Sigue golpeando la inflación al comercio de Ibagué

Productos como la cebolla en sus diferentes variantes muestran un aumento considerable.
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍAProductos como la cebolla en sus diferentes variantes muestran un aumento considerable.
Contenido Exclusivo
El informe de Calidad de Vida Ibagué 2022, de Ibagué Cómo Vamos, expuso un registro comparativo detallado del porcentaje de inflación de la ciudad en contraste con el panorama nacional. Ibagué se encuentra entre las 10 ciudades con mayor IPC en el país, según la variación mensual reportada para el mes de Agosto.
PUBLICIDAD

El aumento del porcentaje de inflación en los mercados económicos del país, causó revuelo y preocupación en gran parte del territorio, al llegar a 10,84%, algo que no se presentaba desde abril de 1999. 


Ibagué no se mantuvo ajeno sobre los puntos de interés suscitados en torno al incrementó del índice de inflación, ya que la variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de alimentos y bebidas no alcohólicas para la ciudad aumentó a 2,81%, la más alta a nivel nacional (1,85%),  con una diferencia de 0.96 puntos porcentuales por encima.


En el informe de Calidad de Vida Ibagué 2022, que recogió datos compilados en la Gran Encuesta Integrada de Hogares, del Dane, hasta el mes de agosto, y que contó con los cálculos de Ibagué Cómo Vamos, brindó un registro comparativo detallado del porcentaje de inflación de la ciudad en contraste con el panorama nacional.


En el documento se dejó registro de los 12 subsectores: alimentos y bebidas no alcohólicas; restaurantes y hoteles; muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar; bienes y servicios diversos; salud; alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles; transporte; bebidas alcohólicas y tabaco; recreación y cultura; prendas de vestir y calzado; educación; información y comunicación, en su orden.

 

Ibagué entre las 10 ciudades con mayor IPC


Los resultados de variación mensual del IPC, según el Dane para el mes de agosto, indican que  Ibagué es la octava con el nivel de precios más alto y la diferencia entre el IPC reportado para la ciudad en este mes y el total nacional es de 0,29 puntos porcentuales.


De los subsectores registrados, el que más llama la atención es el de alimentos y bebidas no alcohólicas, que para la variación mensual, presentó el mayor porcentaje entre las 23 ciudades censadas (2,81%), mientras que el incrementó a nivel nacional fue 1,85%.


Esto dejó a Ibagué y Armenia, como las ciudades de la RAP (Región Administrativa y de Planificación) Eje Cafetero que se encuentran entre las 10 ciudades con mayor IPC en el país, según la variación mensual reportada para agosto.


Por otra parte, los subsectores restaurantes y hoteles, y muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar, presentaron incrementos en la medición mensual de 2,34% y 1,63%, respectivamente, frente a los 1,45% y 1,33%, expuestos para la media nacional.

 

Suministrada/ EL NUEVO DÍA. Gráfico Informe de Calidad de Vida 2022

Cifras año corrido y variación anual


Por año corrido es la cuarta ciudad con mayor variación en Alimentos y bebidas no alcohólicas. De las ciudades de la RAP Eje Cafetero es la única que se encuentra entre las 10 ciudades con mayor variación del IPC con 9,69%.


Los grupos de gasto de muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar (14,15%); restaurantes y hoteles (14,16%); y alimentos y bebidas no alcohólicas (21,30%) son los que más aportan con variaciones superiores a los 14 puntos porcentuales.


La variación anual para la ciudad de Ibagué es 0,37 puntos porcentuales mayor a la reportada a nivel nacional, se ubica en 11,21%. 


Con relación a los Alimentos y bebidas no alcohólicas la variación anual para la ciudad de Ibagué es la octava mayor en el país, con una variación de 27,25%.

 

Alza en el precio de los alimentos


Según los datos arrojados por el Dane, los alimentos que registraron mayor porcentaje de aumento en sus precios fueron la cebolla 11,70%; arracacha, ñame y otros tubérculos con el 11,30%; el azúcar y otros endulzantes con 6,84%. 


Nancy Ocampo, comerciante de la plaza de mercado La 14, ubicada en el centro de Ibagué, aseguró que en efecto, existen algunos alimentos que han aumentado sus precios, y en concordancia con lo expuesto por el Dane, la cebolla (en sus variantes más consumidas en Ibagué), es el producto que más se ha encarecido últimamente. 


“Si bien, la mayoría de los productos que vendemos se han mantenido más o menos estables, la cebolla definitivamente es el producto más caro hoy en día. Un atado de cebolla larga, no tan pequeño, está valiendo $3.000, hace unos días valía $2.500, igualmente , estaba cara”, sostuvo Ocampo, puntuando en que el tamaño de los paquetes, son algo más pequeños de lo habitual.


Nancy indicó que los precios para Ibagué, no necesariamente son iguales a las del resto del país, señaló la importancia agrícola de esta región y que gracias a esta cualidad, la ciudad se surte de lugares cercanos, siendo los más Importantes: El Cañón del Combeima, Anzoátegui, Cajamarca y el Cañón de Anaime.


De estos últimos, procede la mayoría de la arracacha que se consume localmente, y por esta razón, el producto sostiene un precio bajo por libra ($2.000), a diferencia de lo indicado por el Dane, sin embargo, “la libra de cebolla cabezona está a $3.000, pero igual la gente la lleva porque no hay un producto parecido a menor precio”, dijo la Comerciante.

 

Otras posibles consecuencias 


El Nuevo Día consultó a Jorge Renza, director del Observatorio del empleo de la Universidad del Tolima, quien planteó algo similar a lo último expuesto por la comerciante Nancy Ocampo, asegurando que los alimentos para las personas de bajos recursos suelen ser más ‘inelásticos’ que para las personas con un poder adquisitivo mayor, en la medida que les resulta más difícil encontrar productos baratos que sustituyan a los caros.


“La mayor preocupación del alza en los precios, es para muchas de las familias que se sostienen con menos de un salario mínimo, ya que fácilmente, una persona que gane dicho salario, puede llegar a gastar hasta un 60% de sus sueldo en alimentos”, precisó Renza.


El director del Observatorio del empleo de la Universidad del Tolima, formuló una posible hipótesis con respecto al alto índice de inflación, “un incremento del precio de los alimentos, golpea fundamentalmente a los hogares más pobres, y entonces, es posible que las personas que no salían a buscar empleo, se vean obligados a hacerlo”, explicó él, señalando que esta situación, puede adicionalmente, presionar los índices de desempleo e informalidad en Ibagué.


Según el analista, existe un punto que podría llegar a ser esperanzador para el contexto económico colombiano, y tiene que ver con el hecho de que en Estados Unidos, los índices de inflación han ido cediendo, algo que, repercutiría de forma favorable en la economía del país.


No obstante, enfatizó en una declaración hecha por el Ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, en la que este manifestó que la inflación puede llegar a su pico sobre el último trimestre de 2022.

 

Centro

Acciones para contrarrestar el aumento en los precios 


Hace pocos días, el viceministro técnico de Hacienda de Colombia, Gonzalo Hernández, anunció que el Gobierno Nacional estaría lanzando de manera pronta un subsidio que beneficiaría a las personas de estratos más bajos, esto, como medida que ayude a mitigar el impacto de la inflación en el país.


El nuevo subsidio, que se consideraría no convencional, al igual que las demás medidas que se tomen en el marco de combatir la inflación, no tiene un monto determinado, sin embargo, se espera que los recursos destinados para este, sean compensados con los ingresos propuestos con la Reforma Tributaria.


Su lanzamiento se daría de manera pronta, ya que el Gobierno nacional, considera que los sectores poblacionales más afectados con el incrementó de los precios en los productos, son precisamente las personas que devengan menores ingresos, las que pertenecen a estratos socioeconómicos más bajos, y que sienten con mayor rigor el impacto que se da sobre el precio en los alimentos. 

Redacción Economía

Comentarios