“Lo mejor que me llevo es nunca rendirme”, Marco Pérez

JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
En los seis años que vistió la camiseta del Deportes Tolima, el chocoano anotó 77 goles y alcanzó dos títulos en su carrera deportiva.

El hombre del gol del Deportes Tolima, Marco Jhonnier Pérez Murillo, se despidió de su hinchada.

El chocoano deja el equipo tras seis años, con el que anotó 77 goles, cifra que lo dejó como el máximo goleador del cuadro tolimense.

En sus últimas declaraciones a la prensa local, Pérez, que lució siempre la ‘Vinotinto y Oro’ con el número 18, contó algunos detalles de sus inicios en el fútbol con el Boyacá Chicó, su paso al fútbol de Argentina, España y Chile, y de su regreso a Colombia al Independiente Medellín y posteriormente al cuadro ibaguereño, que lo vendió a Alraed de Arabia Saudita, equipo en el que jugará junto al también colombiano Ezequiel Palomeque.

Del Marco Pérez que debutó en Boyacá Chicó y al de hoy, ¿qué tanto ha cambiado?

Nunca tuve escuela de formación. Llegué a Boyacá Chicó a los 16 años. En ese entonces estudiaba y jugaba ‘micro’. Cogí la técnica, pateo y definición tarde. A los 20 años aprendí más porque no tenía las condiciones.

¿Qué hizo para mejorar esas debilidades?

Me dediqué a trabajar, a mejorar la definición y pases del balón, que me costó muchísimo.

En su carrera deportiva, ¿de qué se arrepiente?

De irme rápido a jugar a Argentina y España que fueron ligas difíciles para mí y con el tiempo aprendí. Dios es muy grande porque a mis 18 años él me dio lo que me faltó cuando estaba más joven.

¿Qué momentos difíciles ha pasado en su vida deportiva?

Cuando me fui para España porque viajé solo. La presentación con Zaragoza fue complicada y nunca dejé de luchar, porque mi familia es de muy bajos recursos, no me puedo caer nunca y dejar de luchar por ellos.

¿Qué tan difícil fue su paso por España?

A principios muy difícil. Cuando estuve vivía solo, tenía que adaptarme, tuve una tendinitis que me paró cuatro meses, no me adapté al cambio de horario y era muy débil de la mente.

¿Por eso no se quedó en ese país?

Mi empresario me dijo que me quedara dos años más para tener el pasaporte comunitario y no ocupar plaza y así jugar en cualquier equipo de Europa, pero tomé la decisión de irme para Argentina.

¿Cómo le fue en el fútbol ‘gaucho’?

En Gimnasia y Esgrima de la Plata jugué 27 partidos y anote ocho goles. En Independiente de Avellaneda solo disputé 16 partidos y anoté tres tantos.

Y en Belgrano, de Córdoba, jugué 18 partidos.

En Chile, con el O’Higgins, afronté 22 compromisos y celebré cinco veces.

¿Qué sensaciones le deja su paso por el Deportes Tolima?

Dejo un club que me ha dado todo y a mi familia. Contento porque Dios me da esta oportunidad y espero aprovecharla al máximo.

¿Qué significa ser el goleador histórico del Tolima?

Mucho, porque desde que llegué tuve momentos muy difíciles y siempre me dediqué a trabajar hasta que llegó la oportunidad de convertirme en el goleador histórico.

¿Cuál fue el momento cumbre en el equipo?

Cuando llegué al club fue difícil y me gané la confianza con mucho trabajo, dedicación, entrega, orgullo y con amor propio saqué la situación adelante y gracias a eso recibí el cariño de toda la hinchada del Tolima.

¿Quién le ayudó para salir del mal momento?

Luché por mi familia que me ayudó a ser más fuerte y me dediqué a trabajar más.

¿Por qué el fútbol de Arabia y no el de México?

Tuve propuestas de México, afortunadamente llegó la de Arabia y elegí esa opción, porque al club quería dejarle algo ya que en momentos difíciles las directivas me acogieron bien y es en agradecimiento de no ir a México, a pesar de que esa opción no era tan clara.

¿Qué se lleva del Tolima y que podrá demostrar en su nuevo equipo?

Las ganas, el orgullo, el amor propio porque Deportes Tolima nunca se entrega. Lo mejor que me llevo es nunca rendirme.

¿Cuáles son los tres goles que más recuerda con el cuadro ‘Pijao’?

Son tres en especial. El que le anoté a Atlético Nacional para ser campeones en Medellín. El que le convertí a Atlético Junior de chilena y el de mitad de cancha con Medellín en Ibagué.

¿Qué concepto tiene del técnico Alberto Gamero?

Es una excelente persona, lo admiro mucho y me dio todo. Además, más que un amigo ha sido como un padre porque hizo cosas conmigo que tal vez ninguno ha hecho.

¿Regresaría al Tolima?

Lo haría si don Gabriel me da la oportunidad. No con tanta edad, sino en un momento en el que todavía pueda correr y entregarme por el equipo.

Un mensaje al hincha...

Agradecerles por todo lo que me brindaron porque lo hicieron con mucho cariño y aprecio.

FABIÁN CAMACHO A.

Comentarios