la emisión de gases no avance al paso requerido.

La entidad bancaria acude a esta cumbre con el objetivo de “convertirse en el banco verde de América Latina y el Caribe” y ayudar a cumplir las metas climáticas de los países de la región.

En esta línea, los Estados miembros del Consejo de Ministros de la Comisión Centroamérica de Ambiente y Desarrollo (CCAD), acordaron la semana pasada en Santo Domingo llevar una declaración consensuada a la COP 27, en la que se retoma “el enfoque regional de la adaptación”, destacando que la financiación para lograrla “es una prioridad”.

Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también asistirá a la COP 27 como “principal aliado de la región” a la hora de canalizar la inversión pública y privada que tenga como objetivo la acción ante el cambio climático. En total, el grupo BID alcanzó una movilización de 6.000 millones de dólares en financiamiento climático en 2021, de los cuales más del 50 % se destinaron a actividades de mitigación de las consecuencias climáticas.

 

Reparos de algunos países

 

Por su parte, Argentina ha sido también crítica con este asunto de la financiación, recordando que los países con mayores ingresos todavía deben 100.000 millones de dólares para impulsar transiciones en países menos avanzados en esta materia y no dejar a nadie atrás.

En la misma línea se ha manifestado el coordinador de la delegación chilena en la COP 27, Julio Cordano, quien explicó que los países con más recursos tienen más fácil adaptarse y, por este motivo, se necesitan “flujos financieros” a largo plazo, que apuesten por mitigar el cambio climático.

Vanguardia / Redacción Web

Comentarios