Tiene una sola oportunidad de ir a los Juegos Olímpicos

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍARecientemente Ingrit Valencia estuvo concentrada en Cuba, de cara al Preolímpico en Buenos Aires.
Ingrit Valencia, de la Liga de Boxeo del Tolima, se alista para el clasificatorio que repartirá los últimos boletos a Tokio.
PUBLICIDAD

Con la reciente suspensión del Campeonato Preolímpico de París, a la máxima referente de la Liga de Boxeo del Tolima, Ingrit Valencia, solamente le queda una oportunidad de conseguir el tiquete para los Juegos de Tokio este año.

“Es así de sencillo. El único evento vigente para entregar cupos es el Preolímpico Americano. Si allí no logro ganar, me quedo por fuera”, sostuvo la pugilista. Cabe resaltar que dicho certamen se cumplirá del 10 al 16 de mayo en Buenos Aires, Argentina.

Ante la posibilidad de que atletas de latitudes muy lejanas viajen a la tierra del tango, por la cancelación de la competencia en Francia, Valencia indicó que “tengo entendido que este evento es solo para pugilistas de nuestro Continente. Aquí no podría venir nadie de Europa, o Asia. Somos los que estamos programados.

Lo que sí se podía haber hecho, por ejemplo, en el caso de nosotros, es que, si alguien acá no ganaba el tiquete, tenía el chance de ir al Preolímpico Mundial en París para intentar quedarse con alguno de los últimos pases. Pero eso ya no se podrá”.

 

Pensando en Japón

Ingrit le contó a esta redacción que “mi preparación empezó desde que terminaron los pasados Juegos Olímpicos en Río. Luego de un descanso, se inició el camino rumbo a Tokio, aunque lastimosamente nos encontramos con esta pandemia”.

Precisamente, del inédito 2020 refirió que “lo empecé con mucha ilusión, porque era el de las justas más importantes del deporte, y estaba concentrada para la parte final de mis entrenamientos pensando en el Preolímpico. Pero todo cambió con este Covid-19”.

La ganadora de bronce en los Olímpicos de Río 2016 contó que “entre enero y marzo se alcanzó a organizar un campamento en Bogotá con cerca de un 80 por ciento de los boxeadores que precisamente estarán en el Preolímpico en Argentina. Cuando se confirmó la pandemia todos regresaron a sus países y nosotros nos tuvimos que encerrar en casa”.

Pero no todo fue malo, pues la representante ‘Pijao’ tiene como pareja a su entrenador, el ibaguereño Raúl Ortiz: “Para mí es una fortuna, una bendición, poder tenerlo siempre a mi lado. Yo permanecí en cuarentena con mi preparador, y eso lo aproveché al máximo para nunca bajar los brazos. Nunca estuve quieta. De una u otra manera intenté estar diariamente activa”.

 

Concentrada en Bogotá

Valencia recalcó que “el 2020 fue muy pesado, complicado en todos los aspectos, pero creo que lo afronté con la mejor actitud. Mi deseo de colgarme nuevamente una medalla Olímpica está intacto y por eso me estoy preparando de la mejor manera”.

La deportista de 32 años sostuvo que con la culminación del aislamiento “no sentí algún cambio extraño, por ese plus del acompañamiento diario de Raúl, e incluso también mi hijo me ayudó en los entrenamientos en casa”.

Incluso, aseguró que “el confinamiento aún no termina para mí. Aún sigo sin salir, solo que ahora entreno en la Villa Deportiva en Bogotá. Acá se maneja una burbuja para evitar cualquier tipo de propagación del virus.

Los cuidados son bastantes estrictos y los protocolos muy exigentes. Yo entreno, voy al gimnasio y de inmediato debo estar en mi habitación. Es genial contar con todo esto para mi preparación, pero la verdad es que extraño mucho los fogueos, ya que son los que te permiten conocer tu condición actual. Eso sí, si me lo preguntan, me siento lista para lo que venga”.

 

Un difícil reto

De la Selección Colombia concentrada en la Villa Deportiva en Bogotá, que se alista para el Preolímpico en Argentina, Ingrit Valencia contó que “somos cinco mujeres y ocho hombres. Yo competiré en la categoría de los 51 kilogramos”.

Sobre sus contrincantes, indicó que “todas estaremos parejas. No veo una más fuerte que otra. Es que incluso, las participantes llegaremos sin ritmo de competencia. Nunca habíamos tenido tanto tiempo de inactividad, entonces es difícil descifrar cómo arribará cada delegación”.

Lo que sí tiene claro la campeona nacional es que “mi mente está puesta en llegar a Japón. Para eso he trabajado fuertemente. Tengo confianza en mis capacidades y aplicaré todo lo que hemos preparado con mi entrenador. Estoy altamente motivada”.

Sobre el retiro de los cuadriláteros comentó que “no he pensado en eso todavía. Creo que dependería mucho de si clasifico a los Juegos Olímpicos, y de conseguirlo, pues de cómo me vaya, y lo que pase con el boxeo colombiano después de esas justas.

Por ahora solo pienso en ganarme el tiquete para Tokio y volver a dejar en alto el nombre del país y del Tolima, región en la cual Indeportes y la Gobernación me han brindado un apoyo constante”.

 

RONAL RENGIFO ÁLVAREZ

Comentarios