Costos de insumos e invierno golpearon el sector agropecuario

Archivo / EL NUEVO DÍA
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
El Banco de la República dio a conocer su Boletín Económico Regional del segundo trimestre de 2022 para la región Centro, comprendida por Tolima, Huila y Caquetá. La mayoría de los indicadores económicos creció en términos anuales, sin embargo, este crecimiento estaría asociado con el paro nacional del año anterior.
PUBLICIDAD

Según lo expuesto en este Boletín Económico Regional (BER) para la región Centro, la economía de estos territorios reflejó un comportamiento positivo en la mayoría de los indicadores contemplados.

Este crecimiento estuvo asociado a una baja base comparativa con respecto al segundo trimestre del año pasado, época en que el país enfrentó un paro nacional que generó una serie de disturbios y bloqueos viales reiterativos, algo que ralentizó la recuperación económica de suministros y transporte de insumos, así como de productos finales.

El sector edificador fue uno de los que mantuvo una tendencia positiva impulsada por el desarrollo de proyectos destinados a la construcción de viviendas de interés social y de uso no residencial, aun bajo el concepto de incertidumbre política que afectó la dinámica de autorizaciones de licencias de construcción.

Contrario a lo presentado por el sector edificador, el funcionamiento en el  agrícola no fue tan alentador, ya que, apenas tuvo un ligero crecimiento con lo referenciado el año anterior, debido a los altos costos de producción y fenómenos meteorológicos.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Sector Agropecuario

El porcentaje de abastecimiento de productos agrícolas desde el Tolima, Huila y Caquetá, hacia las diferentes centrales mayoristas del país, presentó un aumento de 2,8% anual, a pesar de registrarse una tendencia a la baja en cuanto al volumen de despacho en los artículos.

Cabe recordar que en mayo de 2021, se vio el nivel más bajo registrado de los últimos cinco años, a causa de las problemáticas de orden social relacionadas con el paro de ese mismo año, que limitaron la movilización de productos al interior del territorio nacional.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, en la mayor parte del territorio de los tres departamentos que componen la región Centro del informe BER, se registraron lluvias excesivas con índices de precipitación del 120%, situación que propició afectaciones a la cosecha de cultivos, a la vez, que contribuyó al deterioro de las vías, dificultando la provisión de alimentos agrícolas.

Una de las actividades más afectadas de esta región, fue la producción de arroz paddy verde, la cual presentó reducciones de 26,4% para Tolima y 8,3% para Huila, siendo su mayor caída desde 2010. 

Conforme a lo señalado en la Encuesta Nacional de Arroz Mecanizado del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, las inundaciones que se presentaron en estos territorios, redujeron el diámetro de área de siembra, esencialmente en el Tolima (-19,1%), principal productor de arroz en Colombia.

Si bien la intensidad de las lluvias mantuvo diezmada la producción de los cultivos más notables para la región, que es el café y arroz, la industria tolimense se vio bastante disminuida debido al cese de operaciones de un molino importante a nivel departamental.

 

Servicios públicos

El índice de los servicios públicos de la región, de acuerdo a los indicadores disponibles, presentaron resultados anuales mixtos. Los consumos de energía eléctrica y gas natural tuvieron incrementos, mientras que curiosamente, la demanda de agua potable cayó durante el segundo trimestre del año.

Según reporte de la empresa Alcanos de Colombia S.A. E.S.P., el consumo de gas natural en la región Centro creció 1,5% en términos anuales. Con respecto al componente energético, la Central Hidroeléctrica de Prado, reportó que la generación de energía neta del segundo trimestre de 2022, creció el 7,6% en términos anuales.

Este resultado estaría asociado a un nivel adecuado del embalse que se vio beneficiado por las precipitaciones presentadas durante el periodo del análisis. Por esta razón, el Centro Nacional de Despacho autorizó la venta de más energía.

Paradójicamente, por su parte, el consumo de agua en las ciudades de Ibagué y Florencia, registró un bajo nivel histórico y un descenso anual de 7,6%, tendencia que se explicaría por los múltiples cortes de agua que se efectuaron entre los meses de abril y junio de este año.

En lo corrido de 2022 en Ibagué, han sido múltiples las denuncias de comunidades de distintos sectores de la ciudad, señalando que este, ha sido un problema recurrente en los últimos meses. Los ciudadanos han dado a conocer en reiteradas oportunidades a la opinión pública, los contratiempos que tienen para obtener el recurso, por la intermitencia y ausencia del servicio.

La temporada de lluvias en el territorio, ha contribuido también a la intermitencia del servicio de agua potable.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Sistema financiero

La financiación de vivienda, entre abril y junio de 2022, de acuerdo con la información suministrada por el Dane, disminuyó en 7,9% en cuanto a el valor de los desembolsos para la adquisición de vivienda. El número de unidades compradas pasó de 2.297 a 2.040, resultado inferior en 11,2% frente al segundo trimestre de 2021.

Por tipo de inmueble, la caída estuvo asociada primordialmente a los desembolsos orientados a la compra de vivienda usada en  Tolima y Caquetá, mientras que por parte del Huila, se registró un leve aumento en este indicador. 

Con referencia al frente externo, se registró un aumento en el valor de la exportaciones e importaciones, esto explicado por la continua devaluación del peso colombiano con respecto al dólar.

En cuanto al índice de desempleo, se determinó que hubo una reducción, sin embargo, la inflación se mantuvo  en aumento a niveles considerados históricamente altos. También históricos, fueron los altos niveles de ingresos reportados al país por el tema de remesas.

En el contexto de otras variables económicas, durante el segundo trimestre de 2022, las remesas percibidas en la región Centro aumentaron 15,3% frente a igual periodo de 2021. 

Los ingresos del exterior entraron principalmente desde los Estados Unidos, representados en el 67,2%, España con un 11,2% y Chile, con el 3,7%, fueron los dos países que después de Estados Unidos, le representaron a la región Centro, los mayores ingresos de recursos provenientes de remesas.

Por departamento receptor, Tolima recibió gran parte de las divisas USD 56 millones, seguido de Huila USD 26 millones y Caquetá USD 5 millones. La normalización de la economía y el empleo en estos países, ha permitido que los recursos por remesas continúen ingresando a Colombia.

El alto índice de los ingresos por remesas a la región Centro, ha sido sin duda, un aspecto determinante al momento de mover la economía y el comercio local.

 

Minería, Industria y Construcción

De abril a junio de 2022, el promedio de la producción de petróleo para la región Centro, tuvo una reducción de 4,3%, según lo manifestado por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH). El descenso persistente de la explotación de petróleo para la zona, se puede explicar por la ausencia de nuevas inversiones que den continuidad a los planes exploratorios.

En cuanto a la Industria, la producción industrial del Tolima mostró un leve decrecimiento anual, de acuerdo con la Encuesta Mensual Manufacturera con Enfoque Territorial (Emmet) del Dane. Esta reducción estaría asociada con un rango menor de la demanda de materiales para la construcción, algo que incidió de manera negativa en los índices de producción de minerales no metálicos. 

A su vez, la inflación anual en las áreas urbanas de Neiva e Ibagué, que fueron de 8,06% y 7,88%, respectivamente, marcaron una aceleración de los precios en los productos para la construcción. Según lo exhibido en las estadísticas del Índice de Costos de la Construcción de Edificaciones (Icoced), las variaciones que presentaron un mayor grado de aumento en los precios, se evidenciaron en los servicios especializados para la construcción, que presentaron alzas de 10%, a estos, lo siguió el componente de materiales.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Análisis para Ibagué en puntos claves del BER

Edgar Rodríguez, consultor financiero y analista económico, señala que el indicador del Boletín Económico Regional, es un análisis que se hace desde un organismo muy creíble, sin embargo, este comparativo se debe hacer con mucho cuidado, ya que estas cifras no permitirían un análisis a largo plazo, sino algo muy puntual.

“Estamos en una situación del país muy particular, donde tenemos unos indicadores de crecimiento, donde el Producto Interno Bruto con un crecimiento de economía del 12,6%, pero orientado fundamental, por la vía del consumo”, indicó Rodríguez, señalando que hay que poner bajo la lupa  ese crecimiento, ya que se da por la vía del consumo y el gasto, y no por la vía de la inversión. 

El analista manifiesta que estas cifras de crecimiento económico durante este segundo trimestre del año, se da particularmente por encontrarse un mes de junio con tres puentes festivos y tener también la época de Semana Santa, lo cual moviliza mucha gente hacia estas regiones del centro del país. 

Adicionalmente a esto, se mueve el turismo por personas en busca de las festividades territoriales y la temporada de calor.

Otro punto que llamó bastante la atención en dicho informe para el contexto local, tuvo que ver con los índices para el sector de la construcción. Según Rodríguez, durante los últimos tiempos, Ibagué ha sido considerada como la región que ha demostrado mayor crecimiento en cuanto a la construcción de vivienda de interés social, algo que lógicamente, en algún momento toca su techo.

“Tuvimos una época interesante donde las cajas de compensación movilizaron una notable cantidad de recursos, orientados hacia el tema de los subsidios, la gente se pudo beneficiar de esto, no obstante se debe tener en cuenta que pasamos por una época electoral compleja, con un alto índice de incertidumbre, y cuando esto se presenta, los inversionistas de largo plazo, tienen el sentimiento de esperar un poco, previendo que los resultados electorales pudiesen afectar el comportamiento de la economía nacional”, explicó Rodríguez.

En cuanto al sector financiero, el consultor manifestó: “Debido al efecto inflación que estamos viviendo de manera global, entre otras determinantes, hace que el Banco de la República, con la intención de proteger el poder adquisitivo del dinero, incremente su tasa de intervención, haciendo que los bancos comerciales aumenten sus tasas de colocación de recursos”.

Esta situación hace que quienes tengan la intención de endeudarse a largo plazo, por ejemplo, para la adquisición de vivienda, aguarden un poco más hasta el momento que haya mayor certidumbre a futuro para poder invertir.

Lo cierto es, que localmente, las cifras dejan ver este territorio posee aún, una estructura productiva bastante enfocada hacia el sector agropecuario, el cual depende en gran medida de factores externos, además, se debe tener en cuenta que el comparativo se hace con respecto a un año en el que hubo bastante dificultades para la economía nacional y mundial”.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN ECONOMÍA

Comentarios