“En el Tolima aumentó un 137 % la cobertura de nuestros programas”, Pierre García

Crédito: Jorge Cuéllar / El Nuevo Día A pocos meses de culminar su etapa por el Departamento de Prosperidad Social, el director Pierre García aseguró que el balance en el Tolima es positivo en ámbitos de desigualdad y superación de la pobreza.

En diálogo con EL NUEVO DÍA, el director del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), Pierre García, indicó que en la región aumentó la cobertura de sus programas sociales y que proyecta realizar nuevas inversiones en materia de infraestructura y transferencias monetarias antes del 7 de agosto.
PUBLICIDAD

El Nuevo Día: A pocos meses de terminar el gobierno Duque, ¿cuál es ese balance para la Nación y el Tolima en los diferentes programas del DPS?

Pierre García: Tan solo en tres años y ocho meses, hemos logrado triplicar la cobertura de programas sociales de transferencia monetaria (Jóvenes en Acción, Colombia Mayor, Familias en Acción, Devolución del IVA e Ingreso Solidario). Además de eso, se ha realizado más de la mitad de inversión que se ha hecho en la historia de estos programas. Desde que fue creado Familias en Acción hace 21 años, se han invertido 61 billones de pesos y en el actual Gobierno vamos 32 billones de esa inversión, más del 54 % dedicada a transferencias sociales. 

En el Tolima habían 170 mil beneficiarios de las transferencias monetarias. Hoy día esa cifra aumentó a 414 mil beneficiarios. En Ingreso Solidario hay 123 mil hogares en el Tolima, en Familia en Acción hay 97 mil y en Jóvenes en Acción hay 19 mil. Queremos mostrar con estas cifras que el reporte que publicó el Dane es fiel a los alcances de estos programas. Se redujo el Índice de Pobreza Multidimensional y el coeficiente Gini demuestra que el país es menos desigual que hace 10 años.  No solo borramos el efecto de la pandemia, sino que en la región hay más equidad y oportunidades para los más vulnerables. El Dane reconoce que gran parte de estas estadísticas es gracias a los programas de inversión social.

E.N.D.: Así las cosas, ¿entrarán a negociar la continuidad de estos programas con el Gobierno entrante?

P.G.: Los indicadores son positivos, de manera que creería que un nuevo Gobierno tendrá el tiempo para tomar esa decisión entre agosto y diciembre, que es el momento cuando se fija el presupuesto del año siguiente. Tendrían espacio de sobra para considerar la continuidad al proyecto de Ingreso Solidario. 

Imagino que deberá seguir porque estamos hablando de 4 millones de beneficiarios. Solo ingreso solidario es más grande que cualquiera de los otros programas y que casi todos los programas juntos porque, por ejemplo, Jóvenes en Acción en el país tiene 700 mil beneficiarios, Colombia mayor tiene 1 millón 700 mil, Familias en Acción tiene casi dos millones 600 beneficiarios. Cuando decimos que se logró reducir la pobreza y la desigualdad, se puede decir que el mayor impacto fue gracias a esto. Además, cuando se creó el Ingreso Solidario se destinó únicamente a los hogares que no tuvieran otro subsidio. Para la mayoría este dinero es la diferencia entre tener dificultades o tener, aunque sea, un respaldo con el cual resolver problemas en el hogar. 

E.N.D.: ¿Y cuáles son los resultados de las distintas acciones del DPS para la región?

P.G.: Familias en su Tierra es un programa de inclusión productiva enfocado en población víctima y desplazada y con un grado de vulnerabilidad muy alto. Tenemos un proyecto que abarca varios municipios del Tolima donde hemos invertido 26 mil millones de pesos, beneficiando a 10 mil hogares. Esperamos darles buenas noticias con una inversión adicional en estos tres meses porque, independiente de las lecciones, el trabajo para superar la pobreza es de largo aliento. 

Por otra parte, desde el programa de Tiendas para la Gente, estamos buscando para traer una nueva etapa que trabajará con los tenderos que están dentro del sisbén en categoría de pobreza extrema y moderada, para que surtan su inventario nuevamente sino también la conformación dirigida de fortalecimiento en conocimientos empresariales como llevar contabilidad, administración de la empresa, marketing y temas de derechos legales. 

En infraestructura, continuamos con la pavimentación de calles en más de 32 municipios de la región, proyectos de placa huella para las vías rurales, algunas plazas de mercado y planes de mejoramiento de vivienda. La inversión llega casi a los 90 mil millones de pesos. 

Lupa sobre la región

E.N.D.: Hay unos casos neurálgicos como el de la plaza de mercado de Icononzo que está en ‘stand by’  en su ejecución, ¿qué sucederá con esa infraestructura?

P.G.: El proyecto de la plaza de Icononzo es una remodelación por mil millones de pesos, que tiene infraestructura existente y que se está terminando con recursos del DPS. Se proyecta que a finales del 2022 esté terminada, pero idealmente esperamos entregarla sobre agosto de este año. 

E.N.D.: ¿Qué cree que faltó en el Tolima desde el Departamento para la Prosperidad Social?

P.G.: Creo que el balance es solamente positivo porque tenemos casi triplicada la cobertura de programas sociales en el Tolima. Pasar de 170 mil a 414 mil beneficiarios representa un aumento del 137 % en la cobertura de nuestros programas. Con los proyectos de inclusión productiva también se ha beneficiado el departamento, además de ser el tercero en mayor inversión a nivel nacional en temas de infraestructura. 

E.N.D.: ¿Quiénes serían los nuevos beneficiarios del Ingreso Solidario si se amplía la cobertura?

P.G.: Se está ampliando y los beneficiarios este año son aquellos que tienen el puntaje entre el A1 y A5 del sisbén y que no vienen recibiendo otra transferencia monetaria. De acuerdo a las encuestas del sisbén 4, los que cumplan las condiciones, serán preseleccionados.

E.N.D.: ¿Y qué han planteado desde el DPS frente a los ‘colados’ al sisbén? 

P.G.: Hay que recordarle a los colombianos que el sisbén es un sistema de calificación controlado por el Departamento Nacional de Planeación. Desde la entrada en vigor del sisbén 4, se adhirieron herramientas que tienen cruces con bases de datos nacionales, privadas y públicas que nos ayuda a ser más eficientes y minimizar la posibilidad de que personas se filtren y reciban los beneficios que no necesitan. Ahora tenemos acceso a centrales de riesgo, bancos, planillas Pila, información de colpensiones y a supernotariado. Cuando cruzamos esa información, podemos establecer si los beneficiarios de verdad forman parte de alguna población vulnerable.

No obstante, hay que tener claro que cuando alguien logra colarse, es porque esa persona omite voluntaria o involuntariamente información al momento de la encuesta del sisbén 3, la cual se realizaba sobre la base de un cuestionario. 

E.N.D.: Las actividades que están dentro de los programas del DPS, ¿tendrán continuidad después de que acabe el periodo de Gobierno?

P.G.: Son políticas de estado. Son programas que están montados desde Prosperidad Social y que se vienen ejecutando dentro de lo que es la ‘sombrilla’ de la red de seguridad alimentaria (Resa). A veces cambian los nombres de los programas, pero el enfoque es el mismo. 

E.N.D.: Al margen de su función pública y las contiendas electorales, han aflorado rumores sobre su posible aspiración de llegar a la Gobernación, ¿es verdad?

P.G.: Lo que me compromete hoy es avanzar en la tarea de dirigir a la entidad encargada de acompañar a la superación de la pobreza extrema en Colombia hasta el 7 de agosto. Lo que venga después, es algo que miraré con ilusión, pero sí ratifico mi trabajo por el Tolima desde donde esté.

E.N.D.: A día de hoy, ¿qué visión tiene sobre la región?

P.G.: Hubo inversión en todos los frentes, pero hace falta articularse entre los planes de lo municipal, lo departamental y lo nacional. He visto en otras regiones que cuando todos los estamentos trabajan de forma articulada, le va mejor a esos territorios. Es importante que los dirigentes y mandatarios piensen que el propósito es el Tolima y sus municipios, independiente de distinciones políticas y sectarismos. 


 

El Nuevo Día

Comentarios