00000

(en video) Sujeto armado con un machete amenazó y atracó a dos jóvenes en plena vía pública

Crédito: Captura de video de Vanguardia / El Nuevo Día
Las cámaras de seguridad del sector registraron el violento robo a machete que sufrieron dos personas.
PUBLICIDAD

¡La seguridad sigue disparada en Colombia! Muestra de ello es el video que se conoció en las últimas horas, donde un sujeto armado con machete, se baja de una moto, amenaza a dos transeúntes con el arma y finalmente les hurta sus pertenecías a las víctimas. El hecho se registró en el barrio Villamil de Girón, Santander.

Según la fecha registrada en el video de seguridad de un habitante de la zona, el atraco ocurrió el pasado 13 de noviembre sobre las 10:30 de la noche, asimismo, se conoció que el mismo ladrón, habría intentado robarle un perro a una mujer, en el mismo barrio, antes del suceso captado en cámara.

Iba con una compañera, nos dirigíamos a comer algo. De un momento a otro recibo una llamada, era otra amiga, me estaba saludando”, dijo una de las víctimas.

Según el relato sustentado por la grabación, mientras el joven contestaba su celular, por el lugar donde transitaban pasó una moto con dos sujetos; metros más adelante, el parrillero se bajó del vehículo y abordó a las dos víctimas.

Me amenaza diciéndome que si no le daba el teléfono me mataba, y pues la verdad no me quería dejar robar el teléfono”, aseguró el joven. “Al momento en el que yo me iba a enfrentar con el ladrón, se me cae el teléfono. Luego, el ladrón coge el teléfono, se dirige hacia la moto y huyen”, añadió.

Cabe resaltar que a pocos metros de donde ocurrió el hurto se encuentra ubicado un Comando de Atención Inmediata (CAI), sin embargo, habitantes de la zona afirman que allí solo permanecen tres policías: dos de ellos suelen salir a hacer la ronda en motocicleta y uno que se queda adentro, pero al parecer no sale si se registran hechos como los del robo del domingo.

Carlos Andrés Domínguez, miembro del portal Noticias El Avispero de Girón, indicó que la inseguridad en este barrio es constante. De igual forma, señaló que este sector es un punto de encuentro para el consumo de sustancias psicoactivas y riñas que alteran la tranquilidad.

Los habitantes del barrio esperan que haya más presencia de las autoridades, pues se sienten intranquilos al salir de sus casas. 

Redacción web - Con información de Vanguardia

Comentarios